Híbridos y Eléctricos

FUERTE INVERSIÓN

Renault fabricará en Sevilla la caja de cambios del Austral híbrido y la reductora del Mégane eléctrico

Las instalaciones hispalenses consiguen un acuerdo que les permitirá producir en exclusiva componentes esenciales como la reductora y la caja de cambios de modelos híbridos y eléctricos.

renault-austral-e-tech
Renault fabricará en Sevilla la caja de cambios del Austral híbrido

Renault tiene una agenda muy definida para los próximos años. Con el objetivo de volverse una firma totalmente sostenible, los siguientes lanzamientos serán de vital importancia para la marca y las infraestructuras del grupo en nuestro país. Los galos confían en España, y por ese motivo la fábrica de Sevilla se encargará de producir en exclusiva la reductora del nuevo Renault Mégane eléctrico y la caja de cambios híbrida del futuro Renault Austral. Un plan industrial que garantiza el porvenir de las instalaciones de cara a los próximos años.

En estos momentos, los fabricantes están virando su rumbo comercial. Las fábricas pelean entre sí por atraer producción ante un futuro con unas cifras a la baja. La península se ha convertido en un lugar de referencia para los fabricantes, situándonos como uno de los mayores productores de todo el mundo y el segundo a nivel europeo, solo detrás de Alemania, el líder indiscutible. España es sinónimo de producción automovilística, y muchas marcas derivan aquí la producción de modelos y componentes secundarios.

El director de la fábrica de Sevilla, Javier Bernáldez, ha sido el encargado de anunciar las buenas nuevas para unas instalaciones que acumulan ya seis décadas de historia. El Renault Austral está llamado a ser uno de los grandes éxitos comerciales de la marca francesa en el mercado por su apuesta híbrida. El sustituto del Kadjar acaba de ser lanzado y pronto iniciará su periplo comercial. Antes de eso, Renault debe afinar y ajustar todo el proceso productivo.

fabrica-renault-sevilla
José Vicente de los Mozos (izquierda) junto a José Manuel Moreno (centro) en una visita a la fábrica de Sevilla

Las instalaciones de Renault en Sevilla no son unas cualquiera dentro del conglomerado. Tras la compra de la fábrica por parte de la marca en el año 1966, en 2015 se celebró la producción de la caja de cambios número 25 millones. Con más de mil empleados trabajando en varios turnos, la fábrica ha llegado a producir el 30% de las cajas de cambios de todo el Grupo Renault, exportando más del 80% de las unidades fabricadas. La suma de nuevos proyectos no hace sino afianzar el futuro de unas instalaciones que tendrán que adaptarse a nuevos retos.

A finales del año pasado ya se dio un anticipo de esta nueva etapa para la planta hispalense. La fábrica se convertirá en el eje principal de la nueva estrategia Refactory de Renault. Entre 2022 y 2024 se producirá el despliegue de nuevas instalaciones que tendrán la capacidad de reacondicionar 10.000 vehículos y donde se espera reparar hasta 1.000 baterías al año en 2025. Confirmándose así que tras la llegada de Luca de Meo a la dirección del grupo, nuestras fábricas se han catalogado de gran importancia dentro de la industria.

En las últimas semanas España está posicionándose como un destino preferente para los fabricantes. Hace escasos días el Grupo Volkswagen anunció una fortísima inversión en la penínsulaLa planta de Sagunto, en Valencia, tendrá el privilegio de convertirse en uno de los centros de producción de baterías para vehículos eléctricos de Volkswagen. Más de 7.000 millones de euros en inversión que supondrán situar a nuestro país entre los territorios de referencia de la producción, garantizando así la operatividad de muchas instalaciones y empresas secundarias durante muchos años.

Conversaciones: