Híbridos y Eléctricos

CES 2020

Fisker desvela el Ocean, un SUV eléctrico que se podrá adquirir por 30.000 dólares en EE.UU

Henrik Fisker ha presentado en el CES 2020 de Las Vegas el prototipo de producción del Fisker Ocean, un SUV eléctrico que podrá comprarse por 30.000 dólares o alquilarse por 379 dólares al mes.

Henrik Fisker, CEO y fundador de Fisker, presenta el Ocean en el CES 2020.
Henrik Fisker, CEO y fundador de Fisker, presenta el Ocean en el CES 2020.

Con motivo de la apertura del CES 2020 en Las Vegas, Fisker ha presentado el aspecto prácticamente definitivo del SUV eléctrico que inaugurará su catálogo. El Fisker Ocean tendrá un precio de partida en Estados Unidos de 37.499 dólares, pero restándole las ayudas federales del gobierno podrá adquirirse, en su versión de entrada, y en unidades limitadas, por 29.999 dólares. Fisker también ofrecerá una opción de alquiler flexible por la que pide 379 dólares mensuales durante y 30.000 millas (48.000 kilómetros) como base.

Durante los meses previos a la presentación oficial y al anuncio del precio de venta, Fisker ha estado apostando por una campaña de marketing que atrajese a sus futuros clientes por ofrecer un vehículo a la moda, tipo SUV, a un precio que no sobrepasase los 40.000 euros. De esta forma competía con los SUV coreanos de Hyundai y Kia y con otros modelos que están a punto de llegar, como es el caso del Tesla Model Y, llamado a ser el rey del segmento.

Finalmente en el CES 2020, en una presentación dirigida por el propio Henrik Fisker, CEO y fundador de la empresa, ha cumplido con su promesa, quizás incluso por delante de las expectativas. El precio del Ocean para su versión base será de 37.499 dólares, pero restándole el crédito federal de 7.500 $ del crédito federal del gobierno americano, el precio final es de 30.000 dólares, lo que lo convierte en una opción muy interesante en el mercado, siempre y cuando llegue a convertirse en realidad. Según ha declarado el propio Henrik Fisker, el Ocean podrá adquirirse “a partir de 37.499 $ para un número limitado de vehículos”.

Ventanal trasero del Fisker Ocean

Además, tal y como había promedio, Fisker ofrece la posibilidad de hacerse con él a través de un alquiler mensual flexible de 379 dólares en el que se incluyen todos los gastos de mantenimiento, seguro, servicios asociados y puesta en marcha del contrato. Para poder acceder a esta modalidad de contrato el futuro cliente debe depositar 2.999 dólares en concepto de depósito para que Fisker le haga entrega de su vehículo en 2022. Además, ofrecerá una opción para financiar el pago inicial para aquellos clientes con crédito aprobado.

Fisker ofrecerá el Ocean y el resto de sus modelos a través de su aplicación, que permite una experiencia de propiedad sencilla que incluye la posibilidad de elegir el plazo de arrendamiento, en lugar de los característicos dos o tres años. El contrato ofrecerá 30.000 millas (48.280 kilómetros) por año, lo que debería ser más que suficiente para la gran mayoría de los conductores.

Para hacer la reserva previa, los futuros clientes pueden descargar ya la aplicación y realizar un depósito inicial reembolsable de 250 dólares (excepto 25 dólares por gastos de gestión y procesamiento). Las primeras unidades se entregarán a finales de 2021 aunque los pedidos que se realicen a partir de hoy y en adelante se entregarán en 2022.

“Nuestra capacidad de fabricación que dará como resultado una producción de más de un millón de vehículos entre 2022 y 2027, gracias a una cadena de suministro global”, asegura Fisker. El CEO de la compañía ha citado a los medios y a los interesados para el próximo Salón del Automóvil de Ginebra, donde compartirá más detalles sobre las características del vehículo y sobre la exclusiva plataforma que sustenta este y los sucesivos modelos, de los que asegura que también habrá más información a lo largo de este año.

Un recorrido por el nuevo Fisker Ocean

Los detalles técnicos del Fisker Ocean no son todavía definitivos ni están confirmados de forma oficial. La mayoría de los detalles anunciados en la presentación son aspectos ya conocidos, aunque la presencia de un prototipo real ha permitido hacer un repaso al exterior y al interior.

En el recorrido, Fisker hizo hincapié en la apuesta ecológica y sostenible del Ocean, cuyo interior refleja el ”veganismo” de sus materiales. Las alfombras están hechas de botellas recicladas y redes de pesca, los detalles del salpicadero con camisetas recicladas y las gomas de impermeabilización del ventanal trasero con neumáticos reciclados. Además, esta ventana puede bajarse para acceder a la bandeja que se sitúa detrás del asiento sin necesidad de abrir el maletero.

Sistema de infroentretenimiento del Fisker Ocean

Exteriormente, el Ocean tiene dos radares frontales que necesarios para su futura conducción autónoma. En el techo, una serie de paneles solares capaces de generar energía para recorrer 1.600 kilómetros por año o lo que es lo mismo algo menos de cinco kilómetros al día. El sistema de infroentretenimiento no renuncia a las grandes pantallas táctiles comunes hoy en día en prácticamente todos los modelos. Fisker ha agregado una barra inferior para facilitar el acceso a las funciones más utilizadas.

En principio los rumores indican que contará con una batería de 80 kWh de suministrada por LG Chem, que proporcionará una autonomía aproximada de 450 kilómetros. Estará disponible en variantes de tracción trasera y tracción total dependiendo de si se monta no un segundo motor eléctrico en el eje delantero, que será opcional. Aunque no se conoce la potencia que desarrollarán, Fisker insinuó que sería capaz de acelerar de 0 a 100 km/h (0 a 60 mph en realidad) en 2,9 segundos.

Este es el vídeo completo de la presentación en el CES 2020

Conversaciones: