468 KILÓMETROS DE CARRETERA ABIERTA

La autonomía real del Jaguar I-Pace roza los 480 kilómetros que homologa

El Jaguar I-Pace ha sido sometido a una prueba en carretera abierta para comprobar si realmente ofrece la misma autonomía que homologa bajo el ciclo WLTP.

El Jaguar I-PACE es un coche eléctrico que homologa 480 kilómetros de autonomía.
El Jaguar I-PACE es un coche eléctrico que homologa 480 kilómetros de autonomía.

El Jaguar I-Pace es un coche eléctrico que permite realizar grandes desplazamientos con kilometrajes similares a los que hacemos con los coches de combustión. Esto es posible gracias a sus baterías con 90 kWh de capacidad y sus 480 kilómetros de autonomía teórica (según la homologación WLTP). Debido a estas características que ningún otro coche eléctrico fuera de Tesla tiene, las pruebas de autonomía con primer coche eléctrico del fabricante inglés se multiplican. Aquí nos vamos a referir a la realizada por la revista inglesa Top Gear, que ha diseñado una prueba para el I-Pace que se ajusta a su homologación de autonomía.

El recorrido elegido discurre entre las localidades inglesas de Londres y Land's End, en el extremo sur de las islas Británicas, separadas entre sí por 468 kilómetros, 12 kilómetros menos que la autonomía homologada en el ciclo WLTP del I-Pace, por lo que sobre el papel debería poder cubrirse con una sola carga de la batería. El recorrido incluye zonas de conducción urbana, carreteras secundarias, autopistas y las condiciones habituales de un viaje convencional, como son algunas paradas intermedias para descansar.

Resultado de la prueba de autonomía

El Jaguar I-Pace logró completar el recorrido satisfactoriamente, aunque las condiciones en las que lo hizo no pueden considerarse como las requeridas para un viaje habitual. En primer lugar fue necesario realizar una pequeña recarga intermedia, del 10% de la batería, para evitar que el coche se quedase parado en la carretera. Finalmente el recorrido se completó con el marcador indicando un 11% de batería restante, lo que da a entender que se consumió el 99% de la carga. El 1% restante difícilmente daría para recorrer otros 4 o 5 kilómetros, por lo que se podría decir que el Jaguar I-Pace rozó su autonomía homologada, sin llegar a alcanzarla.

Cabe mencionar que, aunque equipo de la prueba logró completar la distancia homologada en el ciclo WLTP, las condiciones no fueron las óptimas. Fue necesario prescindir del climatizador y mantener las ventanillas cerradas durante todo el recorrido. No se puso en marcha el equipo de música y ni siquiera se utilizaron los cargadores USB del coche. Tampoco se hizo uso de la iluminación ni de los limpiaparabrisas. Se anularon las ayudas a la conducción y fue necesario mantener una conducción muy cuidadosa, evitando las aceleraciones bruscas, para no incrementar en exceso el consumo.

Por lo tanto, según esta prueba, la autonomía del Jaguar I-Pace en condiciones reales será ligeramente menor que la anunciada por su homologación, algo que suele ser habitual en la mayoría de vehículos eléctricos. El fabricante anuncia que todavía puede incluir variaciones de software en la versión final del vehículo que podrían mejorar el resultado.

Conversaciones: