Híbridos y Eléctricos

DIRECTOR DE CITROËN PARA ESPAÑA Y PORTUGAL

El 10% de las ventas de Citroën en España serán coches eléctricos e híbridos enchufables en 2021

Nuno Marques, director de Citroën para España y Portugal, ha señalado la necesidad de un esfuerzo «a nivel país» para aumentar el ritmo de crecimiento de la infraestructura de recarga, lo que sin duda ayudará a que más clientes adopten un vehículo eléctrico.

nuno-marques-citroen-portada
Nuno Marques, director de Citroën para España y Portugal

En un encuentro con medios de comunicación, Nuno Marques, director de Citroën para España y Portugal, ha compartido el estado en el que se encuentra la marca de los chevrones y hacia dónde irán, pero también ha tenido tiempo para poner de relieve un problema que está frenando una mayor expansión de la movilidad eléctrica: la infraestructura de recarga en España.

En la presentación de la gama electrificada de la marca, Nuno Marques ha subrayado que en 2021 la electrificación del mercado nacional «se acelerará» y cogerá fuerza. El directivo portugués ha asegurado que Citroën está «preparada» para satisfacer la demanda de todo tipo de clientes que busquen un vehículo eléctrico (su gama abarca desde el Citroën Ami hasta la ë-Jumper de 3,5 toneladas).

A pesar de que la autonomía y los tiempos de carga suelen ser variables de preocupación antes de adquirir un vehículo eléctrico, dice Citroën que la mayoría de clientes potenciales también está ya preparado para la movilidad eléctrica pues, según los datos que manejan en la marca, el 98 % de las personas particulares realiza menos de 50 km diarios en coche y un 83 % de los profesionales hace menos de 200 kilómetros cada día.

Sin embargo, Marques ha señalado a la infraestructura de recarga como uno de los puntos que juegan en contra para impulsar la movilidad eléctrica y ha pedido mayores esfuerzos «a nivel país» para acelerar la implantación de puntos de recarga por todo el territorio nacional.

España sólo dejó de ocupar la última posición en penetración del vehículo eléctrico y desarrollo de infraestructura de carga a finales del año pasado, según el último barómetro de movilidad eléctrica publicado por ANFAC, colocándose por delante de Hungría, Italia o República Checa pero todavía alejada de la media (y a años luz de los países más desarrollados en este sentido). Aquel informe reflejaba una leve mejora de la situación en España, aunque todavía insuficiente.

La infraestructura es clave, sin duda, para que más gente se atreva a dar el paso hacia un vehículo eléctrico. Citroën prevé que entre un 5 % y un 10 % de sus ventas en España corresponda a modelos electrificados este año, lo que supondría aumentar hasta ocho puntos porcentuales, en el mejor de los casos, en comparación con 2020, cuando este tipo de vehículos supuso casi un 2 % de sus matriculaciones.

En uno de sus modelos más importantes, el Citroën C5 Aircross, prevén que la versión híbrida enchufable suponga al menos el 20 % de las ventas de este modelo en España durante 2021. Por su parte, la versión eléctrica del C4 debería alcanzar el 10 % del 'mix' de ventas de este modelo en el mercado español. En la fábrica de Villaverde donde se produce el ë-C4 para todo el mundo (y el C4 con motores térmicos), el 16 por ciento de todos los C4 fabricados ya son eléctricos.

En ese sentido, la compañía gala tiene previsto que para el año 2025 todos los modelos de su gama dispongan, al menos, de una versión electrificada. Antes de eso, tan pronto como 2023, el 80 % de los modelos de Citroën contará con al menos una variante de batería. Para alcanzar sus objetivos de ventas, Citroën ha incidido en la necesidad de que los clientes comiencen a valorar no solo el precio de adquisición de un modelo, sino su precio de uso a lo largo de toda su vida útil, donde un modelo híbrido enchufable (y todavía más un eléctrico) toma ventaja por sus menores costes en combustible.

Conversaciones: