ABRE PEDIDOS EN CHINA Y SIGUE AUMENTANDO SU PRODUCCIÓN

Tesla pisa el acelerador del Model 3 en China y Estados Unidos

Con la apertura del configurador web en China, las primeras unidades del Tesla Model 3 en el país asiático llegarán a manos de sus propietarios en marzo. Los costes de importación y los impuestos aumentarán su precio entre un 55 y un 60 % respecto al del mercado americano.

El Tesla Model 3 llegará a los primeros propietarios en China en marzo de 2019.
El Tesla Model 3 llegará a los primeros propietarios en China en marzo de 2019.

Tesla ha abierto el configurador su página web en China a los pedidos del Model 3, que ya puede reservarse a cambio de un depósito de 8.000 yuanes, aproximadamente 1.000 euros. Por ahora están disponibles tan solo las versiones “Long Range” de alto rendimiento y doble motorización, dejando para más adelante la posibilidad de configurar el Model 3 en sus otras dos versiones, “Standard" y "Mid Range”, con tracción trasera únicamente.

“Aunque es probable que podamos realizar algunas entregas en marzo, es más factible que el grueso de las entregas llegue en abril”, ha dicho a través de Twitter Elon Musk, CEO de Tesla. Oficialmente, la marca no ha querido dar una fecha oficial para las entregas.

El Tesla Model 3 y el mercado chino, el más grande del mundo en cuanto a vehículos eléctricos, son cruciales para los planes futuros de la marca. La mayoría de los pronósticos apuntan que las ventas allí se acelerarán rápidamente a medida que las regulaciones del gobierno se dirigen hacia la electrificación total en 2030. Así lo ha entendido la bolsa, que, tras la apertura del configurador web, aumentó la cotización de las acciones de Tesla. Hace unas semanas, el fabricante ya anunció su intención de iniciar las reservas del Model 3 en China, prácticamente a la vez que a Europa, en un esfuerzo por atender la demanda del Gigante Asiático.

Por ahora, Tesla solo admite pedidos de las versiones más caras y equipadas del Model 3. Puede configurarse con la batería de mayor capacidad y doble motorización, que alcanza un precio de 580.000 yuanes (73.159 euros). La versión Performance, de alto rendimiento, alcanza un precio de 690.000 yuanes (87.000 euros). Como novedad, Tesla ha presentado un nuevo diseño de llanta de 19 pulgadas para la versión china del Model 3.

Configurador de la versión china de la Web de Tesla

Configurador de la versión china de la Web de Tesla.

Estos precios están penalizados por la necesidad de importar los vehículos desde Estados Unidos, lo que supone un incremento de un 55-60%, debido al pago del impuesto chino de importación y los costes del transporte marítimo. Para abordar este problema competitivo con el resto de modelos eléctricos del mercado chino, el mes pasado Tesla anunció que estaba acelerando los planes de construcción de su nueva fábrica en Shanghái. “Esperamos que sea rápida y eficiente gracias a la experiencia acumulada durante el desarrollo de la rampa de producción del Model 3 en Estados Unidos”, ha dicho la marca. Con su puesta en marcha aumentará su competitividad y sus ventas, puesto que ahora no tiene acceso a los incentivos disponibles para los vehículos eléctricos producidos localmente en China, que representan aproximadamente un 15% del precio total de compra.

La Gigafactoría de Shanghái supone una inversión de alrededor de 2.000 millones de dólares. La planta tendrá una capacidad de producción de 250.000 vehículos al año, en la que se incluye el futuro Model Y, además de la producción local del Model 3. Su intención es alcanzar una cifra de producción del Model 3 de 3.000 unidades a la semana.

Las previsiones de producción en Fremont

Tesla planea alcanzar una tasa de producción de 1.000 unidades al día del Model 3, lo que supone una cuota de 7.000 a la semana. Según un correo electrónico enviado por Elon Musk a sus empleados, a finales de noviembre todos los subsistemas de la línea de producción, desde las celdas de la batería hasta el ensamblaje final, deberían estar funcionando de manera estable, siendo capaces de procesar 50 unidades por hora, lo que corresponde a 1.000 vehículos por día o 7.000 por semana.

Paralelamente se van a acelerar las entregas de los pedidos, que últimamente han supuesto un cuello de botella para el fabricante californiano. Las reservas realizadas antes de finales de noviembre se entregarán antes de que finalice el año, de forma que los nuevos propietarios puedan beneficiarse de las ayudas del gobierno de EE.UU., que se reducirán a partir de enero. Según un tuit de Elon Musk, Tesla “ha comprado algunas empresas de camiones y ha firmado contratos con grandes transportistas para acelerar las entregas”.

En el tercer trimestre de este año, los datos de producción de Tesla han crecido de forma considerable. Entre julio y septiembre de 2018, salieron de sus líneas de ensamblaje más de 80.000 vehículos eléctricos en total, de los que 53.000 eran Model 3.

Conversaciones: