Híbridos y Eléctricos

MAN ETGE BLINDADA POR STOOF

La furgoneta eléctrica y blindada de Prosegur se pone a prueba en Alemania

Prosegur ha iniciado las primeras pruebas reales en su flota de un prototipo blindado de la furgoneta eléctrica MAN eTGE para el transporte de dinero en los centros urbanos.

Furgoneta eléctrica MAN eTGE blindada por STOOF para el transporte de dinero en metálico en la flota de Prosegur.
Furgoneta eléctrica MAN eTGE blindada por STOOF para el transporte de dinero en metálico en la flota de Prosegur.

La primera furgoneta eléctrica de MAN Truck & Bus, la filial del Grupo Volkswagen para la fabricación de vehículos comerciales, se convierte ahora en un vehículo blindado para el transporte de dinero en la flota de Prosegur. La primera de las unidades, blindada por STOOF, ya ha iniciado las pruebas reales. El mayor desafío al que se enfrenta, por encima de salvar la autonomía exigida por los recorridos, es no superar los límites de carga restringidos por el peso que el blindaje añade al extra que ya de por sí tiene este vehículo por la incorporación de la batería.

La empresa alemana STOOF International, con sede en Berlín, ha sido la encargada de modificar una unidad de la furgoneta eléctrica eTGE para convertirla en un vehículo blindado para el transporte de dinero en metálico. Las pruebas de campo reales, como una integrante más de la flota de Prosegur, se iniciaron el pasado mes de agosto.

El mayor obstáculo con el que se enfrenta Prosegur es la carga útil. La capacidad de carga del vehículo está restringida por el blindaje de seguridad obligatorio que se utiliza en la industria del transporte de dinero y los objetos de valor. Si la fase de pruebas tiene éxito, Prosegur adquirirá más vehículos dotados de propulsión eléctrica.

La furgoneta MAN TGE 3.140 E ha recibido un blindaje de clase FB3 que forma parte del estándar CEN 1522 (que se extiende desde FB1 hasta FB7). En nivel la clasifica para resistir la perforación de una bala disparada por una pistola Magnum .357 a una distancia de 5 ± 0,5 metros. En el proceso de transformación, el fabricante de la carrocería se enfrentó al desafío de utilizar materiales extremadamente ligeros que admitiesen esta clase de resistencia, con el objetivo de no incrementar en exceso el peso total del vehículo, ya penalizado por la batería. Incluyendo el blindaje, la furgoneta, que puede transportar a tres persona, tiene un peso sin carga de alrededor de 3.150 kilogramos.

El mayor reto al que se enfrenta Prosegur es no superar la carga útil de la furgoneta, incrementado por el blindaje.

Prosegur cuenta con cerca de 900 vehículos circulando por toda Alemania, tanto para transporte interregional como para operaciones urbanas. Cuando las operaciones se realizan en los centros urbanos, los vehículos cubren solo distancias cortas, entre 60 y 70 kilómetros diarios. En estas circunstancias, el paquete de baterías de ion-litio de 36 kWh de capacidad de la MAN eTGE, ubicado bajo el piso, ofrece una autonomía de entre de 120 a 130 kilómetros (115 km según la homologación en ciclo WLTP), suficiente para este cometido. El sistema propulsor 100% eléctrico está compuesto por un motor trifásico de 100 kW (136 CV) y una única relación de transmisión, que ofrece un par máximo de 290 Nm. Está situado en el eje delantero, liberando la zona de carga de componentes mecánicos.

Durante las operaciones de transporte de dinero en el centro de la ciudad, el conductor tiene a su disposición todos los equipamientos de seguridad incluidos en la furgoneta. La MAN eTGE dispone de un sistema de asistencia al estacionamiento con protección lateral, cámara de visión trasera, sistema de control de velocidad, sistema de monitoreo de periferia con función de frenado de emergencia en ciudad, asistente de frenado de emergencia (EBA) y faros LED.

Según ha indicado Jochen Werne, director de desarrollo de Prosegur Deutschland, su grupo “transporta de forma segura 550.000 millones de euros cada año utilizando todos los modos de transporte”. Impulsar la innovación y asumir su responsabilidad para hacer su negocio sostenible es “es de vital importancia” para la empresa, ha añadido.

Dentro del Grupo VAG, MAN también tiene un papel importante que cumplir dentro de su estrategia de electrificación global. En los últimos tres años, ha invertido 400 millones de euros anuales en la transformación de sus plantas de vehículos comerciales de la Unión Europea, Rusia, Sudáfrica, India y Turquía. Además, otros 500 millones han ido destinados al desarrollo de sistemas de propulsión eléctricos. Fruto de esta importante inversión, MAN Truck & Bus está ha ido presentando varios vehículos comerciales eléctricos como la furgoneta eTGE o el camión rígido de 26 toneladas TGM26 360 E.

Conversaciones: