MADRID

Foro VEM: Reto industrial, sharing y gestión energética en la movilidad eléctrica

El 'Foro VEM' giró en torno a tres mesas redondas sobre el reto industrial de la movilidad eléctrica, el sharing 100% eléctrico y la gestión energética del vehículo eléctrico en el entorno urbano.

Arturo Pérez de Lucía, Director Gerente de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive), en la inauguración del Foro VEM 2018.
Arturo Pérez de Lucía, Director Gerente de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive), en la inauguración del Foro VEM 2018.

La Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive) y el Ayuntamiento de Madrid celebraron, el pasado 31 de mayo en la capital, el Foro VEM, un evento que sirvió para poner al día las diferentes actuaciones y estrategias públicas y privadas que se están llevando a cabo a nivel regional, nacional y europeo, para impulsar la movilidad sostenible. El Congreso, patrocinado por Bosch, Iberdrola y PSA Group, y con gran afluencia de público, ha formado parte de las actividades del VEM2018, la gran feria del vehículo eléctrico de Madrid, que ha celebrado su cuarta edición este pasado fin de semana en la madrileña Plaza de Colón.

El acto de inauguración contó con la intervención de Paz Valiente, directora general de Sostenibilidad y Control Ambiental del Ayuntamiento de Madrid, quien hizo hincapié en la importancia de que “exista un diálogo entre las diferentes administraciones, que nos permita a todos remar en la misma dirección para conseguir la implementación de políticas que favorezcan el despliegue de la movilidad eléctrica en Madrid y convertir nuestra ciudad en un lugar mucho más limpio y sostenible”.

El Foro, que giró en torno a tres mesas redondas sobre el reto industrial de la movilidad eléctrica, el sharing 100% eléctrico y la gestión energética del vehículo eléctrico en el entorno urbano, contó con la presencia de cargos públicos de diferentes administraciones y con empresarios del sector de la cadena de valor del vehículo eléctrico.

La mesa institucional contó con la intervención de Álvaro Fernández, gerente de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid, que repasó las diferentes iniciativas que la EMT viene ejecutando en los últimos años para impulsar la movilidad eléctrica en la ciudad y acercarla a los ciudadanos de la capital. Una de ellas se centra en la incorporación de nuevos vehículos eléctricos en la renovación de la flota de autobuses. Actualmente hay 15 autobuses eléctricos funcionando en las líneas 1, 26 y Circular, que se unen a otros cinco con sistema de recarga por inducción que desde hace unos meses cubren el recorrido de la línea 76 y a los microbuses de las líneas M1 y M2 que se van a renovar a partir del verano, “lo que nos convierte en la tercera empresa de Europa con la mayor flota de vehículos eléctricos”, afirmó Fernández.

Nuestro objetivo, señaló el gerente de la EMT, “es incorporar 20 vehículos eléctricos al año”. Para poder dar servicio a la futura flota municipal, la EMT electrificará una de las cinco cocheras que tienen en la Región -concretamente la de La Elipa-, “que se convertirá en la primera cochera 100% eléctrica de la ciudad y, posiblemente de Europa, y que podrá dar servicio a más de 350 autobuses todos los días”, explicó Fernández. Desde hace un año, la EMT se ha constituido como gestor de carga y, recientemente, ha inaugurado cinco puntos de recarga eléctrica rápida en la capital, “que iremos ampliando en función de la demanda”. Dos de los puntos más solicitados están en Colón, que serán ampliados a dos más, “desde donde ya se hacen entre cinco y siete recargas diarias”.

¿Nuevo Plan VEA?

A continuación intervino Alejandro Pros, subdirector general de Políticas Sectoriales del Ministerio de Industria, que repasó las propuestas normativas que la Unión Europea ha lanzado en los últimos meses en materia de movilidad eléctrica. Al segundo paquete de movilidad de noviembre del año pasado se añade, desde mayo de este año, el tercer paquete de movilidad sostenible, que incluye el Plan Estratégico de apoyo a la fabricación de baterías, así como la reducción emisiones por parte de los vehículos pesados.

Por otro lado, el subdirector general confirmó la intención del Gobierno de aprobar el próximo mes de julio el programa de subvenciones para la adquisición de vehículos con energías alternativas (Plan VEA), con una dotación de 16,6 millones de euros, así como el nuevo Plan VEA Infraestructuras para la creación de nuevos puntos de recarga, para el que también hay destinado una partida. Sin embargo, el cambio de Gobierno que tuvo lugar el pasado viernes, podría plantear dudas sobre la consecución de esta iniciativa. El representante del Ministerio cree que en 2020 “es muy posible que el parque de vehículos eléctricos en España alcance las 100.000 unidades”.

La participación institucional también contó con la intervención de Mariano González, comisionado de Cambio Climático de la Comunidad de Madrid, quien recordó al público asistente la labor que el Gobierno autonómico está desarrollando a través de la Mesa Regional constituida en junio del año pasado, “para abordar lo que Madrid demanda en materia de movilidad eléctrica”.

Reunida en cuatro ocasiones, en estos doce meses se han planteado varios asuntos como las diferentes alternativas para el desarrollo de infraestructuras de recarga o la manera de contribuir a diseñar un modelo para impulsar la movilidad eléctrica mediante incentivos que reduzcan el esfuerzo fiscal o medidas que favorezcan la compra de vehículos eléctricos, entre otras. Aunque el representante de la CAM hizo hincapié en que aún “falta mucha pedagogía y sensibilización en las propias administraciones”, también señaló los últimos avances conseguidos, como la reciente adquisición de 70 vehículos eléctricos para el Canal de Isabel II y de una veintena para el servicio regional de Bomberos, “que iremos poco a poco ampliando a otros servicios como la flota de autobuses interurbanos”.

Por su parte, Juan Azcárate, responsable de Energía del Ayuntamiento de Madrid, remarcó la necesidad de llevar a cabo una estrategia basada en la colaboración con otras administraciones para “no poner barreras a la movilidad eléctrica, pero sin olvidarnos de las iniciativas privadas, que convierten a Madrid en un referente internacional, en un laboratorio urbano de la movilidad compartida”; de hecho, “la capital se ha convertido en una de las ciudades europeas con más kilómetros eléctricos recorridos”, afirmó Azcárate.

En esta línea, el Ayuntamiento de Madrid trabaja en tres ámbitos: aumentar la red de recarga para que a finales de año “lleguemos a los 20 puntos de recarga rápida en la capital, dar facilidades en el aparcamiento con vehículos eléctricos y aumentar la flota municipal que sumará más de 200 vehículos a finales de 2018”.

Proyecto europeos

El Congreso también tuvo espacio para desgranar la evolución de dos proyectos europeos de enorme interés para la región de Madrid. Uno de ellos es el proyecto ‘Civitas Eccentric’, destinado a la promoción de actividades centradas en la movilidad sostenible en ámbitos urbanos de la UE. Esta iniciativa, que arrancó en septiembre de 2016 y tiene una duración de cuatro años, pertenece al Programa Europeo Horizonte 2020 y está liderado por la ciudad de Madrid junto a otras cuatro ciudades europeas más. Entre sus principales objetivos se encuentran generar soluciones innovadoras e integradas para la movilidad urbana prestando especial atención a las zonas periféricas, así como promover una institución urbana de mercancías sostenible de bajas emisiones.

El segundo proyecto es el ‘Life Gystra: Remote Sensing’ para la medición real de emisiones contaminantes en los vehículos a través de un dispositivo que funciona como un laboratorio portátil que se pone en la carretera y mide todas los contaminantes que emiten los vehículos por el tubo del escape cuando pasan por él. Financiado por la UE, cuenta con cinco socios, cuatro de ellos españoles. Empezó en septiembre de 2017 y finaliza en noviembre de 2020. La intención es poner en Madrid dos dispositivos RSD en distintos puntos de la ciudad durante dos años con el objetivo de que las autoridades hagan uso de esta información para mejorar la calidad del aire en la capital.

Conversaciones: