Híbridos y Eléctricos

DETHLEFFS E.HOME COCO

Presentan una caravana eléctrica que combina baterías, paneles solares y motores intrarrueda

La empresa alemana Dethleffs ha presentado una caravana dotada de una batería y dos motores eléctricos capaces de ayudar al vehículo que la remolca para su transporte. Cuenta también con paneles solares para alimentar los equipos de a bordo.

Dethleffs E.home Coco.
Dethleffs E.home Coco.

Dethleffs ha presentado una caravana eléctrica que cuenta con su batería y motor eléctrico propios para ayudar en su transporte al vehículo al que van enganchado. El remolque, que recibe el curioso nombre de E.home Coco, puede además servir como fuente de recarga para un coche eléctrico.

Un sistema de control permite al conductor del vehículo tractor controlar la fuerza que transmite la caravana a sus ruedas de forma que funciona como si esta redujese su peso. La caravana de Dethleffs pesa aproximadamente 900 kilogramos. El sistema se puede configurar para que la caravana ayude al vehículo tractor con el desplazamiento de hasta el 90% de su peso, es decir 100 kilogramos. De esta forma incluso un vehículo de pequeño tamaño y con capacidad de remolque limitada puede arrastrarla sin problemas. Si este vehículo es un coche eléctrico, el peso del remolque no drenará la batería por el aumento de peso.

Dethleffs E.home Coco remolcado por un BMW i3

Dethleffs E.home Coco remolcado por un BMW i3.

El E.home Coco cuenta con una batería de gran capacidad, 80 kWh, integrada en su piso y un eje con dos motores situados en las ruedas. Estos son capaces de suministrar 40 kW (53 CV) de potencia y 470 Nm de par motor. Además, cuenta con un sistema de vectorización del par que varía su entrega a cada una de las ruedas, para mejorar el rendimiento y la estabilidad de la carga.

Otra de las ventajas que supone la incorporación de su propio tren motriz es que, una vez en el camping, el remolque puede maniobrar por sí mismo, sin necesidad de otro vehículo, para situarse en la ubicación deseada, todo ello gracias a una aplicación móvil que permite su manejo desde el exterior. La batería sirve además como respaldo para el equipamiento de la caravana. Para ayudar a su carga, el remolque está revestido con varios paneles solares. La batería de la caravana puede también utilizarse como fuente de energía para recargar un coche eléctrico.

Eje del Dethleffs E.home Coco con los dos motores eléctricos en rueda integrados

Eje del Dethleffs E.home Coco con los dos motores eléctricos en rueda integrados.

Dethleffs es una empresa alemana que está apostando por atraer la movilidad eléctrica al sector del camping mediante soluciones tan ingeniosas como esta. El E.Home Coco es todavía un prototipo, del que la empresa probará su funcionamiento en la primera mitad de 2019. El año pasado la compañía presentó una autocaravana montada sobre el chasis de una Iveco Daily eléctrica y recubierta de paneles solares, capaces de suministrar energía a los servicios básicos del vehículo, como el aire acondicionado, la nevera o la cocina.

Los campings son instalaciones en las que los vehículos eléctricos tienen mucho sentido. Muchos vehículos permanecen aparcados durante horas que se podrían aprovechar para recargar sus baterías. Hay, además, otras razones medioambientales, al estar muchos de ellos situados en plena naturaleza, donde se evitaría la contaminación y el ruido.

En los campings, los puntos de recarga suelen ser sencillos de implementar. Las instalaciones de alta potencia suelen estar ya presentes para dar servicio al propio camping, y de ellas se puede derivar fácilmente la instalación de recarga. Incluso es posible instalar paneles solares aprovechando los tejados de los edificios que dan servicio al camping, una forma de reducir el coste energético de las instalaciones de recarga.

Conversaciones: