Híbridos y Eléctricos

SALÓN DEL AUTMÓVIL DE GINEBRA

Mercedes-Benz EQV: la nueva furgoneta eléctrica se presentará en Ginebra 2019

Mercedes-Benz presentará en Ginebra el EQV concept, un vehículo eléctrico multipropósito fabricado sobre la plataforma de la Clase V y con un tren motriz basado en el de la furgoneta comercial eléctrica eVito.

El nuevo Mercedes EQV se basará en la recientemente renovada Clase V.
El nuevo Mercedes EQV se basará en la recientemente renovada Clase V.

En el próximo Salón del Automóvil de Ginebra, Mercedes-Benz presentará un nuevo vehículo eléctrico multipropósito, basado en la actual Clase V, recientemente actualizada en sus versiones de combustión. La variante eléctrica que ofrecerá Mercedes Benz se incorporará a la familia de modelos eléctricos del fabricante alemán EQ bajo la denominación EQV de la que ya se han confirmado cuatro modelos.

Mercedes-Benz describe el nuevo EQV como un “estudio de diseño prácticamente de serie”, por lo que el concept que se presentará será muy similar al modelo de producción, que se espera que llegue al mercado en 2022. La versión definitiva será desarrollado por la división de furgonetas de Mercedes-Benz, estrechamente relacionada con los vehículos comerciales y eléctricos de la firma.

El nuevo EQV tomará parte de los componentes eléctricos desarrollados para la gama comercial en la que ya ofrece la Mercedes eVito a la que se unirá la eSprinter a finales de este año. El tren motriz de la eVito está diseñado para ser utilizado como vehículo de reparto de última milla, es decir, un uso eminentemente urbano pensado para baja velocidad y continuos arranques y paradas. Cuenta con tres baterías de iones de litio con una capacidad total de 41,4 kWh que alimenta un motor de 84 kW (115 CV) y hasta 300 Nm. Con estas características su autonomía, en las condiciones en las que se mueve es de aproximadamente 150 kilómetros.

Interior del Mercedes Clase V en su variante para 8 ocupantes

Interior del Mercedes Clase V en su variante para 8 ocupantes.

Si bien el tren motriz del EQV será una evolución del que monta la gama comercial, con mayor autonomía y potencia, la plataforma sobre la que se construirá será la misma que utilizan tanto la clase V como la Vito, en lugar de utilizar una arquitectura desarrollada a medida para un vehículo eléctrico, como en el caso de otros modelos de la familia EQ.

La Clase V actual se ofrece en tres longitudes diferentes, con un interior flexible que permite acomodar hasta ocho ocupantes u optar por configuraciones de lujo, con menor número de asientos y gran cantidad de equipamientos extra. Además también existe una versión autocaravana, adaptada para viajar y dormir en el mismo vehículo, llamada Marco Polo. El EQV, probablemente, también ofrecerá toda esta gama de opciones y, potencialmente, brindará un espacio interior más flexible, debido a la que la batería se situará debajo del piso, liberando capacidad en el interior.

Por ahora, el EQV, en su llegada al mercado, tan solo se encontraría con un rival que también se encuentra en fase de desarrollo. El Volkswagen ID. Buzz se lanzará también en 2022, en versión de pasajeros y comercial, ofreciendo una autonomía de 600 kilómetros.

En la próxima década, Mercedes-Benz quiere ofrecer hasta 50 variantes electrificadas en su catálogo, de los que al menos 10 serán vehículos completamente eléctricos. La nueva Mercedes EQV es el quinto modelo eléctrico confirmado por Mercedes-Benz para los próximos tres años. Junto al EQC, un SUV eléctrico ya presentado el año pasado en Estocolmo comenzará a fabricarse este mismo año. Posteriormente llegarán el EQA, un compacto eléctrico basado en el concept presentado en Frankfurt en 2017, y segundo SUV eléctrico, el EQB, más pequeño, que probablemente también cuente con una versión híbrida enchufable. A ellos se unirá el lujoso EQS, una berlina de representación de alta gama, que completa la intención del fabricante de ofrecer un vehículo eléctrico en cada segmento antes de 2022. En total, el grupo alemán invertirá más de 10.000 millones de euros en la electrificación de toda su oferta y 1.500 millones de euros a adaptar las plantas de producción.

Conversaciones: