Híbridos y Eléctricos

CONOCIDO COMO ID.CROZZ

Volkswagen ID.4: el nuevo SUV eléctrico se deja ver en Frankfurt en su versión definitiva

Entre los vehículos que Volkswagen muestra en Frankfurt se encuentra la versión de producción del ID.4, conocido anteriormente como ID. Crozz, que llegará el año que viene a EE.UU.

El Volkswagen ID.4 de producción se muestra en Frankfurt camuflado y encerrado en una urna.
El Volkswagen ID.4 de producción se muestra en Frankfurt camuflado y encerrado en una urna.

En su estand del Salón del Automóvil de Frankfurt, camuflado y prácticamente encerrado en una urna que no permite acercase del todo a él, Volkswagen muestra la versión de producción del ID.4, conocido hasta ahora como ID. Crozz, un SUV eléctrico que llegará a Europa después del ID.3, pero que será el primero en llegar al mercado estadounidense el año que viene convirtiéndose el primer vehículo eléctrico de la familia ID. que se comercializará a nivel mundial.

El fabricante alemán mostró el año pasado, también en Frankfurt, una versión evolucionada del ID. Crozz sobre el concept que presentó en 2017, que se acercaba un poco más a la versión de producción. Durante este verano, los prototipos de preserie han estado rodando por las carreteras realizando pruebas previas al lanzamiento de la versión definitiva de producción.

Teniendo en cuenta que el Volkswagen ID.3 estará solamente disponible en el mercado europeo, el ID.4 se convertirá en el primero de los coches eléctricos de la marca que estará disponible a nivel mundial. Su fabricación se llevará a cabo íntegramente en Estados Unidos, tanto para su mercado como para el europeo. La planta de Chattanooga, en Tennessee, donde se producen los modelos Passat y Atlas, cuenta con suficiente espacio para albergar la producción de este y de un segundo modelo eléctrico, para lo que ha recibido una inversión de 800 millones de dólares.

El ID. Crozz se incluye en el segmento más demandado actualmente por los compradores en Estados Unidos y Europa, el de los SUV eléctricos de tamaño familiar, por lo que tiene asegurada una dura pelea por conquistar el liderazgo de uno de los segmentos más importantes para la cuenta de resultados del fabricante. El Volkswagen ID. Crozz concept mide 4.625 mm de largo, 1.891 mm de ancho y 1.609 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.773 mm. Estas dimensiones lo ubican entre el tamaño de un Tiguan de cinco plazas y un Tiguan AllSpace de siete asientos.

El tren motriz está compuesto por dos motores eléctricos, uno situado en el eje delantero que ofrece una potencia de 75 kW (101 CV) y 140 Nm de par y otro en el trasero de 150 kW (201 CV) y 310 Nm de par. Ambos estarán alimentados por una batería de 83 kWh situada en el piso del vehículo que le dotan de una autonomía de 500 kilómetros (NEDC). En Frankfurt, Volkswagen ha confirmado que su potencia de carga se eleva hasta los 150 kW bajo el estándar CCS, lo que le permitirá recuperar el 80% de la capacidad de la batería en 30 minutos.

Volkswagen ID. Crozz concept.

Estará ensamblado sobre la plataforma eléctrica modular MEB del Grupo, la misma que utiliza el Volkswagen ID.3, aunque en este el sistema de tracción total 4MOTION le permite circular igualmente “por senderos sin pavimentar como en condiciones climáticas adversas”, dice la mara. El incremento de potencia sobre el compacto eléctrico, tiene como objetivo de compensar el aumento de peso. Con la batería alojada en el piso del vehículo y los motores eléctricos en los ejes, Volkswagen afirma que ha logrado repartir de forma casi perfecta este peso (48:52) lo que aumentará la seguridad, la comodidad y las cualidades dinámicas. Además el ID.4 llegará preparado para ofrecer la opción de ser conducido de forma manual o autónoma.

Conversaciones: