Híbridos y Eléctricos

PALOMA MARTÍN MARTÍN, CONSEJERA DE MEDIO AMBIENTE, ORDENACIÓN DEL TERRITORIO Y SOSTENIBILIDAD DE LA COMUNIDAD DE MADRID

"Es necesario incentivar otras formas de movilidad personal como alternativa al coche privado"

La Comunidad de Madrid ha lanzado un programa de ayudas pionero en España, con incentivos directos para la adquisición de vehículos eléctricos de movilidad personal y con bonos de 1.250 euros para su utilización en los sistemas de vehículos compartidos.

Paloma martin
Paloma Martín Martín, Consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid.

Madrid es la referencia en España en cuanto a movilidad eléctrica se refiere. Concentra en torno al 30% de los vehículos eléctricos de todo el país, además de ser punta de lanza en sistemas de vehículo compartido a nivel europeo. Al mismo tiempo, se está viviendo un auge de los vehículos de movilidad personal eléctricos (patinetes, bicicletas y ciclomotores), que se están convirtiendo en una alternativa viable, cómoda y cada vez más económica para los recorridos urbanos de corta-media distancia, y que se posicionan como alternativa al transporte público y, por qué no, al coche particular.

La Comunidad de Madrid ha lanzado recientemente un programa de ayudas a particulares que, por un lado, incentiva la adquisición de este tipo de vehículos, y por el otro, fomenta el uso de los sistemas de vehículo compartido. El programa tiene un presupuesto de tres millones de euros y por un lado incentiva con bonos de 1.250 euros el uso de los sistemas de carsharing y motorsharing, y por el otro da ayudas directas a la compra de vehículos de movilidad personal. Para acceder a las ayudas la condición es clara: retirar de la circulación un coche con más de 10 años.

Hemos hablado con Paloma Martín Martín, Consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid para que nos cuente más acerca de este programa y de otros planes de la región en materia de movilidad sostenible.

Pregunta: La Comunidad de Madrid en general y la ciudad de Madrid en particular es referente en movilidad eléctrica en España. ¿Cuáles cree que son los motivos?

Respuesta: Somos un referente para la movilidad eléctrica porque trabajamos con un enfoque positivo e incentivador. Madrid es una Comunidad abierta a nuevos modelos de desarrollo, donde damos facilidades a la iniciativa empresarial y tienen cabida actividades que amplían la capacidad y libertad de elección de los ciudadanos, entre las que están la elección del medio de transporte.

Concentramos a día de hoy el 30% de los vehículos eléctricos de toda España y lideramos el despliegue de empresas de car y motosharing. Esto es así porque facilitamos el desarrollo de iniciativas de descarbonización y reducción de emisiones y evitamos prohibiciones.

Si a ello le sumamos que llevamos 25 años apostando por la movilidad eléctrica a través del Metro, el medio de transporte eléctrico por excelencia, con más de 2,3 millones de viajeros al día, con una longitud de 300 Km y más de 300 estaciones, se entiende bien que Madrid sea la mejor región donde poner en práctica planes de movilidad sostenible y apostar por la movilidad eléctrica, que no es sino innovación y desarrollo desde la iniciativa industrial y empresarial.

P: Madrid ha puesto en marcha un sistema de ayudas para fomentar la movilidad sostenible a través de dos líneas. Por un lado, tenemos el sistema tradicional de ayudas directas a la compra de vehículos de movilidad personal y ciclomotores de la categoría L1e-B. ¿Por qué se ha decidido apostar por este tipo de vehículos? ¿Tienen datos que les hayan ayudado a decantarse por el fomento de este tipo de movilidad?

R: Hemos apostado por vehículos de movilidad personal por varias razonas. En primer lugar, porque la bicicleta, el ciclomotor y el patinete eléctricos son vehículos no contaminantes y respetuosos con el medio ambiente. En segundo lugar, porque existen ayudas a nivel local, regional y nacional dirigidas a coches, taxis y vehículos industriales, pero no para estas formas de movilidad. Y en último lugar, porque estas ayudas contribuyen a dinamizar la economía madrileña y tienen un efecto positivo sobre la fabricación y comercialización de estos vehículos en un momento difícil de pandemia.

Cuando se analizan los hábitos de movilidad de los madrileños, vemos que el 97,3% de los desplazamientos se reparten entre el vehículo privado (39%), a pie (34%) y el transporte público (24%). Tan solo el 2,7% se realiza en moto y bicicleta, entre otros medios. Es necesario, por tanto, incentivar otras formas de movilidad personal, como los ciclomotores, bicicletas o patinetes eléctricos como alternativas al desplazamiento en vehículo privado.

La movilidad eléctrica mejora la calidad del aire al reducir las emisiones de gases contaminantes y de efecto invernadero, permite disminuir la contaminación acústica y contribuye a un uso más racional del espacio urbano.

patinete electrico

P: Por otra parte, se ofrece un innovador sistema de bonos ambientales para utilizar los servicios de movilidad compartida cero emisiones como los carsharing y motosharing. ¿Cómo surgió esta idea? ¿Saben si existe algún sistema similar en otra parte del mundo que tengan como referencia?

R: Es un proyecto absolutamente innovador en el sistema de ayudas a la movilidad en España. Hasta ahora sí había ayudas para el achatarramiento de vehículos, pero no vinculadas a la utilización de carsharing y motosharing. Conocemos que algún país como Lituania vincula esas ayudas a uso de transporte público, pero no a sistemas sharing.

La pregunta que nos hicimos era qué podíamos hacer para que la persona que achatarrase un coche se sumara a la movilidad sostenible. Y la respuesta surgió al poner en valor dos iniciativas: era necesario favorecer el achatarramiento de turismos sin distintivo ambiental de la DGT o con una antigüedad superior a diez años, porque son los que emiten mayores valores de CO2 y NOx; y, por otra, contamos en Madrid con un amplio despliegue de empresas de car y motosharing. Así surgió el bono ambiental de 1.250 euros.

La edad del parque móvil en nuestra comunidad es de 11,38 años y hay que incentivar que salgan de la circulación los coches que más contaminan. Según datos del sector del vehículo eléctrico, cada vehículo compartido sustituye a más de 10 vehículos privados circulando. Por tanto, son necesarias iniciativas creativas e innovadoras que pongan a disposición del ciudadano más alternativas de movilidad, que favorezcan enfoques multimodales y complementen las necesidades de desplazamiento de los ciudadanos.

P: Sin duda, los operadores de estos sistemas de movilidad compartida habrán recibido el anuncio de estas ayudas con los brazos abiertos, que aportan una inyección económica y un incentivo de utilización en estos tiempos de pandemia. ¿Tienen ya los acuerdos cerrados con los operadores? ¿Van a participar todos en el programa? ¿Va a conseguir la Comunidad de Madrid precios ventajosos o se mantendrán las tarifas estándares?

R: La colaboración público-privada es clave en este ámbito, igual que ocurre en tantos otros. Éste es precisamente uno de los mayores valores de Madrid, porque los empresarios saben que en el gobierno de la Comunidad apoyamos iniciativas privadas que crean valor, lejos de los dogmatismos ideológicos de la izquierda.

Hemos cerrado el Acuerdo con Cooltra, Zity, Sharenow, Emov, Wible, Wishilife y Acciona Movilidad, la práctica totalidad de las que operan en Madrid y al año que viene queremos volver a cerrarlo con todas ellas. También se ha sumado para ayudarnos en la gestión la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE).

Las empresas de movilidad compartida van a prestar sus servicios de alquiler de coche y moto a aquellos usuarios receptores del bono ambiental de 1.250 euros. Además, el acuerdo alcanzado contempla la posibilidad de que las empresas hagan determinados descuentos adicionales al ciudadano titular del bono ambiental, como añadir minutos o kilómetros al bono.

zity-coche-alquiler-madrid

P: Una de las dudas más frecuentes es la gestión y utilización del bono. ¿Cómo se recibirá el bono y como solucionará técnicamente su disfrute. ¿Cuándo esperan que comiencen a repartirse los bonos?

R: El bono ambiental se recibirá en forma de monedero electrónico, tarjeta virtual o formato tarjeta bancaria a nombre de la persona beneficiaria, bien por correo electrónico o bien por correo ordinario certificado.

El beneficiario de esta ayuda podrá utilizarla en todas las empresas incorporadas al acuerdo y podrá elegir entre una, varias o todas. Lógicamente, para utilizar sus servicios, deberá descargarse la APP correspondiente. Todas las empresas son compatibles entre sí y todos sus servicios de alquiler de moto y coche compartido. Por lo demás, el usuario deberá ceñirse a las condiciones de uso de cada una de las empresas y de los límites geográficos en los que operan.

Los bonos estarán disponibles antes de que termine este año 2020. Recibirán la ayuda aquellos que cumplan con los requisitos estipulados en las bases de la convocatoria, teniendo en cuenta el orden de presentación de la solicitud. El tiempo para gastar el bono ambiental es de dos años desde su concesión.

P: En ambos casos, podrán acogerse a las ayudas los propietarios de vehículos achatarrados entre el 1 de enero y el 15 de noviembre de dicho año. ¿Por qué con carácter retroactivo y un plazo de finalización tan corto?

R: El carácter retroactivo se ha establecido para facilitar a los madrileños que se acojan a esta ayuda, incrementando el plazo para que puedan beneficiarse los que hayan comprado los medios de movilidad personal que se financian o achatarrado desde enero de 2020. Las ayudas forman parte de un paquete de medidas aprobadas en mayo para reactivar la economía en Madrid como consecuencia de la pandemia. Se trabajó con el sector, se anunciaron entonces y en tiempo récord se han aprobado las bases de la convocatoria, se ha firmado un acuerdo con las plataformas de empresas de vehículo compartido y se ha diseñado el sistema de bono crédito para convertir euros en kilómetros o minutos de uso en servicios sharing. La dificultad ha estado en la innovación del sistema. Finalmente ampliamos el plazo hasta el 24 de noviembre.

P: ¿Tienen datos de qué tal está siendo/ha sido la acogida de las ayudas? En caso de que sea un éxito, ¿tenéis pensado repetirlas en el futuro? ¿Cuáles son sus previsiones de número de coches a achatarrar? ¿Y cuántos vehículos unipersonales esperan que se beneficien de las ayudas?

R: Según los últimos datos de que dispongo, habían presentado su solicitud cerca de 1.800 personas y nuestra voluntad es volver a convocarlas el próximo año.

En cuanto al número de coches a achatarrar, por el importe de 950.000€ destinado a esta medida y el máximo del bono ambiental de 1.250 € que se puede obtener, podrán acogerse más de 750 beneficiarios. De los vehículos unipersonales, el potencial número de subvenciones dependerá del precio final de compra.

P: Siempre que remplacen a vehículos de combustión, los vehículos eléctricos de movilidad unipersonal son sin duda una de las formas más sostenibles de moverse por la ciudad. Sin embargo, no siempre es sencillo su utilización, ya sea por el tráfico y el miedo a él, o porque no se termina de encontrar su espacio en las ciudades. Por ejemplo, la DGT acaba de publicar una nueva normativa que acota los ámbitos y las normas de utilización del patinete eléctrico. ¿Qué medidas se están tomando desde la Comunidad de Madrid no solo para incentivar las ventas, sino para facilitar e incentivar su uso?

R: La Comunidad de Madrid no tiene competencias en la regulación del tránsito de este tipo de vehículos en las ciudades. Corresponde a los ayuntamientos establecer en sus respectivas ordenanzas municipales la ordenación de los vehículos, sin perjuicio de la regulación que a nivel estatal pueda establecerse. Sí quiero poner de manifiesto el esfuerzo que se está realizando a nivel municipal para dar respuesta a esta nueva forma de movilidad que está teniendo una alta aceptación entre los madrileños para desplazamientos cortos.

acciona-arranca-su-servicio-de-motos-electricas-compartidas-en-malaga

P: ¿Cómo cree que está afectando la pandemia a los vehículos de movilidad unipersonal? ¿Cree que le están ganando terreno al transporte público por aquello de ir solo y al aire libre? ¿Piensa que saldrán reforzados en un escenario post pandemia?

R: Los vendedores de bicicletas, motos y patinetes nos trasladan el incremento de sus ventas desde el comienzo de la pandemia. El transporte público ha demostrado también que es un medio seguro para viajar gracias a la utilización obligatoria de la mascarilla y el cumplimiento de las demás normas de seguridad y las medidas de prevención frente al coronavirus han demostrado que funcionan. En la actualidad, la red de transporte público en la Comunidad de Madrid registra 3 millones de viajes diarios. Es importante señalar que ninguno de los rebrotes de COVID-19 en la Comunidad de Madrid se ha vinculado al uso del transporte público.

Desde la Comunidad de Madrid trabajamos para facilitar más alternativas de movilidad y que el ciudadano pueda elegir la opción que mejor resuelva sus necesidades. No decimos al ciudadano cómo tiene que moverse, sino que se ponen a su disposición diferentes alternativas sostenibles y comprometidas con el medio ambiente para que él decida.

P: ¿En qué otros planes para incentivar la movilidad sostenible y mejorar la calidad del aire están trabajando?

R: El Gobierno regional ha puesto en marcha un plan estratégico de aparcamientos disuasorios destinados a fomentar la intermodalidad, de forma que el vehículo privado sea solo una parte del desplazamiento y se complete el trayecto con el transporte público o, en su caso, con un vehículo sostenible, bien sea patinete eléctrico, bicicleta o con el servicio de moto y carsharing. Esto supondrá un impulso fundamental en la promoción del transporte de cero emisiones y la mejora de la calidad del aire. Para ello, la inversión prevista es de 200 millones de euros, que se invertirán a lo largo de 12 años hasta conformar una red de aparcamientos de intercambio modal de 91 instalaciones y capacidad superior a los 46.000 vehículos.

Por otro lado, la Comunidad de Madrid está apoyando el despliegue que quieren hacer los operadores privados, ofreciendo suelo a través de fórmulas concesionales y agilizando los trámites para la puesta en servicio de puntos de recarga. El establecimiento de puntos de recarga debe acompasarse con el crecimiento en la adquisición de vehículos eléctricos e híbridos enchufables que se está experimentando en la Comunidad de Madrid, donde contamos con 800 puntos de carga públicos, de los cuales 70 son de carga rápida.

Paloma Martín 3

P: ¿Qué medidas está llevando a cabo la Comunidad como institución (de forma interna) para reducir su huella de carbono y predicar con el ejemplo?

R: En el Gobierno regional hemos querido contribuir a reducción de emisiones contaminantes renovando nuestra flota institucional con vehículos eco. Así destinamos 6,6 millones de euros para que el 50% de la nueva flota de nuestras Consejerías en la modalidad de renting sea eco y reducir con ello entre un 20 y un 40% las emisiones de CO2. También procedemos a renovar los vehículos de Canal de Isabel II hasta alcanzar el 100% de su flota o los del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural y Alimentario, con la incorporación de vehículos híbridos-enchufables, por poner algunos ejemplos concretos de inversiones que estamos haciendo desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid para reducir la huella de carbono.

Junto a la renovación de la flota institucional, incentivamos también el uso del transporte público entre los trabajadores de la Comunidad de Madrid, por lo que a todos se les entrega la Tarjeta de Transporte anual, de acuerdo con la situación de su domicilio. Sin ninguna duda, la Administración forma parte de ese proceso de transformación sostenible.

P: Por último, ¿Cuáles son sus deseos para este cierre de 2020 y de cara a 2021 en el sector de la movilidad sostenible en nuestro país? ¿Qué planes y líneas de trabajo tienen para la Comunidad de Madrid?

R: Desde la Comunidad de Madrid seguiremos trabajando en todos los ámbitos necesarios para cumplir con nuestros objetivos de transformación hacia un modelo económico basado en la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente. Las ayudas a la movilidad personal y el bono ambiental convocados por primera vez este año 2020 han sido un excelente punto de partida. Si en 2021 añadimos avances en sostenibilidad, en descarbonización y calidad del aire, reforzaremos el cuidado de nuestro medio ambiente.

La actuación de todo el gobierno de la Comunidad de Madrid está centrada en la superación de la crisis sanitaria que es también una crisis económica y social. El mayor deseo compartido por todos para el año 2021 es, sin duda, la superación de esta pandemia que asola España y el mundo entero. Tenemos muy presentes a todas las familias que han perdido a sus seres queridos. Junto a la prevención y atención sanitaria derivadas del COVID, estamos trabajando para mantener los distintos sectores en funcionamiento, como la hostelería y reactivar la economía.

Conversaciones: