Híbridos y Eléctricos

NUEVO OBJETIVO

Tesla quiere fabricar más de 1,5 millones de coches con sus nuevas Gigafactorías

Tesla ha inaugurado dos nuevos e importantes centros de fabricación. Estos deberán acelerar su producción para así cumplir la expectativa del 1,5 millones de Teslas producidos en 2022.

tesla-gigaberlin
Tesla espera fabricar más de 1,5 millones de coches con sus nuevas Gigafactorías

El inicio del año no podría ser mejor para Elon Musk y Tesla. Con unas ganancias de récord y la apertura de dos nuevas Gigafactorías, la empresa americana tiene su vista puesta en el último trimestre del año. El 2022 debería ser un año cargado de éxitos, y también de obligaciones. Tesla espera que con sus dos nuevas fábricas la producción total, cierre el curso con más de un millón y medio de unidades ensambladas. Un dato no exento de condicionantes.

Tesla se fijó el año 2021 como el año en el que alcanzarían el millón de vehículos vendidos. Con un impresionante empujón en el último tramo del año, la compañía se quedó a apenas unos miles de unidades de distancia del objetivo. Este año sí que no hay excusas para lograrlo. El primer trimestre ya apunta directamente a ello: más de 310.000 vehículos entregados en el primer trimestre dejan bien claro que superar la cifra del millón de unidades es más que factible, pero Elon Musk quiere más. Quiere fabricar 1,5 millones de coches antes de que acabe el año.

Todos sabemos que Tesla es muy partidaria de pisar el acelerador a tope en los últimos meses de cada ciclo. Elon Musk confía en sacar un conejo de la chistera en el último trimestre, y para ello necesita la colaboración de las nuevas plantas inauguradas. Las Gigafactorías de Austin y Berlín se convertirán en sitios de gran importancia, aunque estarán lejos de la estrella de la corona, la planta de Shanghái. Recientemente hemos sabido que la fábrica alemana ya ensambla unos 350 coches a la semana. Un ritmo lento, pero seguro, que esperan que sea muy superior antes de que acabe este mismo mes.

Austin tiene una mayor capacidad de producción, pero una vez más la reciente apertura implica cierta lentitud en la fabricación. Con el paso de los meses es lógico pensar que ambas factorías empiecen a lucir cifras mucho más importantes, porque Tesla las necesita para batir esa cifra autoimpuesta de producción. De lograrlo se convertiría en el mejor año en la historia de Tesla, algo que ya hemos repetido en muchas ocasiones a lo largo de estos últimos años. El dominio de Tesla no parece tener un fin cercano, por mucho que digan en BMW.

Sin embargo, aunque el primer trimestre ha sido excepcional, Tesla va a tener que sudar la gota gorda para alcanzar el objetivo. En las últimas semanas su planta más productiva, la de Shanghái, ha estado cerrada a causa del duro confinamiento establecido por las autoridades chinas por la pandemia de la COVID-19. Aunque la producción vuelve a estar en marcha, costará recuperar ese volumen de vehículos que estuvo paralizado a causa del cierre. A finales de año sabremos si finalmente Tesla y Elon Musk han conseguido lo que se proponían.

FuenteAutomotive News

Conversaciones: