Híbridos y Eléctricos

4 TIPOS DE BICICLETAS ELÉCTRICAS

¿Qué tipos de bicicletas eléctricas existen y cuál es mejor para mi uso?

Cada vez es mayor la oferta de bicicletas eléctricas que encontramos en el mercado, y nosotros las separamos en cuatro grupos para ayudarte a decidir cuál es la más apropiada para ti.

Yamaha YDX MORO.
Yamaha YDX MORO.

Ciertamente al cabo de la semana son muchas las nuevas bicicletas eléctricas que pasan por nuestra portada, tanto de marcas de motocicletas muy conocidas como Yamaha o Ducati, como de algunos fabricantes de bicicletas tradicionales como Cannondale

De entre todos los tipos de bicicletas eléctricas que actualmente existen en el mercado, las que más solemos dar a conocer son las que están enfocadas a un uso principal fuera de carretera, son las más prácticas y capaces, y por tanto a las que menos usos se les resisten. Empezando por las de tipo gravel y acabando por las e-MTB de doble suspensión, son capaces de afrontar una simple pista de tierra que una bajada de montaña (eso sí, a distintos ritmos).

Para un uso off-road, para practicar el ciclismo de carretera, para ir a comprar, a trabajar, para afrontar rutas alpinas o para simplemente dar un paseo. Cada vez son más las marcas que se aventuran y van lanzando sus productos en el campo de las bicicletas eléctricas y por tanto mayor es la oferta de la que disponemos para elegir la nuestra, por lo que queremos echarte un rápido cable para ayudarte a decidir qué tipo de bicicleta eléctrica sería la más apropiada para ti.

Bicicletas eléctricas de carretera

Bicicleta eléctrica de carretera Yamaha Civante

Bicicleta eléctrica de carretera Yamaha Civante.

Son las más restrictivas a la hora de darles uso, y a la más mínima roca, escalón o escapada fuera de asfalto, tendremos que tener el máximo cuidado. Su cometido es practicar el ciclismo de carretera como deporte con la garantía de contar con un motor eléctrico que nos eche una mano cuando nuestras piernas no puedan más. Como ejemplo tomaremos una que te presentamos meses atrás, la bicicleta eléctrica de carretera de Yamaha, la Civante.

Con un peso de menos de 20 kilos (19,5 para ser exactos) la Civante tampoco necesita de grandes neumáticos con los que adentrarse en pista. En su lugar unas finas ruedas se encargan de reducir la superficie de contacto con el asfalto, logrando un pedaleo más eficiente. Tampoco contaremos con una horquilla delantera para absorver baches, saltos o ni siquiera escalones, ya que no es su finalidad. Estas bicicletas eléctricas de montañana están concebidas para ir sobre asfalto tan rápido como sea posible con el mínimo esfuerzo por parte del ciclista, y en ello su motor de 500 Wh juega un papel clave.

Bicicletas eléctricas urbanas o de trekking

E-SCR_171-1920x1280

Ducati e-Scrambler.

Las bicicletas eléctricas urbanas, en términos de ventas, son las más populares en países como Holanda o Alemania dado su facilidad de uso, y que éste se centra sobre todo en moverse de un punto 'A' a un punto 'B' de la manera más eficiente posible y en la mayoría de los casos (exceptuando paseos) como un mero trámite, ya sea para ir al trabajo, o para un compromiso puntual. También son llamadas bicicletas de paseo o de trekking.

El primer ejemplo que se nos viene a la cabeza es la Ducati e-Scrambler, y no, no una versión eléctrica de motocicleta de combustión interna, sino una bicicleta eléctrica inspirada en la moto. Ser una bicicleta urbana, con respecto a una bicicleta de carretera, le hace perder unos atributos y ganar otros. Es menos aerodinámica que una de carretera, y además uno de los atributos que pierde es el peso, o más bien lo gana. Aunque la Ducati Scrambler pesa tan sólo tres kilos más, en total 22,5 kilogramos, ello redunda en una menor eficiencia en el pedaleo. Lo que sí gana es una horquilla delantera que en conjunto con unos neumáticos de más perfil y anchura nos ayudarán a sortear mejor bordillos, escalones y badenes, aunque no todas las urbanas equipan esta horquilla. Además, en el  caso de la Scrambler podremos disfrutar de hasta 120 kilómetros de asistencia al pedaleo con la máxima carga de la batería.

Bicicletas eléctricas de gravel

Canyon Grail:ON

Canyon Grail:ON.

Las bicicletas de gravel cada vez se están volviendo  más populares dentro del campo de las bicicletas eléctricas, y suponen una punto medio entre bicicletas urbanas y bicicletas de carretera, sin que ello conlleve un desembolso mucho mayor que estas, con las garantías de poder afrontar más situaciones que los otros dos tipos.

En este caso, ganarían a las dos anteriores gracias a su posible uso en pistas rápidas de tierra y caminos en mal estado. Los neumáticos, además de gozar de especificaciones de tierra, suelen tener más perfil que en las de trekking, para a mayor velocidad sobre una superficie rota poder absorber mejor las irregularidades de la misma, pero al igual que pasa con las bicicletas urbanas, muchas de tipo gravel no equipan horquilla delantera, como el caso del ejemplo que tomamos, la atractiva Canyon Grail:ON, de fabricación alemana y orientación premium, pero no por ello menos capaz.

La Grail:ON gracias a los materiales empleados en su fabricación es realmente ligera, y en su talla más pesada cifra su peso en tan sólo 17,5 kilos, pudiendo recorrer hasta 120 kilómetros con asistencia al pedaleo.

e-MTB

Yamaha YDX MORO  Pro

La eMTB de Yamaha, YDX MORO afrontando una subida off-road.

Las e-MTB serían el siguiente punto, y el más radical en cuanto a uso off-road, dejando de lado las bicicletas de descenso. e-MTB viene de "Electric Mountain Bikes", y como su propio nombre indica, las montañas serán su hábitat natural. Las podemos encontrar en dos tipos, de doble suspensión (o full suspension), con horquilla delantera y suspensión incorporada en el cuadro, y semirígidas, que sólo cuentan con una horquilla delantera pero con mucho más recorrido y capaces que las horquillas urbanas o de trekking.

Los cuadros de estas e-MTB también están reforzados con soldaduras y diámetros que benefician más el uso al que estas bicicletas eléctricas de montaña estarán expuestas, además de que sus neumáticos están destinados por y para el uso específicamente off-road, con superficie de tacos y perfil y grosor mayores que el de una de tipo gravel. Además las relaciones de los piñones será más corta que el de resto de tipos de bicicletas eléctricas, beneficiando así las acentuadas subidas y bajadas que han de hacerse frente durante su uso en campo.

La última en pasar por nuestra portada ha sido la Yamaha IDX MORO, que sin duda os ha llamado la atención, y es que estar engalonada con los colores de competición de Yamaha tiene su aquel. La bicicleta japonesa de tipo full suspension cuenta con un motor de fabricación propia de Yamaha que comparte con la Civante, además de sensores de asistencia al pedaleo que tienen en cuenta desde la inclicación de la bicicleta eléctrica hasta la candencia de pedaleo, por lo que gracias a estos sensores podremos dejarla en modo automático y que la misma bicicleta calcule el nivel de asistencia que necesitamos.

Estos serían, a grandes rasgos, los cuatro tipos de bicicletas eléctricas más populares que existen en estos momentos, aunque somos conscientes de que existen más tipos, como las bicicletas eléctricas plegables, no menos interesantes, y que por ello más adelante les dedicaremos un artículo específico.

Conversaciones: