Híbridos y Eléctricos

PRONÓSTICOS DEL SECTOR

Las ventas iniciarán su declive en 2030 a causa del coche autónomo y compartido

Un estudio de Credit Suisse predice un retroceso en las ventas globales de coches nuevos, debido a que las personas preferirán usar el transporte público autónomo.

Un nuevo estudio sugiere que el aumento de los vehículos totalmente autónomos podría causar que las ventas globales de automóviles nuevos comiencen a decrecer a partir del año 2030. Una investigación sobre los posibles efectos de la tecnología sin conductor y la popularización del car sharing, determinó que menos personas necesitarán comprar vehículos privados, lo que afectará los ingresos de los fabricantes de coches que no se adapten a los cambios.

El informe, de la compañía de servicios financieros Credit Suisse, indica: "La producción global de automóviles comenzará a decrecer a partir de 2030. De tal forma, esperamos que los niveles de producción comiencen un declive estructural a partir del 2030, cayendo aproximadamente un 1% anual desde ese año, debido al aumento de los vehículos autónomos”. El estudio acota que los costes del transporte público serán más baratos y las personas preferirán usar servicios autónomos de taxi, en lugar de adquirir un coche personal.  

Sin embargo, Credit Suisse también destaca que la propiedad de automóviles privados seguirá siendo la opción más económica de transporte en ciertos escenarios. Tomando como contexto el Reino Unido, calculan que una persona que viaje 8.000 km por año gastaría 6.536 libras esterlinas (7.440 euros) anualmente si usara un automóvil privado, en comparación con el gasto de 7.992 libras (9.100 euros) si viajara usando una combinación de servicios como taxis y alquiler de coches para trayectos más largos. Las cifras incluyen el coste de mantenimiento y el precio promedio de un automóvil usado de 12.873 libras (14.650 euros) para la compra.

El estudio predice que los automóviles autónomos representarán el 14% del mercado de coches nuevos a partir de 2040, incluyendo los modelos semiautónomos, lo que significa que las marcas que se adapten de forma más rápida a los cambios tendrán mayores oportunidades de sobrevivir. Credit Suisse también advierte que el incremento de los vehículos autónomos afectará las ventas de los sitios webs de compra de coches usados.

Hace unas semanas, un reciente informe de la consultora PwC pronosticó que para el año 2030 en Europa el volumen del parque motor se reducirá en un 29% gracias a la incursión del vehículo autónomo y compartido. Para tal fecha se espera que uno de cada tres kilómetros viajado sea compartido con otros usuarios.

Conversaciones: