Híbridos y Eléctricos

BIKE+

Este sistema consigue que las bicicletas eléctricas no lo parezcan y ni siquiera necesiten recargarse

La tecnología de asistencia eléctrica creada por ZeHus, de apenas 3 kg de peso, hace que las bicicletas eléctricas funcionen como la misma ‘filosofía’ que los coches híbridos de Toyota.

Zehus bike+ bicicletas electricas no recarga-portada
Todo el sistema eléctrico de Bike+, batería, motor, sensores y electrónica se integra en el interior del buje de la rueda trasera, por lo que no se necesita ningún tipo de cableado.

ZeHus ha traspasado al sector de las bicicletas eléctricas la distinción que existe en el de las cuatro ruedas entre los híbridos enchufables y los no enchufables. En ambos, hay dos ‘motores’ que propulsan el vehículo. En el caso de los coches, uno es de gasolina y otro eléctrico. En el de las bicicletas, uno es la fuerza muscular y el otro es eléctrico. Dicho esto, si las bicicletas eléctricas habituales son los ‘híbridos enchufables’, el invento de Zehus, llamado Bike+, es el ‘híbrido no enchufable’ del sector.

El fabricante italiano ha desarrollado un sistema pequeño y liviano que optimiza la eficiencia de la energía. Bike+ integra todos los componentes en un único módulo y tiene como objetivo generar exactamente la cantidad correcta de propulsión eléctrica para que el ciclista sienta un pedaleo natural, sin esfuerzos ni tirones.

En un recorrido en bicicleta habitual hay fases en las que el ciclista necesita aplicar mucho esfuerzo, para subir una pendiente, por ejemplo. Otras en las que pedalea con facilidad en un llano y otras en las que deja de hacerlo porque son cuesta abajo. El objetivo de Bike+ es suavizar estos altibajos para que el esfuerzo sea continuo y eficiente. Sus usuarios deben tener en cuenta que, de la misma manera que los coches híbridos no enchufables, Bike+ no dispone de tanta energía eléctrica como los híbridos enchufables. Por lo tanto, no son bicicletas tan potentes como las Pedelecs convencionales.

Zehus bike+ bicicletas electricas no recarga-interior2
Bike+ ayuda a los fabricantes a crear bicicletas eléctricas urbanas muy sencillas en su diseño y en su mecánica.

Así funciona Bike+

El módulo de Bike+ integra varios sensores diferentes que envían datos a la unidad de control, programada con algoritmos que optimizan la eficiencia. El sensor de cadencia vigila la velocidad de pedaleo y el acelerómetro triaxial estima la pendiente. Ambos monitorizan las condiciones del entorno y las necesidades de asistencia. 

Cuando el ciclista pedalea en llano, el sistema extrae una pequeña cantidad de esa energía. Según ZeHus, apenas notará la diferencia, si es que la nota. La energía capturada se almacena en la batería y se guarda para cuando el sistema detecta que llega una pendiente. Entonces, el motor eléctrico de 250 W se activa, impulsando el pedaleo hasta un límite de 25 km/h (tal y como especifica la normativa EPAC). El algoritmo del sistema está diseñado para proporcionar potencia al motor sin agotar completamente la batería.

El pedaleo del ciclista es un poco más duro en los tramos suaves y más blando cuando la topografía se complica, como es el caso de las subidas sostenidas. El resultado es que el esfuerzo es uniforme en todo el recorrido. Cuando el terreno desciende, un freno regenerativo reemplaza el freno trasero estándar de la bicicleta, añadiendo un extra de energía a la batería.

Zehus bike+ bicicletas electricas no recarga-interior1
Despiece de los componentes del sistema Bike+.

El algoritmo del sistema elige entre los modos de asistencia que tiene programados, en función de los datos que le dan los sensores. Proporciona la mayor asistencia durante esfuerzos musculares intensos (aceleración y subidas), reduce el nivel a medida que se acerca la velocidad crucero de pedaleo y aplica un par negativo sobre los pedales para recuperar energía cuando se alcanza dicha velocidad. Al mismo tiempo, maximiza la recuperación del sistema de frenado. De esta forma, proporciona el mejor equilibrio entre eficiencia y carga de la batería y garantiza que la energía esté disponible cuando sea necesario.

El mecanismo de carga integrado permite recuperar energía durante la marcha, por lo que el sistema de asistencia no tiene un alcance limitado como el de las bicicletas eléctricas que dependen de la recarga. ZeHus admite que es posible agotar la batería por completo y promete que el proceso de carga será rápido y eficiente una vez que los sistemas de carga puedan volver a funcionar. 

Por si acaso, el fabricante ha implementado un puerto de carga que recupera la capacidad de la batería en tres horas, pero insiste en que la idea de Bike+ es que sea un sistema autosuficiente que no dependa de electricidad externa.

Zehus bike+ bicicletas electricas no recarga-interior3
La Detroit DB-E utiliza el sistema de asistencia eléctrica de ZeHus, logrando mantener el aspecto de una bicicleta clásica con un peso de tan solo 14,5 kg.

Arquitectura del sistema

Todo el hardware de Bike+ se integra en un único módulo que se monta en el buje de la rueda trasera, bastante compacto, y que pesa alrededor de 3 kg. El paquete de baterías de iones de litio tiene una capacidad de 160 Wh y se sitúa rodando al motor. El sensor de cadencia se integra en el mecanismo de rueda libre. Al montar todo el sistema en la rueda trasera, no hay cables ni componentes adicionales alrededor del cuadro.

El control y la gestión de Bike+ se realizan gracias al módulo Bluetooth integrado que funciona con una aplicación para el teléfono. En ella, el ciclista puede configurar los ajustes del sistema y monitorizar sus viajes. ZeHus también le da a la aplicación un componente social, permitiendo que los ciclistas compartan sus recorridos y ubicaciones.

Zehus bike+ bicicletas electricas no recarga-interior4
Implementación de Detroit del sistema Bike+ en la DB-E.

Así es una bicicleta Bike+ real

Esta peculiar manera de configurar el sistema de asistencia hace que, en un primer vistazo, la bicicleta no parezca eléctrica. ZeHus ha encontrado la manera de ayudar a los fabricantes a mantener el diseño de sus bicicletas tradicionales, combinando tubos delgados y clásicos y dejando toda la parte eléctrica en el buje de la rueda trasera. Aquí no hay una barra de gran grosor en la parte baja que contenga una batería, ni un motor central voluminoso. El diseño del cuadro permite que su arquitectura no difiera de las bicicletas musculares, por lo que, hasta que la vista no se posa sobre la rueda trasera, no detecta nada peculiar. Una transmisión por correa silenciosa y sin mantenimiento es un complemento ideal para Bike+.

Un ejemplo de bicicleta Bike+ es la DB-E de Detroit Bikes, que si bien se monta en Estados Unidos y, por ahora, solo se vende allí, puede dar idea del resultado estético que permite el sistema italiano. Además, lo combina con una transmisión por correa de carbono de la marca Veer con la que consigue que su peso sea tan solo de 14,5 kg.

Detroit estima que la autonomía de asistencia es de aproximadamente 56 kilómetros en el modo de asistencia ECO. En el caso de elegir el más potente se reduce hasta 32 km. Estos datos son en el caso de que el sistema estuviese conectado de manera continua pero, precisamente, su configuración permite que en muchas ocasiones se pedalee sin necesidad de ayuda, lo que aumentaría estas cifras.

Conversaciones: