NUEVO SISTEMA DE TRANSACCIONES

ZF lanza Car eWallet, un servicio de pagos para la movilidad eléctrica

El sistema de transacciones puesto en marcha por ZF el año pasado, denominado Car eWallet, pasará a ser una empresa independiente, en la que se externalizarán todos los servicios de pago para la movilidad eléctrica.

ZF lanza Car eWallet, un servicio de pagos para la movilidad eléctrica.
ZF lanza Car eWallet, un servicio de pagos para la movilidad eléctrica.

ZF va a externalizar todas las actividades que actualmente presta con su servicio de transacciones eCar Wallet, con la creación de una empresa independiente, con sede en Berlín. La nueva startup nace como una extensión de esta división subsidiaria de ZF. El objetivo de esta es desarrollar y comercializar el servicio tras una primera fase de seis meses en colaboración con el proveedor tecnológico IBM y el banco suizo UBS.

ZF presentó por primera vez el servicio Car eWallet en enero de 2017, proporcionando una plataforma abierta para las transacciones relacionadas con la movilidad. El objetivo es el de simplificar los pagos y facilitar la relación entre proveedores y clientes. Con la creación de Car eWallet, todas las actividades de este servicio han sido subcontratadas. ZF se encargará de la financiación inicial para, posteriormente, pasar a la fase de financiación continua, para la que serán necesarios nuevos inversores.

Este servicio permite realizar, por ejemplo, el pago de la recarga de vehículos eléctricos, aunque realmente puede emplearse para muchos otros usos. Se trata de un monedero de transacciones electrónicas que también puede ser utilizado para el pago de combustible habitual, los peajes, el estacionamiento o el uso de vehículos compartidos. Los primeros proyectos piloto de Car eWallet se iniciarán en la segunda mitad de 2018.

En un futuro cercano, los vehículos eléctricos, y en particular los vehículos autónomos de nivel 5 que no requieren la presencia de un conductor a bordo, necesitarán estar permanentemente conectados a los servicios de pago para poder hacer uso de los mismos. Esta es la única posibilidad para que un vehículo pueda desplazarse de forma independiente sin presencia humana. Los sistemas de pago aplicados a la movilidad serán cada vez más habituales y formarán parte de los nuevos servicios que se pondrán a disposición de los clientes en la nueva industria del automóvil, eléctrica, autónoma y conectada.

Conversaciones: