Híbridos y Eléctricos

CHAPADO EN ORO

Este patinete eléctrico cuesta 49.000 euros y alcanza 100 km/h (y sí, es bastante feo)

Caviar Royal Gift es una empresa emiratí dedicada a customizar objetos cotidianos para convertirlos en artículos de lujo. Su última creación es un patinete más caro que muchos coches, super potente y chapado en oro de 18 quilates.

Minimotors DUALTRON X2 by Caviar_03
Este patinete eléctrico cuesta más que un coche, alcanza 100 km/h y también es feísimo

Caviar Royal Gift es una empresa con sede en Dubai dedicada a personalizar objetos cotidianos como teléfonos móviles, videoconsolas o zapatillas en artículos de auténtico lujo. Su última creación es un patinete eléctrico, pero no uno cualquiera: uno extravagante como él solo, chapado en oro, capaz de alcanzar los 100 km/h de velocidad máxima y más caro que la mayoría de coches que se venden en España.

Dicho de otra manera, menos oficial, Caviar Royal Gift se dedica a suplir las necesidades (por llamarlo de algún modo) de la gente que ya no sabe en qué gastarse el dinero. Porque tener un patinete eléctrico es algo cada vez más común, pero tener uno chapado en oro y que acelere más rápido que algunos coches sólo está al alcance de unos pocos. Y en este caso, no solamente hay que tener mucho dinero, también ciertas carencias gustativas.

Caviar ha tomado como base el patinete Minimotors Dualtron X2, una auténtica bestia a nivel técnico, y lo ha customizado con oro de 18 quilates dotándole de un aspecto de lo más curioso. Le ha añadido también el kit de asiento fijo y en su página web dicen que se le puede llevar a cabo "personalización adicional" a gusto del cliente, sin entrar en más detalles.

minimotors-thunderball-caviar
El patinete de Caviar, chapado en oro de 18K, cuesta 49.000 dólares

El patinete customizado por Caviar cuesta 49.000 dólares. Por ese dinero puedes comprarte el Tesla Model Y de acceso en España, por ejemplo, o 140 ejemplares del patinete eléctrico más barato de Decathlon. Y si lo reservas ahora te regalan un iPhone 14, todo un detalle (para cuando lancen el patinete, el próximo 1 de octubre, el teléfono estará en el mercado).

Detalles de oro aparte, el patinete eléctrico de Caviar es una auténtica bestia a nivel técnico y prestacional. Tiene dos motores eléctricos con 2.000 vatios de potencia nominal y hasta 8.300 vatios de potencia máxima, una verdadera barbaridad. Esto le permite superar los 90 km/h de velocidad punta, según el fabricante. Dadas las características del aparato, se consideraría un ciclomotor a efectos legales.

Con tal derroche de potencia, es lógico que tenga varias herramientas para controlar el caballaje. El patinete cuenta con un modo de arranque lento, control de crucero, limitación de velocidad (regulable entre 5-100%) y tres niveles de entrega de par (50%/75%/100%). Para detenerlo equipa un sistema de frenos hidráulicos con discos de 160 mm, pinzas de 4 pistones y sistema ABS.

Minimotors DUALTRON X2_04
El patinete de Caviar toma como base el Dualtron X2 de Minimotors

El patinete tiene una batería LG de 3.024 Wh de capacidad (72 voltios y 42 Ah) que proporciona hasta 150 kilómetros de autonomía en condiciones ideales. Además de la batería de tracción, lleva una batería auxiliar de 12 voltios para la iluminación y los accesorios (claxon eléctrico, pantalla del ordenador de a bordo, intermitentes, cargadores USB, etcétera).

Entre otras características del patinete, podemos mencionar su doble suspensión con amortiguación regulable, suspensión en la dirección o las ruedas de 13 pulgadas. El marco y el mástil están hechos de aluminio de grado de aviación, con los ejes en acero. La gran batería que monta se refleja en el peso: el patinete marca 83 kilos en la báscula y puede llevar un pasajero de hasta 150 kg.

Si no quieres ir captando todas las miradas, has de saber que Minimotors vende el Dualtron X2 sin oro, normal, por una fracción del precio del customizado por Caviar. El Dualtron X2 normal cuesta 6.490 dólares, una cifra también notable. No en vano, está en lo alto de la gama del fabricante estadounidense, cuyo catálogo arranca en patinetes de escasos 1.000 dólares.

Conversaciones: