Híbridos y Eléctricos

BATERÍAS BLADE SOBRE LA E-PLATFORM 3.0

El BYD EA1 llega a producción prometiendo 1.000 kilómetros de autonomía con cada carga

Aunque los 1.000 kilómetros que anuncia el BYD EA1 son referidos al ciclo NEDC, la cifra es espectacular para un coche compacto de algo más de cuatro metros de largo que aspira a llegar a los mercados de todo el mundo a un precio muy competitivo.

BYD EA1 e-platform 3.0 y baterias Blade
El BYD EA1 promete 1.000 kilómetros de autonomía (NEDC) con cada carga gracias a las baterías Blade con química LFP

En abril de 2021, BYD aprovechó su presencia en el Salón del Automóvil de Shanghái para presentar su nueva plataforma eléctrica llamada e-platform 3.0. Una arquitectura que llega para dar cabida a las nuevas baterías Blade, que presumen de las más altas condiciones de seguridad y de un rendimiento que permitirá alcanzar los 1.000 kilómetros de autonomía (NEDC). Allí se presentó también el BYD EA1, un coche eléctrico compacto de algo más de cuatro metros de longitud que en su versión más potente estrenará la combinación plataforma-baterías con la mayor autonomía homologada hasta ahora por cualquier modelo a la venta.

BYD es uno de los fabricantes más importantes de China y está dispuesto no solo a liderar su mercado sino a conquistar el del resto del mundo con sus vehículos eléctricos. Para lograr este objetivo ha desarrollado una plataforma flexible, la e-platform 3.0 que puede llegar a albergar coches eléctricos capaces de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y viajar hasta 1.000 kilómetros con una sola carga de su batería Blade, presentadas en marzo del año pasado. Aunque los fabricantes chinos todavía reflejan sus homologaciones en el obsoleto ciclo NEDC europeo esta cifra, que se convertirá en aproximadamente 800 kilómetros en el actual WLTP, sigue siendo una cantidad que por ahora no se ha visto en ningún modelo del mercado.

Con el permiso del BYD Tang de segunda generación, que ya emplea estas baterías, el BYD EA1 será el primero que combinará la plataforma y las baterías. Un coche eléctrico que además de estrenar el nuevo logo su calandra, estuvo presente en Shanghái como ejemplo de estas nuevas tecnologías. Aunque en ese momento solo era un prototipo, ahora, BYD confirma que ha dado luz verde a su producción y posterior comercialización, en primer lugar en China y posteriormente en el resto del mundo.

BYD EA1 batalla

El BYD EA1 será un compacto de poco más de 4 metros de longitud que ofrece una batalla de 2,7 metros.

Se trata de un compacto a caballo entre el segmento B y C ya que su longitud es de tan solo 4,07 metros. Destaca su distancia entre ejes, 2,7 metros, que se debe trasladar al espacio disponible en el habitáculo. Las otras cotas son 1,57 metros de alto y 1,77 metros de ancho. Su motor eléctrico alcanzará un potencia nominal de 36 kW (48 CV) y punta de 71 kW (95 CV), que le permiten alcanzar una velocidad máxima de 150 km/h. Estará alimentado por una batería de la que no se conoce la capacidad pero que es su gran protagonista, ya que con ella podrá alcanzar esos 1.000 kilómetros de autonomía prometidos (NEDC).

Una configuración eléctrica modesta que refleja la intención de que el EA1 sea un coche económico que competirá en precio y prestaciones con modelos de combustión. En cualquier caso se trata de datos preliminares puesto que es posible que existan dos versiones siendo la autonomía de la variante de entrada de unos 400 o 500 kilómetros.

El precio es todavía una incógnita aunque se especula que podría costar entre 100.000 y 140.000 yuanes (entre 13.000 y 18.000 euros).

BYD EA1 preproduccion

Unidad de preproducción del BYD EA1.

La BYD’s e-platform 3.0, alta tecnología a bajo precio

El secreto de la nueva plataforma está en unos componentes más pequeños, más ligeros, más potentes y más eficientes y al empleo de las baterías Blade calificadas como indestructibles ante el aplastamiento, el doblado, la penetración, la sobrecarga y el calentamiento por encima de los 300ºC. Las celdas emplean una química LFP (litio-ferrofosfato) y son de gran volumen: 96 cm de largo, 9 cm de ancho y 135 cm de alto. Una vez colocadas en su matriz se insertan en el paquete de baterías en una disposición tipo laminar. Los ingenieros de BYD han logrado reducir el volumen del paquete en un 50% respecto a una batería con química NCM (níquel, cobalto, manganeso) creando así espacio adicional para incluir más cantidad de material activo y otros equipos auxiliares.

La e-platform 3.0 permitirá la carga ultrarrápida, gracias a que es capaz de implementar sistemas eléctricos de 800 voltios, aunque BYD no menciona la potencia de carga exacta a la que podrá llegar, pero sí que se podrán cargar 150 kilómetros en cinco minutos.

Conversaciones: