Híbridos y Eléctricos

SOLICITUD DE PATENTE

Kawasaki prepara un sistema de baterías intercambiables para motocicletas eléctricas

Kawasaki está trabajando sobre una nueva patente para el desarrollo de una motocicleta eléctrica, basada en su modelo Ninja, que contaría con sistema de baterías intercambiables estandarizado.

Kawasaki podría estar preparando una Ninja eléctrica con batería intercambiable.
Kawasaki podría estar preparando una Ninja eléctrica con batería intercambiable.

Kawasaki ha realizado una solicitud de patente de lo que parece ser una motocicleta eléctrica que, bajo el diseño del modelo Ninja de la marca, esconde un motor eléctrico y un sistema de baterías intercambiables. Aunque pesada y voluminosa, la batería podría desmontarse y transportarse gracias a que iría montada sobre un bastidor que se puede retirar de la motocicleta plegando parte del cuadro.

Kawasaki es uno de los cuatro fabricantes de motocicletas más importantes de Japón, pero su presencia en el mercado de la movilidad eléctrica era hasta ahora prácticamente inexistente. Con la presentación de esta patente, una futura Kawasaki Ninja, un modelo de motocicleta deportiva que lleva en el mercado desde 1983, podría llegar al catálogo del fabricante en los próximos años.

La Kawasaki Ninja eléctrica permitiría desmontar parte del cuadro para extraer la batería

La Kawasaki Ninja eléctrica permitiría desmontar parte del cuadro para extraer la batería.

Según los diseños que se incluyen en la solicitud de patente el maco tubular convencional de este modelo está diseñado para ser retirado parcialmente mediante una bisagra y un pestillo. Una parte del cuadro situada entre el vástago de la dirección y la parte delantera del basculante trasero se separa del resto, lo que permite que un bastidor se deslice arrastrando con él la batería. De este modo podría o bien recargarse y volverse a montar o reemplazarse inmediatamente por otra completamente cargada.

Un sistema de baterías, fácilmente extraíbles e intercambiables de forma manual, ha sido desde hace mucho tiempo uno de los caballos de batalla para impulsar los vehículos eléctricos de pequeño tamaño. Incluso ahora, cuando los tiempos de recarga de las motocicletas eléctricas se han reducido a tan solo 30 minutos, con la implementación de sistemas de recarga rápida, el intercambio de baterías, con el que en tan solo dos minutos es posible recuperar el total de la autonomía, sigue siendo insuperable. Mientras la tecnología no permita alcanzar las autonomías realmente necesarias para los largos desplazamientos en motocicleta eléctrica, este sistema puede ser la mejor solución, puesto que el proceso de reemplazo es mucho más sencillo que en un coche.

La patente de Kawasaki se basa en un bastidor que se extrae de la motocicleta arrastrando la batería

La patente de Kawasaki se basa en un bastidor que se extrae de la motocicleta arrastrando la batería.

El principal problema de estos sistemas es que las baterías de iones de litio son todavía muy voluminosas y pesadas. Por ejemplo, una batería de 500 Wh, que se emplea habitualmente en las bicicletas eléctricas pesa aproximadamente cinco kilogramos, lo que hace que sea posible desmontarla, transportarla, y cargarla fuera del vehículo o incluso sustituirla por otra, En el caso de una motocicleta o un scooter eléctrico urbano, que alcanza poco más de 70 km/h, una batería de 1,8 kWh puede llegar a pesar hasta 16 kilogramos, lo que hace complicado su manejo y que a la mayoría de las personas se les haga complicado retirarla del vehículo.

En el nuevo sistema de Kawasaki, la batería parece ser similar al que implementan las motocicletas eléctricas estándar, a la que la compañía ha añadido un carro que está unido a la parte del cuadro que se desmonta y permite el manejo sencillo de la batería. No se conoce todavía si el sistema será manejable a nivel doméstico, pero sí que puede venir acompañado de red de estaciones de intercambio de baterías. La estandarización de todo el sistema, para hacerlo económicamente rentable, sería el primero de los obstáculos con el que se encontraría esta tecnología. Ahí es donde entraría el proyecto conjunto en el que están trabajando los cuatro grandes fabricantes de motocicletas japoneses, Honda, Yamaha, Suzuki y Kawasaki, cuyo objetivo es estandarizar las baterías y los sistemas de carga.

La batería se desliza hacia un lado para poder ser reemplazada y parece complicado que pueda utilizarse a nivel doméstico

La batería se desliza hacia un lado para poder ser reemplazada y parece complicado que pueda utilizarse a nivel doméstico.

El santo grial de las baterías intercambiables

Un ejemplo de diseño similar es el que implementa Silence en su scooter eléctrico para particulares S01 en el que la batería cuenta con un sistema de asa y ruedas para que pueda desmontarse y transportarse para ser recargada en un enchufe doméstico cualquiera y, eventualmente, sustituirla por otra.

En el caso de las motocicletas Honda y Panasonic anunciaron un programa piloto para comprobar la viabilidad de un sistema similar aprovechando la Honda EV-Cub, el scooter eléctrico desarrollado por el fabricante japonés previamente a la alianza. Otro fabricante japonés, Yamaha, también mantiene una alianza con Gogoro para el desarrollo de un scooter eléctrico con baterías intercambiables.

El proceso es similar al que utilizó Better Place en Israel para el intercambio de baterías en este caso para coches eléctricos y que entró en bancarrota en 2013 o el que utiliza Nio en China para los SUV eléctricos.

Conversaciones: