Híbridos y Eléctricos

YA DISPONIBLES

Valencia, primera ciudad española en instalar cargadores para coches eléctricos en las farolas

Valencia pone en marcha 22 puntos de recarga de vehículos eléctricos en farolas y pérgolas, con una inversión de casi 30.000 euros.

Puntos de recarga en las farolas.
Puntos de recarga en las farolas.

Valencia ya cuenta con 22 nuevos puntos de carga de vehículos eléctricos en diferentes puntos de la ciudad, una iniciativa "pionera e innovadora" dado que están instalados en farolas y pérgolas fotovoltaicas para aprovechar la infraestructura de energía eléctrica que supone el alumbrado público.

El sistema puesto en marcha en València tiene la ventaja de que al utilizar las farolas y pérgolas como punto de recarga, la conexión eléctrica ya está hecha. "Por tanto, estamos ante un aprovechamiento muy importante de un mecanismo que el Ayuntamiento tiene como obligación, que es alumbrar las calles para que la gente pueda caminar", ha subrayado el alcalde de Valencia, Joan Ribó.

Los cargadores están ubicados en las calles Amadeu de Savoia (en el edificio municipal de Tabacalera), donde se han habilitado cuatro cargadores en dos farolas y un total de 28 kW de carga simultánea; calle del Pintor Vilar (zona calle Alboraya), Conde Altea, 28 (Cánovas), calle del General Sanmartín, 7, y calle de Santa Rosa (Escuela de jardinería).

En todas ellas se han instalado con dos cargadores en una farola y enclave automático de carga nocturna (desconexión automática), y un total de 14 kW de carga simultánea. Además, junto a cada farola se dispondrán dos plazas de aparcamiento pintadas en verde, con el símbolo de carga eléctrica, donde podrán aparcar para la recarga de los vehículos (con cargo por consumo de energía) toda persona que disponga de un vehículo eléctrico o vehículo híbrido eléctrico enchufable.

Además, se han habilitado cargadores en placas o cenadores fotovoltaicos en la Plaza Solar del Polideportivo de la Malvarrosa, (calle de Mendizabal), en los mercados del Cabanyal, Rojas Clemente y Castilla, y en la plaza de Miguel Adlert Noguerol. En estos puntos se ha habilitado un palo de recarga rápida con 2 tomas de 22 kW de potencia máxima cada una.

En total, la iniciativa ha supuesto una inversión de casi 30.000 euros (29.228,8 IVA incluido), de los que 18.000 han sido aportados por la Comisión Europea. La instalación de los puntos de carga en las farolas del alumbrado público permite añadir funcionalidades a estas.

El proyecto se denomina Humble Lamp Post, e incluye la posibilidad de implementar gran cantidad de cargadores de coche a bajo coste de adquisición, utilizando el mayor o menor número de centros de mando de alumbrado que ya disponen de acometida eléctrica, y resto de infraestructura para el suministro; así como obtener bajos costes de explotación, ya que no se precisa repercutir el término de potencia para garantizar el equilibrio financiero del servicio y la posibilidad de una adaptación progresiva, a medida que lo exija la demanda.

"Descarbonizar las ciudades"

Según ha subrayado el alcalde, "pasar de un sistema de combustión interna o sistema eléctrico es fundamental para descarbonizar las ciudades".

"Lo primero que hemos de hacer es cambiar las formas de movilidad, y los ayuntamientos tenemos que trabajar para que existan las infraestructuras necesarias para que cualquier persona tenga la seguridad de que si compra un coche eléctrico, podrá moverse libremente porque tendrá sistemas de carga no únicamente en su casa, sino en cualquier punto de la ciudad", ha remarcado.

València, primera ciudad en instalarlos 

Por su parte, la concejala de Gestión de Recursos, Luisa Notario, ha indicado que se trata de un proyecto "pionero". "Valencia es la primera ciudad donde se instala este tipo de cargadores aprovechando la instalación eléctrica, ya que, al fin y al cabo el alumbrado público es el mayor despliegue de energía pública que existe, y esto es un modo de optimizar y racionalizar el recurso que ya tenemos a través de las farolas", ha explicado.

Notario ha destacado que este sistema se está implantando mucho en otros países como por ejemplo, en los Países Bajos. "En 2015 empezamos a hacer un alumbrado público eficiente y sostenible; y ahora, además, será inteligente porque no solo alumbra por la en las horas sin luz solar, sino que ofrece otras posibilidades como la carga del coche eléctrico", ha puesto en valor.

Conversaciones: