Híbridos y Eléctricos

YA SE PUEDE RESERVAR

Streetlogic es un ADAS que vigila el entorno de la bicicleta eléctrica para evitar los accidentes

El sistema de asistencia al conductor lanzado por Streetlogic cuenta con cámaras envolventes y un software capaz de predecir las colisiones frontales, laterales y traseras y notificárselas al ciclista para evitarlas.

ADAS StreetLogic bicicletas electricas
Streetlogic es un sistema ADAS de asistencia al conductor de bicicletas eléctricas que monitoriza el entorno mediante cámaras y advierte de las posibles colisiones que puedan ocurrir con los automóviles que le rodean.

Las bicicletas eléctricas son un medio de transporte urbano muy práctico, económico y sencillo de utilizar, pero tiene el inconveniente de la seguridad. Circular en el intenso tráfico de las ciudades sin sufrir un percance es estadísticamente imposible si se hace todos los días. Streetlogic se ha propuesto acabar con este problema y ofrecer los ciclistas una experiencia más segura con el lanzamiento de un sistema de seguridad que vigila el entorno de la bicicleta y es capaz de predecir posibles accidentes notificándoselo al ciclista para que tome las debidas precauciones.

En Estados Unidos, el número de muertes de ciclistas que podrían haber sido evitadas aumentó un 6 % entre 2010 y 2019, pasando de 793 a 1.089 casos. A medida que aumentan las ventas de bicicletas eléctricas, la circulación entre los automóviles sigue siendo una amenaza para la adopción de estos modos de transporte en las ciudades donde ocurren el 78% de los accidentes mortales en bicicleta

Streetlogic ha ideado un sistema avanzado de asistencia al conductor (ADAS) para bicicletas eléctricas que pretende tranquilizar a aquellos que buscan reemplazar sus utilitarios urbanos para sus traslados diarios. El sistema de cámaras se monta tanto en la parte delantera como en la parte trasera de la bicicleta y precisa, opcionalmente, del uso de un teléfono móvil como pantalla. Mediante un software que corre por completo en el dispositivo se analizan las imágenes que rastrean el comportamiento de los automóviles que rodean al ciclista y se calculan sus posibles movimientos. De esta manera se logra proporcionar una advertencia temprana en el caso de que se encuentre en una ruta potencial de colisión con uno de ellos. El procesamiento y las alertas se realizan en un sistema integrado de circuito cerrado que viaja a bordo, por lo que no requiere conectividad con la nube y funciona incluso aunque no exista cobertura de red.

ADAS StreetLogic bicicletas electricas hardware y software

El hardware y el software de StreetLogic van montados por completo a bordo de la bicicleta eléctrica y se alimenta de su batería. Si se conecta un teléfono móvil al sistema este servirá como pantalla complementaria para las alertas sonoras aunque no precisará de conexión a la red.

El ciclista escuchará una advertencia mediante una señal de audio que proviene del hardware cuando, por ejemplo, un automóvil se acerca rápidamente por detrás. A través del teléfono móvil se ofrece una alerta visual que simplemente apunta en la dirección del obstáculo potencial y solo requiere un vistazo rápido. Esta función solo está presente si el ciclista coloca el teléfono en el manillar sobre un soporte.

El que StreetLogic presente este producto como indicado solo para bicicletas eléctricas y no pueda ser utilizado por bicicletas convencionales se debe a que el hardware necesita energía para funcionar y esta se toma de la batería. Aunque, presumiblemente, si se agrega una fuente de energía al sistema podría aplicarse a todo tipo de bicicletas.

Aunque todavía es temprano para saber cómo funciona de bien esta tecnología, según Jonathan Denby, CEO y fundador de Streetlogic, “ha funcionado sorprendentemente bien en las pruebas alfa”. Por el momento, el sistema solo rastrea automóviles porque son los vehículos que más frecuentemente tienen accidentes con bicicletas. Con el tiempo, y el avance del software, también podrá rastrear a otros ciclistas, peatones, baches, irregularidades del pavimento o incluso animales.

StreetLogic podrá reservarse a partir de la semana que viene tanto en Europa como en Estados Unidos y Canadá con un pago inicial de 30 dólares (por ahora no hay precio en euros). Si el proceso de pedido se hace ahora el precio final será de 300 dólares, mientras que si se retrasa a la campaña final de comercialización ascenderá hasta los 400 dólares. Según Denby, el primer lote de sistemas ya funcionales se entregará a finales de 2022. Si bien Streetlogic se lanza como un producto B2C (destinado a clientes finales) con el objetivo de despegar rápidamente, la compañía buscará en el futuro integraciones con los fabricantes de bicicletas para que implementen este sistema de manera nativa.

ADAS StreetLogic bicicletas electricas funcionamiento

Las cámaras toman imágenes del entorno de la bicicleta en 360 grados y un software se encarga de evaluar la trayectoria de los automóviles para detectar una posible colisión. En caso de hacerlo emite una señal sonora y visual.

Los clientes que residan en San Francisco, donde tiene su sede Streetlogic, podrán participar en un programa piloto con el software y el hardware todavía en fase beta a principios del año que viene. Streetlogic tendrá que recopilar más datos y entrenar a sus modelos de aprendizaje automático para mejorar las detecciones actuales y e incorporar otros tipos. Para eso precisa financiación, que por ahora, en ronda previa, proviene de LDV Capital, Trucks Venture Capital e inversores como Luc Vincent, ex vicepresidente ejecutivo de conducción autónoma de Lyft. Este capital se utilizará para escalar el equipo, según la compañía. Actualmente, la startup tiene seis empleados a tiempo completo pero espera expandir su plantilla para poder cumplir con los pedidos anticipados y agregar madurez al sistema.

Otros ADAS para bicicletas eléctricas

Streetlogic no es el único ADAS creado explícitamente para bicicletas eléctricas y vehículos de micromovilidad. El año pasado, la startup israelí Ride Vision presentó un sistema similar basado en inteligencia artificial capaz de analizar el tráfico alrededor de un ciclista en tiempo real. También era capaz de alertar sobre colisiones frontales, monitorizar los puntos ciegos y realizar advertencias por conducir demasiado cerca de otros vehículos. Al igual que Streetlogic, el sistema de Ride Vision también puede funcionar como una cámara que registra el viaje, guardando las imágenes para que puedan ser revisadas más tarde.

Las compañías de visión por ordenador Luna o Drover AI también han desarrollado una tecnología similar para scooter eléctricos para facilitar la gestión de su flota a los operadores de vehículos eléctricos compartidos. La tecnología aquí es similar, pero los mercados objetivo son diferentes ya que en este caso el sistema vigila por el cumplimiento de las normas de alquiler y no se dirige tanto a la seguridad de los conductores. Los sistemas de Luna y Drover pueden incluso tomar el control del vehículo y detenerlo si el uso es inapropiado, mientras que el producto de Streetlogic es estrictamente un sistema de advertencia de colisión.

Conversaciones: