Híbridos y Eléctricos

A LA VENTA EN EUROPA

Super73, una bicicleta eléctrica minimalista que prescinde de elementos superfluos

Super73 ofrece un catálogo de bicicletas eléctricas con diseño minimalista que elimina todo aquello que es superfluo y no aporta ventajas. Para el mercado europeo, la empresa dispone de una versión especialmente configurada para cumplir con la certificación EPAC.

Bicicleta eléctrica Super73.
Bicicleta eléctrica Super73.

Para los amantes de la diversión a los mandos de una bicicleta eléctrica, la marca Super73 puede representar un extraño experimento de diseño al que parece faltarle algo. Sin embargo sus bicicletas eléctricas tienen todo lo que se necesita, eliminando lo superfluo e innecesario en un vehículo de este tipo. De esa premisa surgió una estética que, poco a poco, se ha ido popularizando en Estados Unidos. Super73 es la bicicleta eléctrica más popular en internet, asegura la compañía.

La empresa californiana Super73 diseña, fabrica y distribuye sus propias bicicletas eléctricas. Desde 2016, cuando lanzó su primer modelo, sorprendió sobre todo por su estética minimalista y rompedora. El catálogo de Super73 está compuesto por tres variantes diferentes de una misma idea: Super73-S1, Super73-Z1 y Super73 Original, que únicamente se ofrecen en Estados Unidos y Canadá, sus mercados principales. Para el resto, dispone de la serie Super73-SG1 (Global), que cuenta con certificación EPAC (Electronically Power Assisted Cycles por sus siglas en inglés) que se ofrece en otros mercados globales como Europa, Australia, Japón y Sudáfrica.

Super73

El diseño minimalista de Super73 significa que no hay nada innecesario que estorbe a la vista. Un cuadro de acero básico completamente abierto en su parte central sirve de soporte a un asiento en forma de cuña, una batería que simula un tanque de gasolina, un motor eléctrico y un faro delantero muy visible. El resto, el manillar, las ruedas y la transmisión están donde tienen que estar. Pero esto no significa que las bicicletas de Super73 no ofrezcan una gran experiencia eléctrica.

El motor eléctrico está situado en la rueda trasera, y cuenta con una potencia de 500 W (250 W en el caso de los modelos europeos), que asiste al ciclista hasta los 32 km/h o 25 km/h en Europa. Cuenta con tres niveles de asistencia al pedaleo, seleccionables desde la pantalla LCD del manillar. Las ruedas de pequeño diámetro, 20 pulgadas, ayudan a aumentar el par en la rueda trasera y hacen la bicicleta más ágil. Los neumáticos pueden elegirse preparados para los recorridos más exigentes o para un uso mixto. Su grosor de 4 pulgadas elimina, casi por completo, el pequeño inconveniente de no contar con ningún tipo de suspensión, ayudado por un sillín muy acolchado. Los frenos hidráulicos de Tektro, de alta gama, apenas necesitan ajuste ni mantenimiento.

La autonomía varía según el usuario, el grado de asistencia que se elija entre los tres niveles que se incluyen y la orografía. De cualquier forma el fabricante garantiza entre 56 y 64 kilómetros. La batería puede ser de 48V y 14,5Ah (696 Wh) o de 48V y 8,8 Ah (422 Wh), precisando entre tres y cuatro horas para su recarga gracias a un cargador de alta potencia de 5 amperios.

Minimalismo Super73

Además cuenta con un potente sistema de iluminación led delantero y trasero, la posibilidad de extender el asiento mediante un acople trasero opcional, acelerador manual (opcional en el caso de las versiones europeas) y pantalla LCD con velocímetro, indicador de batería y cuentakilómetros. Con todo esto, el peso total de la bicicleta es de 32 kilogramos y la carga máxima que puede transportar de 125 kilogramos.

Mientras que para Estados Unidos el precio de venta es de 1.963,34 euros, los de la versión europea Super73-SG1 (sin IVA) van desde los 1.784,85 euros del modelo estándar con una autonomía de entre 30 y 40 kilómetros, hasta los 2.498,80 € que ofrece una batería de mayor capacidad, 696 Wh frente a 422 Wh, y una autonomía entre 60 y 70 kilómetros. En ambos casos no se incluye un acelerador, ya que no lo permiten las regulaciones de la Unión Europea. La empresa ofrece uno por separado que el comprador puede optar por incluir o no, aunque también advierte que anula su uso legal en carretera.

Conversaciones: