Híbridos y Eléctricos

AMPLIO, BUENA DINÁMICA Y CON BAJOS CONSUMOS

Probamos el Ford Mustang Mach-E AWD Rango Extendido: muchos argumentos para brillar con luz propia

Hemos probado el Ford Mustang Mach-E y las primeras impresiones han sido muy válidas. Un consumo realmente bajo, una buena dinámica de conducción (aunque con margen de mejora) y un buen aislamiento acústico; todo ello aderezado con un habitáculo amplio, tecnológico y un precio para nada disparatado.

prueba-ford-Mustang-mach-e-portada_marca
Ford Mustang Mach-E

El nuevo Ford Mustang Mach-E ya ha pasado por nuestras manos y estamos aquí para contarlo. Olvida las polémicas sobre la decisión de utilizar el nombre Mustang porque el nuevo coche eléctrico de Ford tiene argumentos suficientes para alzar la voz por sí mismo. Aunque, obviamente, no es perfecto.

El pasado mes de noviembre conocimos por primera vez al nuevo Ford Mustang Mach-E. En aquella ocasión no pudimos conducirlo pero dimos buena cuenta de las primeras impresiones sobre su amplio habitáculo, sus acabados o su doble maletero, uno de ellos con desagüe. También conocimos su gama, versiones y precios en España, así que a lo largo de este artículo vamos a centrarnos en las impresiones que hemos recabado tras haberlo probado.

prueba-ford-mustang-mach-e-2021-15

Ford Mustang Mach-E AWD Rango extendido 2021.

El Mustang Mach-E es un coche eléctrico y muy tecnológico. Podemos acceder al vehículo con un mando a distancia al uso, pero también podemos abrirlo llevando simplemente nuestro teléfono encima. Si falla todo lo anterior, o simplemente nos hemos quedado sin batería en el móvil y no llevamos la llave encima, hay una tercera opción para abrir el coche: introduciendo un PIN en el teclado numérico del pilar B, un PIN que también servirá para encender después el vehículo.

La enorme pantalla central, protagonista del habitáculo

Una vez dentro, lo primero que llama la atención es su enorme pantalla central de 15,5 pulgadas, en disposición vertical y aspecto “flotante”. Hubiera sido un punto muy a favor que la pantalla se pudiera orientar un poco más hacia el conductor, pero no es el caso. A su lado, las 10,2 pulgadas del cuadro de instrumentos digital detrás del volante quedan ridículamente pequeñas, aunque realmente son suficientes para mostrar la información más importante como la velocidad, las indicaciones del navegador, autonomía y carga restantes o el límite de velocidad de la vía.

prueba-ford-mustang-mach-e-2021-20

Plazas delanteras del Ford Mustang Mach-E AWD Rango extendido 2021.

El manejo del sistema multimedia tiene luces y algunas sombras. De inicio no es el sistema más intuitivo y lleva un tiempo acostumbrarse a los menús y encontrar dónde está cada cosa. Prácticamente todas las funciones del coche se controlan a través de la pantalla, a excepción de las luces, los limpiaparabrisas, las luces de emergencia y el control de velocidad, que siguen estando en palancas o mandos físicos en el (o alrededor del) volante. Una vez que te haces al sistema, me parece que está muy bien conseguido.

Una función básica como activar la conducción E-Pedal requiere dos clicks, algo quizá innecesario. Y si recibimos una llamada llevando el navegador en marcha, el menú del teléfono pasa a ocupar la pantalla. Esto último tiene poco sentido (si llevamos activada la guía al destino, lo lógico sería dar prioridad al mapa en la pantalla) aunque podría solucionarse con una actualización de software.

prueba-ford-mustang-mach-e-2021-04

Puesto de conducción del Ford Mustang Mach-E.

Los modos de conducción también se eligen en la pantalla y hay que buscarlos en la esquina superior izquierda. Como ocurre con el E-Pedal, son necesarios dos clicks para elegir uno de los modos de conducción, algo que quizá se podría haber solucionado con un botón más rápido en la consola central, por ejemplo.

En el lado positivo, los diferentes menús (navegación, teléfono, medios, etc.) y “botones” táctiles tienen un tamaño muy grande, lo que permite acertar fácilmente cuando intentamos pinchar en ellos aunque vayamos por una zona bacheada, por ejemplo. Esto es un punto muy a favor desde el punto de la seguridad en cualquier circunstancia.

La nueva generación del sistema SYNC tiene la buena fluidez que cabe esperar en un sistema moderno y muy buena resolución en los grafismos. Emparejar el teléfono se hace de manera muy rápida y muchas funciones se pueden controlar mediante instrucciones de voz evitando recurrir a la pantalla. Otro detalle que me gustó bastante personalmente es la gráfica del gasto energético en el ordenador de a bordo, que indica en porcentajes en qué se ha destinado la energía consumida: conducción, uso del climatizador, accesorios… No es algo imprescindible pero sí curioso.

prueba-ford-mustang-mach-e-2021-13

Plazas traseras Ford Mustang Mach-E.

Los acabados del interior dan sensación de buena calidad general, a excepción de unos pocos botones (los del volante, esencialmente, de aspecto y tacto más barato) y los plásticos de las zonas bajas de las puertas. No obstante, todo parece estar ajustado de manera sólida.

El salpicadero juega con las superficies y diferentes materiales: piel, costuras en color rojo, molduras que (en nuestra unidad) imitan a la fibra de carbono y tapizado de algunas superficies en tela, incluidos los altavoces del equipo de sonido Bang & Olufsen. Por cierto, las puertas se abren accionando una pestaña eléctrica, dejando atrás los tiradores mecánicos convencionales.

Un habitáculo amplio y con dos maleteros de serie

El habitáculo del Mustang Mach-E también es muy amplio. Las plazas delanteras son muy anchas, como cabría esperar en un coche americano, y lo mismo ocurre en las traseras. En la parte trasera hay espacio de sobra para las rodillas (un servidor mide 1,83 m, para que sirva de referencia) y por anchura podrán viajar 5 adultos de talla media sin ir excesivamente apretados. Como no hay un árbol de transmisión bajo el habitáculo, el suelo es completamente plano.

prueba-ford-mustang-mach-e-2021-02

Maletero trasero del Ford Mustang Mach-E .

El Mustang Mach-E tiene dos maleteros: el trasero y principal tiene 402 litros de capacidad y un espacio bastante regular, ya que los pasos de rueda no son muy abultados. En la parte delantera tiene otro maletero de 81 litros bastante práctico, recubierto de material plástico en lugar de textil para poder dejar objetos mojados o sucios, y con un desagüe para drenar el agua.

prueba-ford-mustang-mach-e-2021-09

El maletero delantero del Ford Mustang Mach-E tiene 81 litros de capacidad.

En el habitáculo hay multitud de huecos para dejar los objetos que podamos llevar encima. En la consola central, debajo de la pantalla principal, hay hueco para dejar el teléfono y cargarlo de manera inalámbrica; a su lado podemos dejar la cartera (u otro móvil, si no es muy grande) y las gafas de sol. Entre los asientos delanteros hay dos posavasos y debajo del reposabrazos central, otra guantera para dejar más cosas. A todo ello hay que sumar los huecos de las puertas y la guantera principal frente al copiloto.

Impresiones de conducción: ¿qué tal al volante?

La unidad que hemos probado es un Ford Mustang Mach-E AWD Rango Extendido, que traducido significa: la versión más potente de la gama, con tracción integral y la batería de mayor capacidad. Tiene dos motores eléctricos con 351 CV de potencia total y 580 Nm de par motor, y una batería de 98,7 kWh de capacidad que, oficialmente, permite homologar 540 km de autonomía. Pero lo importante: ¿cómo se conduce?

Ajustamos los asientos, los espejos y nos ponemos en marcha rotando hacia la derecha el selector redondo para el cambio que hay entre los asientos. Este mando recuerda al que utilizó Jaguar Land Rover hace algunos años y, aunque el del Mustang Mach-E funciona mejor, no me parece la mejor solución cuando toca maniobrar.

prueba-ford-mustang-mach-e-2021-22

Ford Mustang Mach-E AWD Rango extendido 2021.

Además de las posiciones P, R, N y D habituales, hay un botón L en el selector del cambio. Al contrario de lo que pueda parecer en un principio, no es una posición ‘Low’ que funcione como reductora, sino un modo que aumenta la recuperación de energía al soltar el acelerador (lo que otros fabricantes llaman ‘B’).

El siguiente nivel es activar la conducción E-Pedal, que aumenta todavía más la recuperación de energía y permite conducir utilizando solamente el pedal del acelerador. Tiene un nivel de retención muy alto, es fácil de dosificar y si levantamos completamente el acelerador, el coche llega a detenerse por completo. Personalmente, me ha gustado mucho para conducir por ciudad.

A baja velocidad se siente un coche grande. Mide 4,71 metros de longitud, de acuerdo en que no es un Bentley Flying Spur, pero su largo capó y su anchura refuerzan esa sensación de estar conduciendo un coche de proporciones notables. El diámetro de giro (11,6 metros) no es malo para el tamaño del coche pero la visibilidad hacia afuera no es demasiado buena.

prueba-ford-mustang-mach-e-2021-18

Ford Mustang Mach-E AWD Rango extendido 2021.

Viajando por carretera a velocidad de crucero, el Mustang Mach-E tiene una estabilidad imperturbable, la suspensión filtra con atino todas las irregularidades del asfalto y es un coche bastante silencioso. Se escucha el aire chocando con los retrovisores pero se percibe muy poco el ruido de rodadura; en este último sentido, cabe felicitar a Ford porque está muy bien aislado.

Cuando toca afrontar curvas, el Mustang Mach-E permite llevar un ritmo alto, cambia de trayectoria sin demasiados apuros y en cierto modo puede llegar a ser divertido, aunque no ofrece la misma agilidad ni la conexión entre chasis y conductor que sí encontramos en otros Ford.

Si apretamos el ritmo, el Mustang Mach-E balancea un poco, nada demasiado acusado, pero nos hace recordar que el peso (2.218 kg en esta versión) está ahí, aunque el centro de gravedad esté muy cerca del suelo gracias a la batería. Como decía, no es el Ford más ágil que puedes comprar, ni el más comunicativo, pero ofrece muy buen agarre en las curvas.

Mach E Space White01

Ford Mustang Mach-E AWD Rango extendido 2021.

El coche se mueve bien pero los apoyos al entrar a una curva suceden en una especie de dos tiempos, en parte por culpa de una dirección poco comunicativa, con un tacto curioso que requiere tiempo para acostumbrarse. Al principio genera una sensación extraña por la ligereza del auto centrado y el peso cuando giras tú mismo, pero una vez te acostumbras permite guiar el coche con precisión.

Y hablando de precisión, toca hablar de los frenos. Y es que el pedal del freno tiene un tacto que no permite dosificar la potencia de frenado con la precisión que a uno le gustaría. No es que parezca un chicle cuando pisamos el pedal, como ocurre en algunos coches eléctricos, o tengan poca potencia. Ocurre que el recorrido del pedal tiene dos partes muy diferenciadas: al principio ofrece una deceleración suave y, llegado un punto, cuando entran en funcionamiento los frenos hidráulicos la mordida es mucho más potente.

prueba-ford-mustang-mach-e-2021-21

Ford Mustang Mach-E AWD Rango extendido 2021.

En la salida de las curvas, si aplicamos gas de manera gradual el coche gira alrededor del conductor con disciplina militar. Pero si aumentamos la intensidad y damos gas con suficiente antelación, la electrónica del coche parece que tiene mayor debilidad por el eje trasero y le consiente -deliberadamente- emplear más par, lo cual permite que la zaga se insinúe de manera alegre pero disimulada, como si estuvieras preguntando por algo que sabes que no puedes hacer. En cierto modo nos deja juguetear un poco y, dentro de unos márgenes, al final te puedes acabar divirtiendo.

La potencia se puede regular a través de los 3 modos de conducción. En el modo Whisper (silbido, en español) la respuesta del coche es tranquila y ni siquiera tiene ese tirón inicial característico de los coches eléctricos, sino un empuje calmado en todo momento y más progresivo. Incluso diría que los motores son un poco reticentes a obedecer exactamente la información que les llega del acelerador. En Ford quizá pensaron que llamarlo 'Whisper' molaba más que denominarlo ECO. Por su parte, el modo Active es la opción intermedia y aquí ya se nota una respuesta mucho más viva al acelerador, suficiente para sorprender a tu madre (y probablemente hacerla enfadar) si se sube de copiloto y pisas a fondo.

prueba-ford-mustang-mach-e-2021-08

Ford Mustang Mach-E AWD Rango extendido 2021.

Hay un tercer modo llamado Untamed, que significa indomable, salvaje, desbocado. Esto ya da pistas sobre la configuración del mapa motor: tenemos a nuestra disposición los 351 CV y los 580 Nm de par motor. Pero hay, además, una diferencia importante respecto al Active. Con el modo Untamed activado, el coche parece querer acelerar a la mínima insinuación del pedal, como si fuese a hacerlo sin tú pedírselo. Si llevas activado el sonido artificial simulado, que imita el ronco gruñido de un V8 americano, esta sensación aumenta todavía más. Por cierto, este sonido artificial, que a unos gustará más que a otros, se puede activar o desactivar a demanda en cualquier modo de conducción.

Consumos, autonomía y recarga

Uno de los aspectos que más gratamente me ha sorprendido durante esta primera prueba del Ford Mustang Mach-E ha sido su bajo consumo. En una ruta de 148,5 kilómetros con todo tipo de vías (desde autopistas hasta puertos de montaña), con un ritmo de conducción alegre sin ningún cuidado por la eficiencia y el aire acondicionado puesto casi en todo momento, acabamos con 20 kWh/100 km de consumo medio. Una cifra realmente buena si tenemos en cuenta las condiciones de conducción descritas.

Con el consumo que obtuvimos durante la prueba, y teniendo en cuenta que esta versión tiene una batería de 88 kWh útiles, podríamos conseguir unos 440 km de autonomía real. No obstante, me atrevo a aventurar que esta misma versión podría acercarse a los 500 kilómetros reales de autonomía realizando una conducción relajada.

prueba-ford-mustang-mach-e-2021-03

Las versiones de Autonomía extendida tienen carga rápida de 150 kW.

En cualquier caso, hay otro Mustang Mach-E que consume menos aún y tiene más autonomía, aunque todavía no hemos podido probarlo. Se trata de la versión con batería grande y tracción trasera, que homologa 610 km de autonomía según el protocolo WLTP.

Para recargarlo, el Mustang Mach-E cuenta de serie con un cargador de corriente alterna de hasta 11 kW de potencia. Por otro lado, en corriente continua tenemos carga rápida a 150 kW de potencia máxima (en el caso de las versiones con batería de Rango Extendido), pudiendo cargar el 80 % en 45 minutos. En las versiones de "autonomía estándar" con batería de 68 kWh útiles, la potencia máxima de carga rápida es de 115 kW, aunque el tiempo total de carga acaba siendo similar.

Precios del Ford Mustang Mach-E y posibles rivales

En artículos anteriores os hemos hablado ampliamente sobre los precios del Ford Mustang Mach-E, que en España arranca en 48.500 euros para la versión Mustang Mach-E RWD Autonomía estándar (con 440 km de autonomía WLTP). Esta versión de acceso es elegible para las ayudas del Plan MOVES, por tanto su precio puede quedar en unos 43.000 euros si se cumplen todas las condiciones. Ya está a la venta y las primeras unidades para clientes llegarán en mayo.

prueba-ford-mustang-mach-e-2021-07

Ford Mustang Mach-E AWD Rango extendido 2021.

La unidad que probamos es la más cara de la gama y cuesta 64.500 euros. Aunque es una tarifa notablemente superior a la versión básica, y no al alcance de todo el mundo lógicamente, sigue siendo un precio razonable si lo comparamos con otros posibles rivales. Un Mercedes EQC, por ejemplo, tiene un enfoque más lujoso y es más potente, pero cuesta 78.600 euros y su autonomía real supera por poco los 300 kilómetros y tampoco ofrece más espacio interior que el Ford.

El rival más directo del Ford Mustang Mach-E será el Tesla Model Y, cuyo precio en España parte desde 64.000 euros (el Model Y se puede comprar pero todavía no hay entregas en Europa). Otros futuros rivales del Ford serán el Nissan Ariya y el Volkswagen ID.4.

Conclusiones: ¿merece la pena el Ford Mustang Mach-E?

Hasta hace no mucho, parecía que Tesla reinaba con autoridad cuando hablábamos de hacer un coche eléctrico con buenas prestaciones, una dinámica de conducción más que decente y una autonomía superior al resto. Sin embargo, esa corona tiene cada vez más pretendientes y el Ford Mustang Mach-E ha llegado dispuesto a quedarse con ella.

Ford-Mustang-Mach E Space-white51

Ford Mustang Mach-E AWD Rango extendido 2021.

Ford ha lanzado un coche eléctrico con un diseño atractivo que atrae muchas miradas, que es muy silencioso por carretera y que, en términos generales, va muy bien dinámicamente. Consume realmente poco y puede conseguir muy buenas autonomías. Además viene cargado de tecnología, con una gigantesca pantalla para controlar todos los aspectos del vehículo y un sistema multimedia que parece funcionar bastante bien (quizá en Ford han pasado algún tiempo estudiando los Tesla).

Todo ello sazonado con un habitáculo muy espacioso y con buena calidad percibida a nivel general, un maletero suficientemente grande para llevar el equipaje de toda la familia y otro maletero delantero bastante práctico… Con un precio razonable para todo lo que ofrece. ¿Tiene algo del Mustang original, aparte del nombre y algunos rasgos de estilo? Probablemente el hecho de estar conduciendo algo diferente, y poco más. Pero eso no es óbice para decir que este Mustang Mach-E eléctrico es buen coche y tiene muchos argumentos propios para triunfar.

Conversaciones: