A PARTIR DE 2021

Skoda lanzará dos coches eléctricos inspirados en el Vision E, uno SUV y otro cupé

Skoda ofrecerá dos variantes diferentes de su primer coche eléctrico, el Vision E, una con carrocería tipo SUV y la otra en formato cupé. Ambas se montarán sobre la plataforma eléctrica MEB y dispondrán de aproximadamente 480 kilómetros de autonomía.

Skoda Vision E concept, un diseño que mezcla el formato SUV y el diseño cupé.
Skoda Vision E concept, un diseño que mezcla el formato SUV y el diseño cupé.

Skoda lanzará su primer coche eléctrico en 2021 sobre la base del Vision E, un concept presentado en el Salón del Automóvil de Shanghái de 2017 que tendrá una variante SUV y otra cupé. Las primeras entregas del modelo definitivo se realizarán a finales de 2021, aunque Skoda no ha adelantado cuál de estas dos variantes será la primera en llegar al mercado.

El Vision E concept que ha presentado el fabricante hasta ahora muestra una mezcla de los dos formatos: se trata de un SUV elevado, pero con la parte trasera en descenso, muy al estilo cupé. Esto refleja la creciente popularidad de las carrocerías crossover de tintes deportivos, una fórmula que se está imponiendo en el mercado y por la que están optando muchos fabricantes.

Las dos versiones que verán la luz se fabricarán sobre la plataforma modular eléctrica del Grupo VAG conocida por las siglas MEB. A partir de ahora todos los fabricantes del grupo alemán utilizarán esta misma base para diseñar, a partir de ella, todos sus coches eléctricos. El jefe de ventas y marketing de Skoda, Alain Favey, afirmó en una entrevista concedida a Autocar que “el Vision E muestra las líneas principales del diseño definitivo del primer coche eléctrico de Skoda”.

El tamaño de estas dos variantes se sitúa entre dos de los SUV que la marca ya comercializa: el Karoq, que con 4,4 metros de longitud se enmarca dentro del segmento C, y el Kodiaq, de mayor tamaño, que con 4,7 metros de largo compite en el segmento D. Los dos contarán con una batería que homologará alrededor de 480 kilómetros de autonomía eléctrica. El interior estará dotado de una pantalla flotante que Skoda estrenó en la presentación del Vision X Concept a principios de este año. Según Skoda, el precio de venta estará en la línea de un Kodiaq con equipamiento intermedio, un modelo que actualmente ronda en España los 32.000 euros.

Puesto de conducción del Skoda Vision E concept con pantallas flotantes

Puesto de conducción del Skoda Vision E concept con pantallas flotantes.

Hace unos meses, el propio Favey mencionó la posibilidad de que el Vision E recibiera, en 2022, una versión más deportiva con el apellido RS que se uniría a la gama de variantes de altas prestaciones del fabricante desarrollados sobre la gama estándar.

Skoda ofrecerá cinco modelos 100% eléctricos en diferentes segmentos a partir de 2025. Previamente a la llegada del Vision E, Skoda lanzará el Citigo-e, una versión eléctrica de su compacto urbano que se basará en el Volkswagen e-up!, a la venta desde 2013, y en el primer coche eléctrico de Seat, que llegará en 2019. La intención del fabricante con este lanzamiento no es lograr un amplio volumen de ventas sino que su red de concesionarios y talleres estén listos para dar el paso a la electrificación de sus modelos, ganando experiencia con un primer coche eléctrico básico. Según ha dicho Favey, “el paso real hacia la electrificación será con nuestro primer modelo creado desde cero para ser eléctrico”.

Conversaciones: