Híbridos y Eléctricos

SALÓN DE GINEBRA 2019

Volkswagen presenta sus estaciones de carga rápida con batería de respaldo

Volkswagen presenta en el Salón de Ginebra un prototipo, prácticamente de producción, de sus estaciones de recarga rápida equipadas con batería de respaldo, que aumenta su flexibilidad para la ubicación y el uso de energías renovables.

El ID. Buggy junto a la estación de carga rápida de Volkswagen.
El ID. Buggy junto a la estación de carga rápida de Volkswagen.

Volkswagen Group Components ha presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra un prototipo prácticamente definitivo de sus futuras estaciones de recarga rápida. Su potencia máxima de recarga es de 100 kW y su característica diferenciadora es su flexibilidad, gracias a la batería de respaldo de 360 kWh de capacidad.

Los vehículos eléctricos están cada vez más presentes en los grandes eventos de presentación de novedades del mundo. El Salón de Ginebra 2019 no está siendo una excepción y los anuncios se suceden prácticamente por parte de todos los fabricantes. Sin embargo, no son tantas las propuestas relacionadas con la necesaria infraestructura de recarga que alimentará a estos vehículos.

Las estaciones de recarga prototipo presentada por Volkswagen en Ginebra tienen unas dimensiones de 1,2 x 1,0 metros, lo suficientemente compactas para permitir su instalación en prácticamente cualquier localización. Pueden funcionar como estación de recarga provisional o temporal, desconectadas de la red, gracias a su batería de respaldo, o como punto de carga permanente, conectadas a la red, en ubicaciones de gran demanda.

La batería de respaldo de estas estaciones de recarga rápida flexible tienen una capacidad de hasta 360 kWh, con una potencia de salida máxima de 100 kW. Cuenta con cuatro conectores, dos de carga rápida y dos de carga semirrápida, que pueden funcionar todos ellos de forma simultánea.

Prototipo de estación de recarga rápida de Volkswagen, con batería de respaldo

Prototipo de estación de recarga rápida de Volkswagen, con batería de respaldo.

En el caso de que la estación no esté conectada a la red, cuando la capacidad de carga cae por debajo de un valor definido se sustituye por otra completamente cargada. Por el contrario, cuando está conectado permanentemente, la batería se recarga de forma continua e independiente utilizando energía procedente de fuentes renovables, para, posteriormente, ser introducida en la batería de los vehículos eléctricos, De esta forma se logra que la movilidad eléctrica sea neutral en CO2. Los países que cuentan con un mix energético con una alta proporción de energía renovable, podrán almacenarla en estas baterías para ser utilizada posteriormente y aliviar las puntas de demanda de la red eléctrica.

Las estaciones de carga presentadas por Volkswagen están basadas en la misma plataforma modular eléctrica que utilizará para construir sus coches eléctricos, MEB, de forma que puede implementar las mismas baterías que estos. La ventaja de la arquitectura escalar de la plataforma permite equipar las estaciones con diferentes capacidades de batería y además proporcionar a estas una segunda vida útil tras su uso en los coches eléctricos.

Las primeras estaciones flexibles de carga rápida se instalarán en la primera mitad de 2019, en un proyecto piloto en la sede de Volkswagen AG en la ciudad de Wolfsburg, constituyendo una infraestructura de recarga básica para la ciudad. La producción en serie comenzará a partir de 2020 en Alemania, en la fábrica que la compañía tiene en Hannover.

Conversaciones: