Híbridos y Eléctricos

ALGUNAS UNIDADES CON EL CINTURÓN SUELTO

Algunos Tesla Model Y están siendo devueltos por sus graves problemas de calidad

Numerosos clientes han publicado en Internet los muchos, y algunos muy graves, problemas de calidad del Tesla Model Y, lo cual está provocando que algunos clientes devuelvan o rechacen el coche en el momento de su entrega.

Algunos Tesla Model Y están siendo devueltos por sus problemas de calidad
Algunos Tesla Model Y están siendo devueltos por sus problemas de calidad

Los problemas de calidad y defectos de acabados han sido un tema recurrente en el Tesla Model 3 desde que empezó su comercialización, y Tesla no parece haberlo solucionado con la llegada del Model Y. Numerosos clientes están reportando incidencias en sus nuevos Tesla Model Y, y quizá lo más preocupante es que son defectos más graves de lo habitual en la marca estadounidense.

Foros especializados, YouTube y Reddit están siendo la vía de publicación de numerosos clientes que han rechazado la entrega de su nuevo coche debido a los problemas que presentaba. La alerta de clientes anteriores ha debido servir también para que algunos nuevos clientes vayan sobre aviso a la hora de recoger su nuevo Model Y.

Defectos en la pintura, banquetas de asiento sin fijar... E incluso un cinturón suelto

El problema más recurrente, y del que más quejas ha habido por parte de clientes, es que el asiento trasero no estaba anclado a su base. Un fallo muy importante y difícilmente justificable que pone de manifiesto los importantes problemas tanto en el proceso de producción como en el control de calidad en la fábrica de Tesla en Fremont (Estados Unidos). Curiosamente, el Model 3 fabricado en Shanghái (China) no ha sufrido hasta ahora problemas similares, o al menos no han salido a la luz pública.

tesla-model-y-asiento-trasero-suelto-2

En un Tesla Model Y listo para su entrega, la banqueta del asiento trasero no estaba fija. Imagen: Electrek.

Anteriormente ya habíamos conocido problemas en la aplicación de la pintura o malos ajustes entre molduras. Según publicaba Electrek recientemente, un cliente de Maryland rechazó (devolvió) su Model Y en el momento de la entrega por la amalgama de problemas que tenía su unidad. Además de los ya mencionados problemas en la pintura y las molduras o embellecedores, su coche presentaba marcas y hendiduras en los asientos e incluso tenía un cinturón de seguridad suelto en el asiento del copiloto.

Tesla-Model-Y-cinturón

Cinturón de seguridad mal fijado en el asiento delantero del copiloto. Imagen: Electrek.

En este contexto, Tesla se ha puesto en contacto con algunos clientes estadounidenses para notificarles un retraso en las entregas debido a los defectos presentes en sus coches. En un correo electrónico filtrado la semana pasada, Elon Musk se dirigía a los empleados de la fábrica de Fremont para expresarles la necesidad de reducir las rectificaciones realizadas en los Model Y al salir de la línea de producción. Con esto se daba a entender que el modelo necesita demasiado trabajo una vez se termina de ensamblarse. El objetivo de Musk es que reducir estas correciones para no frenar el ritmo de producción de un Model Y que tiene mucha demanda, si bien parece evidente que el problema debería atajarse en la propia línea de producción.

Tesla debe solucionar unos problemas que son prácticamente inconcebibles en otros fabricantes

No es extraño que las primeras unidades de un determinado modelo sufran algunos problemas, pero normalmente los fabricantes suelen corregirlo pronto tras detectar dónde está el fallo. No obstante, pocos fabricantes permitirían que uno de sus coches saliese de fábrica con uno de los defectos que está sufriendo el Model Y.

Si bien no es algo que afecte a todas las unidades, hay ya un número de casos reportados suficiente como para que Tesla se tomase muy en serio solucionar el problema de raíz. A estas alturas cabe poca discusión sobre la ventaja tecnológica de Tesla a nivel de software, gestión energética o evolución de sus propulsores eléctricos, pero sería coherente exigir que, al mismo tiempo, sea capaz de solucionar unos problemas de calidad que, en otros fabricantes, serían imperdonables (cuando no inconcebibles).

Conversaciones: