Híbridos y Eléctricos

LANZAMIENTO EN 2024

RAM quiere distintas versiones de su pick-up eléctrica, incluida una con autonomía extendida

Las pick-up están destinadas a una dura vida de trabajo. RAM piensa hacer de su pick-up eléctrica una herramienta multifuncional donde la autonomía no sea un problema.

FOTO-Portada
RAM quiere distintas versiones de su pick-up eléctrica, incluida una con autonomía extendida

El mercado de las camionetas eléctricas va camino de conquistar un alto número de clientes en los Estados Unidos. Aunque la oferta todavía es muy reducida, los próximos años se presentan apasionantes para un segmento potencialmente valioso. RAM presentó hace unos días los primeros adelantos de su primera pick-up eléctrica: RAM Revolution, hoy, gracias a Autoblog, conocemos más detalles de cómo será esta nueva herramienta de trabajo.

Hay que tener en cuenta que mientras que algunos miran a las camionetas eléctricas como un complemento adicional en su garaje, muchos compradores optarán por ellas como solución de trabajo. Pensando en este tipo de clientes, RAM planea lanzar su más revolucionaria pick-up con todo un abanico de posibilidades mecánicas. Múltiples versiones que podrán adaptarse a múltiples clientes y diversos escenarios sin que la autonomía eléctrica suponga un problema

Hay que tener en cuenta que la pick-up eléctrica de RAM no llegará antes de 2024. En términos de mercado eso es mucho tiempo, pues antes llegarán otras unidades como el Ford F-150 Lightning el Tesla Cybertruck o la Chevrolet Silverado EV. De llegar más tarde que estas unidades, además del Rivian R1T, el RAM Revolution no supondría ninguna novedad de cara a los clientes y, por lo tanto, su aventura comercial sería muy oscura desde sus inicios. Ante este panorama los directivos de RAM han pensado en múltiples alternativas.

FOTO-Cuerpo
Detalles que ha facilitado RAM.

Los primeros datos de las versiones eléctricas ya se publicaron el otro día. La pick-up eléctrica se apoyará sobre la plataforma STLA Frame del Grupo Stellantis, conglomerado al que pertenece Dodge, empresa madre. Dicha arquitectura está pensada para acoger múltiples formatos de electrificación. En su versión 100% eléctrica se ofrecerán baterías entre los 160 y los 200 kWh de capacidad, lo que debería ser energía suficiente como para desplegar una autonomía de hasta 800 kilómetros (datos teóricos).

Adicionalmente a esa gama, el CEO de RAM asegura que barajan otros formatos electrificados, tal y como ya adelantaron el año pasado. Con el enrevesado nombre de Range Electric Paradigm Breaker (REPB), se avecina una unidad eléctrica de rango extendido que suprimiría la ansiedad por la autonomía, además de ser de especial interés en ciertas situaciones como remolque de cargas pesadas, por ejemplo. Lo que todavía está por determinar es cómo lo presentará RAM.

La duda es si ese extensor de autonomía será capaz de dar impulso a las ruedas, o, por el contrario, actuará como un generador de gasolina que apoye al esquema eléctrico principal en esos trabajos donde se requiere un esfuerzo extra. Lo que está claro es que RAM apuesta por hacer su camioneta eléctrica algo más que un mero elemento de movilidad. Poco a poco iremos sabiendo más detalles como el diseño definitivo o la fecha concreta de su lanzamiento comercial.

Conversaciones: