Híbridos y Eléctricos

SALÓN DE SHANGHÁI 2019

Audi AI:ME, un coche eléctrico para la movilidad urbana

El Audi AI:ME que se muestra en el Salón del Shanghái es un SUV eléctrico, autónomo y compartido que se presenta como el tercero de los concepts visionarios pensados para la movilidad eléctrica, autónoma y compartida de la próxima década.

El Audi AI ME se presenta en el Salón de Shanghái 2019.
El Audi AI ME se presenta en el Salón de Shanghái 2019.

Para Audi los servicios de movilidad compartida tendrán su apogeo dentro de 10 años, sustituyendo en muchos casos a la actual vehículo en propiedad, lo que obliga a los fabricantes a ampliar sus líneas de negocio. El fabricante alemán ha presentado en el Salón del Automóvil de Shanghái el AI:ME, un vehículo futurista –el tercero de los cuatro concepts visionarios que destinará a este fin– que muestra cómo sería un modelo eléctrico compacto, del tamaño del A3, en su catálogo.

El Audi AI:ME, cuyo nombre se refiere a la capacidad de aprender a navegar en su entorno, es un SUV eléctrico compacto de cuatro puertas y “2+X asientos”, en función de su configuración. Mide 1.300 mm de largo, 1.900 mm de ancho y 1.500 mm de alto y, según el fabricante, no estará construido sobre una plataforma específicamente diseñada para coches eléctricos. Su carrocería está fabricada a base de acero, aluminio y plástico, manteniendo un peso bajo, acompañado por una suspensión adaptativa que funciona en colaboración con unas grandes llantas de 23 pulgadas.

El Audi AI ME será un SUV eléctrico y compacto para uso urbano

El Audi AI:ME será un SUV eléctrico y compacto para uso urbano.

Su tamaño es similar al del Volkswagen ID.3 o al Seat e-Born, ambos construidos sobre la plataforma modular eléctrica MEB del Grupo. El jefe de diseño de Audi, Andreas Mindt, no ha confirmado si el fabricante lanzará un modelo eléctrico basado en esta plataforma, limitándose a decir que “están trabajando en ello como un posible proyecto”.

El diseño del AI:ME responde a la intención de Audi de dotarlo de líneas simples que “no se parezcan a las de una cabina telefónica, como otros vehículos urbanos”. Según Mindt, varios de los elementos que muestra este concept se incluirán en los modelos de Audi en un futuro próximo. El Audi AI:ME está diseñado y pensado para entornos urbanos estrechos, presentando un cuerpo compacto tipo SUV, en el que se ha maximizado la maniobrabilidad y la visibilidad.

El AI:ME cuenta con un motor eléctrico de 125 kW (170 CV) situado en el eje trasero y alimentado por una batería de 65 kWh de capacidad situada en la parte baja del habitáculo. El fabricante todavía no ha dado información sobre su autonomía.

Puesto de conducción del Audi AI ME, pensado para la conducción autónoma de Nivel 4

Puesto de conducción del Audi AI:ME, pensado para la conducción autónoma de Nivel 4.

Su diseño interior está pensado para la conducción autónoma de Nivel 4 incluyendo un volante y pedales retráctiles que se esconden para permitir maximizar el espacio interior, en el que ya no es necesaria la presencia constante de un conductor al volante. Cuenta con dos mesas escamoteables, una nevera y portavasos magnéticos. En la zona del tablero de instrumentos cuenta con un área de almacenamiento muy grande, junto con cubículos en las puertas, todos ellos abiertos para evitar la posibilidad de olvidar las pertenencias en un coche compartido.

La mayoría de los sistemas de información y entretenimiento del AI:ME se operan a través de una gran pantalla de realidad aumentada, que, en modo autónomo, puede controlarse mediante un sistema de gestos o con la propia mirada, para lo que utiliza cámaras de seguimiento ocular integradas. Los sistemas también pueden operarse a través de paneles táctiles integrados en las puertas. 

Una de las características distintivas de su diseño son las ventanillas. Completamente tintadas y con un sistema de cancelación del ruido exterior, recorren todo el lateral del vehículo, dejando más ancho libre en la parte superior que en la inferior. Mindt explica que su objetivo es asegurar que "el punto más ancho es donde está la cabeza de los ocupantes y se requiere más espacio". Además, solamente se abren por la parte inferior, con lo que el aire se dirige al cuerpo y no a la cara de los ocupantes.

En el exterior cuenta con luces led delanteras y traseras, diseñadas para enviar señales a los peatones y otros vehículos mediante diferentes secuencias de luces y colores. Otras luces led, situadas alrededor del vehículo, aseguran que quien le rodee estará informado de sus intenciones. El compacto de también puede usar su iluminación para amplificar las señales de peligro y advertencia a los vehículos que lo rodean.

El sistema de iluminación led del Audi AI ME informa a otros vehículos y a los peatones de las intenciones d su conductor

El sistema de iluminación led del Audi AI:ME informa a otros vehículos y a los peatones de las intenciones de su conductor.

El objetivo de Audi es que cada uno de los usuarios de su servicio de movilidad compartida elija el tipo y el tamaño de automóvil que desee. Entre las opciones presentadas hasta ahora está el Aicon concept, presentado en 2017 y diseñado para los desplazamientos urbanos y el superdeportivo PB18 e-tron que se pudo ver el año pasado en el prestigioso concurso Pebble Beach y que probablemente sea el sucesor del Audi R8. El cuarto de estos vehículos visionarios de Audi debutará en el Salón del Automóvil de Frankfurt que se celebrará en septiembre.

Conversaciones: