Híbridos y Eléctricos

INVICTA ELECTRIC EV RUEDA

El nuevo scooter eléctrico de Invicta ofrece un diseño retro y un precio ajustado: 2.995 euros

La empresa española Invicta Electric presenta el cuarto modelo de su oferta y el segundo scooter eléctrico de la gama: el nuevo EV Rueda replica un diseño clásico de las motos de los años 50 con el que será posible recorrer hasta 100 kilómetros con cada carga de su batería.

Invicta Electric EV Rueda scooter electrico
El scooter eléctrico Invicta EV Rueda ofrece bajo una apariencia retro toda la tecnología de un tren de potencia eléctrico que permite una velocidad máxima de 45 km/h y una autonomía de 100 kilómetros.

El Invicta Electric EV Rueda es un scooter eléctrico con aire retro que se homologa como un ciclomotor y que por lo tanto puede conducirse desde los 15 años con el carnet AM. Bajo esa apariencia vintage de los años 40 y 50, la empresa española ha montado un motor eléctrico en la rueda trasera con el que es capaz de alcanzar los 45 km/h, velocidad máxima a la que está limitada, que se alimenta de una batería capaz de ofrecer hasta 100 kilómetros de autonomía. El nuevo scooter está ya a la venta por 2.995 euros.

El nuevo scooter eléctrico se une a los tres vehículos de dos ruedas presentados anteriormente por Invicta Electric: el scooter GT T10 Neila y los ciclomotores MB 5 Utrera y el Opai Sanlucar. En este caso se trata también de un vehículo homologado como ciclomotor pero que replica el estilo de las motos de los años 40 y 50. De ello se encarga el aspecto redondeado de la aleta trasera que se replica hasta el piloto trasero, el faro, el escudo y las tapas laterales bajo el asiento.

Lo que por fuera es clásico por dentro se convierte en alta tecnología, gracias a un tren de potencia configurado para convertir al EV Rueda es un vehículo económico, eficiente y cero emisiones. El motor eléctrico que lo impulsa, de 2,2 kW de potencia, es suministrado por el proveedor QS Motor y está montado sobre el buje de la rueda trasera. Esta configuración, además de mantener la respuesta inmediata que ofrecen estos motores en cuanto se gira el puño del acelerador, elimina las pérdidas de rendimiento que exigiría un sistema de transmisión, al llevar el par de salida directamente al buje de la rueda.

Invicta Electric EV Rueda scooter electrico motor

El motor eléctrico del Invicta EV Rueda se sitúa en el cubo de la rueda trasera.

La alimentación eléctrica del motor proviene de una batería de iones de litio de 3,6 kWh de capacidad que, según Invicta Electric, es capaz de proporcionar hasta 100 kilómetros de autonomía con cada carga. Este proceso requiere de al menos cuatro horas para recuperar la energía completa cuando se conecta a un enchufe doméstico. La batería es extraíble por lo que es posible realizar la recarga tanto con ella montada en la moto en un garaje o en un punto de recarga público como en casa en cualquier enchufe convencional.

El piloto tiene a su disposición, desde un mando ubicado en el manillar, dos modos de uso programados. El primero limita sus prestaciones a cambio de reducir el consumo energético. Ofrece una respuesta suave y es el indicado para moverse en la ciudad a baja velocidad, ya que maximiza la autonomía, o para los conductores menos experimentados. El segundo elimina las restricciones y ofrece las máximas prestaciones hasta una velocidad máxima de 45 km/h.

El piloto trasero y los intermitentes empelan lámparas LED. La instrumentación se basa en una pantalla digital a color que muestra la velocidad, el cuentakilómetros, el indicador de nivel de carga de la batería y todos los testigos luminosos de la iluminación, así como los avisos de nivel bajo de batería y de avería.

Invicta Electric EV Rueda scooter electrico pantalla

La instrumentación se refleja sobre una pantalla en color situada sobre el manillar.

Al igual que el resto de los modelos de Invicta Electric, el EV Rueda puede adquirirse ya a través de su página web. Está disponible en cuatro colores: blanco, rojo, azul y negro por 2.995 euros. Además del bajo precio de adquisición, el uso del scooter durante su vida útil también supone un ahorro. Según Invicta el uso del EV Rueda tiene un coste de 0,20 euros por cada 100 kilómetros (asumiendo un coste de la energía de 0,06 kWh + impuestos). Además, el tren de potencia eléctrico exige un mantenimiento mínimo que la empresa calcula en un tercio de lo que se necesitaría para un scooter similar alimentado por gasolina.

Invicta Electric ofrece varias formas de adquirir sus productos mediante compra al contado o financiada. También es posible el alquiler -con Invicta Sharing- o el uso del vehículo por suscripción que permite su cambio periódicamente -con Wabi-. La propuesta de Invicta Electric incluye la instalación de un punto de carga o el asesoramiento y la contratación con el proveedor de energía más adecuado en cada caso.

Conversaciones: