Híbridos y Eléctricos

NUEVAS IMÁGENES EXTERIORES E INTERIORES

Todos los detalles de los nuevos coches eléctricos de Bollinger: el B1 y B2, dos todoterreno radicales

Bollinger ha actualizado el aspecto exterior e interior de los dos 4x4 que está desarrollando sobre la misma plataforma, un todoterreno radical denominado B1 y un pick-up de cuatro plazas, llamado B2, ambos dotados del mismo tren motriz.

Bollinger presenta nuevas imágenes del B1 y el B2.
Bollinger presenta nuevas imágenes del B1 y el B2.

El fabricante americano con sede en Michigan Bollinger Motors ha presentado la actualización de los dos vehículos eléctricos que está desarrollando: el Bollinger B1, un 4x4 eléctrico radical, con aspecto rudo, sin concesiones al lujo, pero capaz de rendir en todos los terrenos sin problemas y su variante pick-up de cuatro plazas, llamado Bollinger B2, basado en la misma plataforma y que emplea el mismo tren motriz.

La empresa fundada en Nueva York por Robert Bollinger, un empresario licenciado en diseño industrial que hizo su fortuna en la industria cosmética, ha estado desarrollando durante más de cuatro años una plataforma para todoterrenos eléctricos muy simple pero versátil. “Ya era hora de que viéramos algo nuevo. Queríamos construir el mejor 4x4 sin compromisos”, ha declarado Bollinger durante la presentación de la última actualización de sus dos modelos eléctricos que deberían estar más cerca de la versión final que llegará a los clientes.

Detalles del Bollinger B1 y B2

Detalles del Bollinger B1 y B2

En julio de 2017, Bollinger presentó el primero de sus vehículos eléctricos, el B1, un todoterreno real con tracción total, del que existirán dos variantes de dos y cuatro puertas. Por fuera recuerda en su diseño al clásico Land Rover Defender, con un interior muy austero, pensado para atravesar y soportar los terrenos más complicados. En agosto del año pasado, sin perder ese espíritu radical, recibió una serie de mejoras estéticas y mecánicas, que elevaron su potencia hasta los (272 kW) 365 CV y su autonomía a los 320 kilómetros.

La compañía también está desarrollando una variante pick-up llamada Bollinger B2, una versión de cuatro puertas del B1 con caja de carga y con el mismo tren motriz que el primero. Bollinger planea hacer que la producción de todos sus modelos sea de bajo volumen, es decir exclusivos y, por lo tanto, caros.

La presentación de Bollinger se ha limitado a ofrecer nuevas imágenes en blanco y negro de ambos modelos, sin más información relativa a precios o características finales. Según la compañía, en los "próximos meses" se ofrecerán más detalles sobre los precios y las fechas de producción y entrega.

Bollinger B1 y B2

Las dos variantes de los 4x4 de Bollinger utilizan el mismo tren de potencia eléctrico. La información que existe por ahora, afirma que cuentan con dos motores eléctricos que ofrecen una potencia total de 458 kW (614 CV) y un par motor de más de 900 Nm capaces de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 160 km/h. Bollinger ha introducido una caja de cambios de 2 velocidades, que les permiten manejarse tanto en los terrenos más complicados como en una carretera convencional.

No hay lujos ni grandes comodidades dentro de Bollinger

No hay lujos ni grandes comodidades dentro de Bollinger.

La batería es de 120 kWh de capacidad de la que por ahora se desconoce la homologación en cuanto a autonomía, aunque por el fin al que están destinados estos vehículos y dada la gran capacidad de esta, no será una cifra que limite su uso.

Sí son importantes las características de su diseño como por ejemplo los 38 centímetros de distancia al suelo, su capacidad de carga útil, 2.360 kilogramos, o su capacidad de remolque, 3.400 kilogramos. Aunque no se conocen las medidas de su geometría de forma oficial, sus cortos voladizos delantero y trasero aseguran unos ángulos de entrada y salida muy grandes que le permitirá acometer pendientes, rampas y cruces de puentes muy exigentes. Además su altura al suelo permitirá una gran capacidad para el vadeo y crea un ángulo ventral suficiente para salir de las crestas de las pendientes sin empanzarse ni tocar el suelo con los bajos.

Conversaciones: