Híbridos y Eléctricos

MÁS SENCILLO DE FABRICAR QUE EL MODEL 3

Tesla cambia la forma de fabricar el subchasis del Model Y: de 70 piezas, a solamente 2

Tesla ha cambiado el método de fabricación del subchasis del Model Y, que está hecho por fundición de aluminio en lugar de paneles estampados de acero. Un método que ahorrará tiempo y costes de producción, y permitirá aumentar el ritmo de fabricación del SUV eléctrico.

Simplificación: la clave para aumentar la producción del Tesla Model Y está en su chasis
Simplificación: la clave para aumentar la producción del Tesla Model Y está en su chasis

El Tesla Model Y era un modelo muy necesario para el fabricante estadounidense. Aunque el Model 3 está resultando un éxito de ventas, colocar en el mercado un SUV más asequible y más pequeño que el Model X era crucial para llevarse un mayor trozo del pastel que se llevan los SUV. Una vez completado este paso, y con el Model Y ya en el mercado, el siguiente objetivo de Tesla es conseguir aumentar, y mucho, su producción.

Muchos recordaréis aún el infierno que atravesó Tesla cuando comenzó a fabricar los primeros Model 3, allá por 2017. La compañía se enfrentó a numerosos problemas en la línea de producción que le impidieron alcanzar el ritmo de fabricación deseado hasta pasados unos meses. Superada esa etapa de dificultades, Tesla produce actualmente alrededor de 80.000 unidades del Model 3 por trimestre (incluyendo también la fábrica de China) pero quiere que la producción del Model Y sea mucho mayor.

En Estados Unidos, el Tesla Model 3 ha conseguido superar a todos sus rivales conjuntamente: con cerca de 150.000 unidades vendidas en el último año, la berlina eléctrica ha superado en el país norteamericano a los Mercedes Clase C, BMW Serie 3, Audi A4, Lexus IS y Jaguar XE. El mercado de los todocaminos compactos (entiéndase en los estándares estadounidenses) es muchísimo mayor, prácticamente el doble, y los potenciales rivales del Model Y se quedaron cerca de las 300.000 unidades en el último año.

Tesla-Model-Y-chasis-vs-model-3

Derecha: subchasis trasero del Model 3, con 70 piezas. Izquierda: subchasis del Model Y, hecho con sólo 2 piezas.

Para hacerse un hueco entre los Audi Q5, BMW X3, Mercedes GLC o Porsche Macan (entre otros) y aumentar su cuota de mercado, Tesla necesita incrementar drásticamente su producción, muy por encima de la que ya ha conseguido con el Model 3. Una de las maneras de conseguirlo es simplificar el proceso de producción, y es ahí donde Tesla ha hecho cambios de profundidad.

Una de las mayores diferencias entre el Model Y y el Model 3 se encuentra en el subchasis trasero. El del crossover tiene un diseño más sencillo: está hecho con dos 2 grandes piezas de metal, en lugar de las 70 que son necesarias para dar forma al subchasis de la berlina (imagen superior). Más adelante, asegura Tesla, tienen previsto hacerlo de una sola pieza para simplificarlo más aún.

En la imagen inferior se pueden apreciar a simple vista las diferencias reales entre un subchasis y otro. El del Model 3, a la izquierda, tiene un enorme número de soldaduras y remaches para unir paneles de acero estampados; el método convencional en la mayoría de coches. Al otro lado, el subchasis del Model Y presenta una gran pieza hecha por fundición de aluminio. Un detalle que nos hubiera gustado saber, pero que Tesla no ha comunicado, es la diferencia de peso y rigidez torsional entre uno y otro.

Tesla-Model-Y-chasis-vs-model-3_02

Izquierda: subchasis con paneles de acero estampados, soldaduras y remaches. Derecha: subchasis hecho por fundición de aluminio.

Este diseño está relacionado con la «máquina de fundición multi direccional para el bastidor de un vehículo», de cuya patente supimos el año pasado. Una gran máquina con un núcleo central y cuatro troqueladoras con sistemas de expulsión, gracias a la cual se reduce el tiempo y los costes de fabricación, los costes de herramientas y equipamiento, y por ende los costes operativos de la fábrica. Y mayor rapidez para fabricar la pieza significa mayor número de coches producidos al día, lo que garantizará cubrir la demanda y ganar dinero.

No sabemos si Tesla ya está empleando exactamente la máquina que patentó, pero en cualquier caso el concepto es el mismo. De momento, el cambio de diseño parece estar funcionando: Tesla ya gana dinero con cada Model Y que fabrica (no lo había conseguido desde el inicio con otros modelos), y durante su primer trimestre de producción se han fabricado más unidades del Model Y que en los seis primeros meses del Model 3.

La compañía estadounidense tiene previsto seguir aumentando su ritmo de fabricación, y ha anunciado que la capacidad de producción en Fremont (Estados Unidos) se aumentará a 500.000 unidades anuales entre los Model 3 y Model Y.

Conversaciones: