Híbridos y Eléctricos

ESTACIONES SUPERCHARGER

Tesla celebra el décimo aniversario de su primer punto de carga para coches eléctricos

La firma de coches eléctricos más conocida del mundo está de celebración: su red de Supercharger cumple 10 años. Esta cuenta con más de 35 mil puestos repartidos en 46 países.

supercharger
La red de Supercharger está de aniversario y ya cuenta con más de 35 mil puestos repartidos en 46 países

Hace apenas unos días, desde la misma compañía norteamericana se celebró la instalación número 10.000 de su Supercharger en Europa. Una red conocida por la práctica totalidad de usuarios y aficionados a los coches eléctricos, debido también a su reciente apertura a marcas ajenas a Tesla. Ahora, la firma de Elon Musk celebra un nuevo hito: el décimo aniversario de su primer punto de carga público. Para ello, Tesla ha publicado un tweet en el que se presenta el progresivo avance de estos elementos en Europa, Norteamérica, Asia y Australia

A día de hoy, en Europa, Tesla posee 10.000 puntos de recarga de coches eléctricos repartidos en 30 países. La región con un mayor número de estas instalaciones es Alemania, pues cuenta con 143 puestos. Al país germano le siguen Francia (123), Reino Unido (100) y Noruega (95). España se encuentra a mitad de la tabla con un total de 50 estaciones de carga Supercharger. Por debajo de nuestro país se sitúan otros como Países bajos (39), Austria (27) y Suiza (27).

Si se contabilizan todos los puntos de Supercharger que Tesla posee a nivel mundial, la cifra asciende hasta los más de 35 mil puestos repartidos en 46 países. Además de los mencionados países europeos, Tesla tiene presencia en territorios como Canadá, Estados Unidos, Méjico, Puerto Rico, China, Corea del Sur, Japón, Taiwán o Australia, entre otros. En su recorrido histórico de 10 años, esta red ha llevado a cabo recargas suficientes como para recorrer más de 32.000 millones de kilómetros a bordo de un modelo eléctrico. 

La red de Supercharger nació en el año 2012 como apoyo e incentivo al lanzamiento del primer modelo de tirada más popular, el Tesla Model S. Esta fue la primera compañía en lanzar una red de puestos de carga particulares y específicos para sus modelos comercializados. En sus primeros años era totalmente gratuita para estos coches. No fue hasta la aparición del Tesla Model 3 y su particular democratización cuando se inició el proceso de pago por recarga. Esto supuso una importante herramienta de marketing para Tesla, puesto que la movilidad eléctrica se presentaba como “gratuita” y la diversificación de estaciones prometía un desplazamiento cómodo y sin mayores inconvenientes.

En el año 2012, cuando llegó esta red, la práctica totalidad de fabricantes obviaban la movilidad eléctrica, más allá de algunos modelos concretos para desplazamientos preferentemente urbanos, como el Renault ZOE, el Smart ForTwo o el Renault Twizy. Es por ello que la aparición del Tesla Model S fue tan destacada, ya que abría la posibilidad de largos y confortables viajes en familia a través de la movilidad eléctrica. Algo casi impensable para la época. Esto se combinó a la perfección con una red de recarga que inició su camino en una potencia de 90 kW y posteriormente subió hasta los 120 kW. 

En los años venideros, Tesla espera repetir la receta de los Superchargers con los llamados Megachargers, los cuales están especialmente diseñados para los camiones eléctricos, como el Tesla Semi, el cual contará con carga rápida para sus baterías de casi 1 MW de capacidad.

Conversaciones: