SE PRESENTARÁ EN SEPTIEMBRE

Volkswagen ID.3, a la venta en España desde mayo de 2019

Volkswagen presentará la versión definitiva del compacto eléctrico ID.3 en septiembre, durante la celebración del IAA de Frankfurt, y abrirá los pedidos anticipados el próximo 8 de mayo. Su precio estará por debajo de los 30.000 euros para la versión de acceso.

El Volkswagen ID.3 se podrá reservar a partir del 8 de mayo y se presentará en septiembre.
El Volkswagen ID.3 se podrá reservar a partir del 8 de mayo y se presentará en septiembre.

El ID.3, el primer coche eléctrico de Volkswagen construido sobre la nueva plataforma modular MEB, ya tiene fecha de presentación definitiva, fecha de apertura de las reservas y precio aproximado. Se conocerá su diseño definitivo en el IAA (Internationale Automobil-Ausstellung) de Frankfurt que se celebrará del 12 al 22 de septiembre. El plazo de reservas previas se abrirá el 8 de mayo y su precio será inferior a los 30.000 euros.

Durante la conferencia de prensa anual celebrada por Volkswagen, el fabricante alemán ha dado el pistoletazo de salida de sus nuevos coches eléctricos basados en la plataforma modular eléctrica MEB denominados bajo las siglas ID. El primero de ellos, el ID.3, que será un compacto del tamaño del Golf, pero con mayor habitabilidad interior, abrirá el plazo de pedidos anticipados el día 8 de mayo y será revelado al público en el IAA de Frankfurt, que se celebra en septiembre.

Según Jürgen Stackmann, miembro del comité ejecutivo de Volkswagen como responsable de ventas y marketing “es posible que la edición de lanzamiento ya se haya agotado antes de que revelemos el modelo definitivo en septiembre”.

Si bien Volkswagen ha desvelado ya algunas de las características del ID.3 es de esperar que todos los datos que faltan se desvelen a partir de la apertura de reservas. La llegada al mercado está prevista para finales de 2019, y su precio, según reveló Stackmann, será similar al de un “Golf diésel moderno”, lo que debería significar que estará incluso por debajo de los 30.000 euros para la versión base.

Por lo que se sabe hasta ahora, medirá 4.100 mm de longitud, 1.800 mm de ancho y 1.530 mm de altura. Para el modelo conceptual se anunció un motor eléctrico de 125 kW (168 CV) de potencia. La capacidad de las baterías está todavía por confirmar, aunque sí parece seguro que será escalable, ofreciendo tres capacidades, según ha dicho Christian Senger, Jefe de productos de Volkswagen E-Mobility, con una autonomía mínima de 330 kilómetros, una media de 450 kilómetros y una máxima de 550 kilómetros. Alimentarán un motor eléctrico para el que también será posible elegir entre varias potencias.

La capacidad de recarga, utilizando el cargador montado a bordo permitirá el uso de energía alterna monofásica hasta 7,2 kW o trifásica hasta 11kW. Incorporará también carga rápida en corriente continua, bajo el estándar CCS, de hasta 125 kW de potencia.

Volkswagen ID.3 concept

Volkswagen ID.3 concept.

Al ID.3 le seguirá, en 2020, el ID Crozz, un SUV eléctrico del tamaño del Tiguan que es muy probable que no llegue al mercado con este nombre, sino que reciba el nombre de ID.5, de acuerdo con los nombres registrados por el fabricante en g la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO, por sus siglas en inglés). En 2022 el turno será para la furgoneta ID. Buzz, sucesora de la Volkswagen Transporter (o Bulli).

Para 2025, el objetivo de Volkswagen es vender más de un millón de vehículos eléctricos al año Con este fin, la marca pretende producir más de 10 millones de coches eléctricos basados ​​en MEB en sus plantas en Europa, China y los Estados Unidos solo en los próximos diez años y planea construir más de 20 modelos en la plataforma.

El fabricante de automóviles planea aumentar la inversión en nuevas tecnologías a 19.000 millones de euros en 2023, es decir, 8.000 millones de euros más de lo previsto originalmente para el período 2019-2023. El objetivo es poder realizar estas inversiones amortiguando los requisitos adicionales que exigen los costes provocados por las nuevas normativas de emisiones de CO2, mucho más estrictas. Para ello será necesario que, a partir de 2023, se aumente el beneficio en 5.900 millones de euros por año. Con este fin, Volkswagen está reduciendo los costes de material y el número de variantes que ofrecerá. Además, la productividad en las plantas aumentará en un 5% año incrementando los márgenes de beneficio.

Conversaciones: