Híbridos y Eléctricos

SUCESOR DEL C-7

Candela presenta el C-8, un nuevo barco eléctrico de hidroala que estrena el motor C-Pod

La empresa sueca presume de haber creado el barco más eficiente y con mayor autonomía del mundo gracias a la combinación del motor C-Pod y la tecnología de hidroala que le permiten sobrevolar el agua reduciendo la resistencia en un 80%.

barco electrico hidroala candela c-8
El Candela C-8 presume de ser el barco más eficiente del mundo, lo que se traduce en una autonomía de casi 100 kilómetros con cada carga. Imagen: Candela.

Tras la presentación del C-Pod, el motor eléctrico más eficiente del mundo cuya finalidad principal era instalarse en barcos eléctricos de hidroala, Candela presenta ahora su primera aplicación práctica. El Candela C-8 presume de ser el barco eléctrico con mayor autonomía del mundo gracias a este motor y a que es capaz de “sobrevolar” por encima de las olas gracias a las alas retráctiles que rodean la quilla y que a partir de una cierta velocidad elevan el barco por encima de las olas, reduciendo el rozamiento y alcanzando una autonomía de 93 kilómetros.

Candela es una empresa sueca especialista en sistema de propulsión marina de alta eficiencia. Con el objetivo de “reducir las emisiones globales derivadas del transporte marítimo” creó el Candela Seven (C-7), una lancha que vuela por encima de la superficie del agua gracias a unas hidroalas que hacen que el barco se eleve sobre ella. Esta tecnología, que se remonta a 1919, se basa en el mismo principio físico que un avión (Bernouilli), pero en un medio líquido, que es aproximadamente 1.000 veces más denso que el aire.

El C-7 representaba una solución interesante para la navegación eléctrica, puesto que superaba el hándicap de la limitación de la autonomía que supone transportar un peso tan grande como el de la batería, lo que aumenta considerablemente el rozamiento con el agua. Gracias a las hidroalas se reduce la resistencia y es posible abordar este problema. Bajo el casco, unas alas retráctiles descienden cuando se alcanza la velocidad crítica, y la embarcación “despega” por encima del agua, reduciendo el rozamiento.

Motor electrico Candela C-Pod

El Candela C-8 retrae las hidroalas para navegar por aguas poco profundas o amarrar. Imagen: Candela.

El Candela C-8 cuenta con dos hidroalas que son capaces de reducir la resistencia hasta en un 80 %, lo que le permite operar casi en completo silencio, a una velocidad máxima de 30 nudos (56 km/h) dejando tras de sí una pequeña estela de tan solo cinco centímetros. La autonomía con cada carga de su batería de 40 kWh es de 93 kilómetros que, según Candela, es alrededor de tres veces el alcance que pueden ofrecer otros barcos eléctricos en el mercado.

Esto significa que es capaz de alcanzar la misma autonomía que el Candela C-7, que cuenta con una batería de la misma capacidad, alcanzando una velocidad muy superior (30 nudos frente a 20 nudos). Este resultado es posible gracias a la mejora de la tecnología de hidroala junto con el nuevo tren de transmisión C-Pod. Un motor eléctrico de 55 kW (74 CV) muy eficiente y la vez muy duradero. Al ir sumergido no hay pérdidas en sistemas intermedios de transmisión lo que garantiza el rendimiento y también el funcionamiento prácticamente silencioso. Según Candela, el C-Pod dura toda la vida y no precisa de ningún tipo de mantenimiento.

El controlador de vuelo emplea diferentes tipos de sensores que miden la posición, la velocidad y la aceleración del barco con seis grados de libertad, creando una experiencia de navegación segura, precisa y estable. El software de control ha sido puesto a punto tras 10.000 horas de simulaciones, iteraciones de diseño y pruebas en el mar.

aguas poco profundas barco electrico hidroala candela c-8

El C-Pod es el nuevo motor eléctrico desarrollado por Candela. Imagen: Candela.

Al igual que en el C-7, las hidroalas del C-8 se retraen por encima de la línea de flotación para navegar en aguas poco profundas y amarrar en los muelles. Se ajustan automáticamente cuando están en uso para mantener el barco estable mientras se desliza por el agua. Con prácticamente el mismo ancho que el C-7, el C-8 es 0,8 metros más largo (7,7 metros), lo que permite instalar una gran cabina con capacidad para ocho pasajeros, una tumbona, camas para cuatro y un servicio.

La nueva tecnología y el mayor tamaño también se reflejan en el precio que pasa de los 240.000 euros del C-7 a los 290.000 euros del C-8. Candela prevé arrancar la producción de su nuevo barco eléctrico en enero de 2022 y ya admite reservas a través de su página web.

Conversaciones: