Híbridos y Eléctricos

TRAS APERTURA DE UNA INVESTIGACIÓN

Tesla bloquea el acceso al Passenger Play mientras el coche eléctrico está en movimiento

Tras la apertura de una investigación previa por parte de la NHTSA, la función Passenger Play que incorporan los coches eléctricos de Tesla se actualizará para impedir que se pueda usar mientras el coche está en movimiento.

Passenger Play Tesla
Tesla da marcha atrás y bloquea el acceso al Passenger Play mientras en movimiento.

La investigación previa que la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos (NHTSA) ha abierto sobre la función Passenger Play que implementan los coches eléctricos de Tesla ha hecho que el fabricante responda de inmediato. Mediante una actualización de software, cerrará la posibilidad de que se pueda utilizar esta plataforma de juegos mientras el coche eléctrico esté en marcha.

Que Tesla es una empresa que va más allá del diseño y la fabricación de coches eléctricos es un hecho palpable. Por eso, sus ingenieros de software han estado trabajando en una plataforma de juegos optimizada, Tesla Arcade, basada en una interfaz dedicada, y que incorpore tantos videojuegos como sea posible. El objetivo es que sirvan de entretenimiento cuando el coche está detenido, por ejemplo, cargando en una de sus estaciones de Supercargadores. Sin embargo, en diciembre de 2020, Tesla decidió permitir que se pudiera acceder a los juegos también en marcha, siempre y cuando el que lo haga no sea el conductor.

Una decisión al menos discutible por dos razones. La primera es que Tesla no puede asegurar que el conductor no es el que está jugando. Cuando se accede a esta funcionalidad, un cuadro de diálogo sobre la pantalla anuncia que “jugar mientras el automóvil está en movimiento solo está permitido para los pasajeros”. El sistema obliga a pulsar un botón táctil sobre ella para indicar que el jugador no es el conductor, aunque no hay ningún sistema que confirme que es la respuesta es cierta, por lo que el botón puede ser presionado también por este. Por otro lado, aunque sea el pasajero el que juega, el conductor tiene delante de él la pantalla con el juego en marcha y puede ser una clara fuente de distracción para él.

A principios del mes de diciembre, la NHTSA se puso en contacto con Tesla sobre la situación de esta plataforma y posteriormente confirmó la apertura de una investigación previa sobre esta función por ser un potencial factor de distracción para el conductor y elevar el riesgo de accidente. El total de vehículos que cuentan con esta función desde que Tesla la implementó en 2017 es de 580.000 unidades, que incluyen los cuatro modelos que actualmente tiene a la venta: el Model S, el Model X, el Model 3 y el Model Y.

Este hecho ha sido suficiente para que Tesla haya decidido actuar de inmediato y modificar esta función para que se ajuste a los parámetros de seguridad lógicos. La agencia de noticias estadounidense Associatted Press ha oficializado el anuncio de la NHTSA: “La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras afirma que Tesla enviará una actualización de software a sus coches eléctricos para la función "Passenger Play" se bloquee y no funcione mientras el vehículo esté en movimiento”.

Según algunas informaciones, esta modificación del software ya se está enviando como parte de la actualización navideña que Tesla ha preparado para estas fechas. La NHTSA ha advertido que continuará su investigación a pesar del cambio realizado y estudiará como usan los propietarios de Tesla las funciones de entretenimiento de la pantalla central.

Conversaciones: