Híbridos y Eléctricos

LOS PRINCIPALES OPERADORES

Coches eléctricos: la infraestructura de recarga rápida comienza a despegar en España

Para 2020 en España existirá una red báscia de puntos de recarga rápidos con distancias entre los 100 y los 150 kilómetros.
La infraestructura de recarga rápida comienza a despegar en España.
La infraestructura de recarga rápida comienza a despegar en España.

“Si se instalan puntos de recarga no se venden coches eléctricos y si no se venden coches eléctricos no se instalan puntos de recarga. Es la pescadilla que se muerde la cola”. Si sigues de cerca el mundo de la movilidad eléctrica, es muy probable que durante todos estos años hayas escuchado esta frase alguna vez. O varias. Básicamente, es lo que nos ha tocado vivir durante los últimos años en España.

Por suerte, los tiempos han cambiado y podemos mirar con optimismo al futuro. Si bien todavía queda mucho trabajo por recorrer, España ya no es el páramo que era hace unos años en cuanto a infraestructura de recarga se refiere. De hecho, según el portal Electromaps actualmente ya existen casi 5.000 puntos de recarga en nuestro país. Una cifra que a principios de 2017 apenas superaba las 2.000 unidades.

La recarga de oportunidad es importante, pero la clave está en la recarga rápida

Lo cierto es que el desarrollo de los puntos de recarga en destino o la conocida como recarga de oportunidad está creciendo de forma importante, sobre todo de la mano de establecimientos como hoteles, restaurantes, supermercados o centros comerciales que ven en este servicio una forma de atraer y fidelizar clientes a un coste bajo. Este desarrollo es importante también para perder el miedo a utilizar el coche eléctrico en cualquier situación, sabiendo que va a ser fácil encontrar un punto de recarga en caso de necesidad.

No obstante, la verdadera clave está en el desarrollo de la infraestructura de recarga rápida. Aquella que por fin derriba las barreras a superar por el coche eléctrico y lo hace atractivo también para realizar viajes de medio y largo recorrido. Y más ahora que ya hay disponibles en el mercado multitud de modelos con autonomías por encima de los 300 kilómetros y con potencias de recarga que en muchos casos superan los 50 kilovatios y llegan hasta los 150, lo que en la práctica supone recargar desde 125 hasta prácticamente 300 kilómetros en media hora.

No ha sido hasta hace poco cuando la inversión privada ha comenzando a fluir en este sector, cuando las empresas han comenzado a ver atractivo gastar dinero en infraestructura de recarga. Una forma de posicionarse en un mercado que sin duda tendrá un importante volumen de negocio en el futuro y que premiará a las empresas que mejor se hayan movido accediendo a las mejores ubicaciones.

Principales operadores de puntos de recarga rápida

Entre los agentes impulsores de este cambio de tendencia encontramos empresas que podríamos catalogar en tres tipos: las históricas o pioneras (IBIL y GIC), las eléctricas (Iberdrola y Endesa) y las de nueva creación (EasyCharger, Ionity, Honest Charging).

Por su parte, las empresas eléctricas han decidido entrar al mercado más tarde que las pioneras, pero lo han hecho por la puerta grande, anunciando planes realmente ambiciosos de despliegue de infraestructura. Lo cierto es que si alguien está interesado en la popularización del coche eléctrico son ellas, ya que se demandará más electricidad y otros servicios asociados a la recarga.

repsol

Repsol.

IBIL/Repsol. Nacida a finales del año 2010, IBIL fue el primer gestor de carga registrado en España. Está participada al 50% por el EVE (Ente Vasco de la Energía) y Repsol. Últimamente, Repsol está comenzado a hacer su camino en paralelo a IBIL, poniendo su imagen en muchos de sus puntos ya existentes, principalmente en aquellos ubicados en estaciones de servicio. Entre sus hitos se encuentra la apertura de la primera estación de recarga ultra rápida de España y la que anuncian (con algunos matices) como la más potente de Europa. Actualmente ya cuentan con alrededor de 40 ubicaciones por todo el país.

GIC. Se trata de otros de los gestores de recarga con más recorrido de nuestro país. Aunque empezó con fuerza, principalmente en Madrid, con los años su desarrollo de negocio se ha ralentizado.

Endesa. De sobra es conocida la gran apuesta de la eléctrica española por la movilidad eléctrica. Empezó haciéndolo en su propia casa, consiguiendo que más de 600 empleados conduzcan ahora un coche eléctrico. El pasado año, a través de Endesa X, presentó su plan de infraestructura de recarga para coches eléctricos. Las cifras son realmente ambiciosas, con planes de instalar 8.500 puntos de recarga pública hasta 2023, de los cuales unos 2.000 estarán ubicados en autopistas y autovías. Sin embargo, por el momento la expansión no está siendo tan rápida.

Iberdrola. Iberdrola es sin duda una de las que crece a mayor ritmo. El pasado año, y en paralelo a Endesa, la eléctrica con sede en Bilbao anunció sus planes de desplegar 200 estaciones de recarga rápida, súper rápida y ultrarrápida (50kW, 150kW y 350kW) en las carreteras españolas antes de 2020. Actualmente, ya cuenta con una treintena de ubicaciones repartidas por el país.

easycharger

EasyCharger.

EasyCharger. La empresa con sede en Palencia cuenta con la colaboración de Nissan, y se ha propuesto cubrir la península con 100 estaciones de recarga que cuentan con al menos 2 puntos de recarga rápida, además de preinstalación para un futuro donde sean necesarios más puntos y potencias superiores. Actualmente ya tiene entorno a una decena de estaciones operativas y varias en construcción.

Ionity. Nacida como una alianza entre los fabricantes, BMW, Daimler, Ford, Volskwagen, Audi y Porcshe, y a la que se han incorporado recientemente Hyundai y Kia, Ionity se ha convertido en una de las grandes esperanzas para muchos actuales o futuros usuarios de movilidad eléctrica. El objetivo de la empresa es cubrir las principales vías Europeas con 400 estaciones de recarga de recarga ultrarrápida de 350 kW compuestas de varios puntos. En España, la empresa todavía no tiene ningún punto operativo, pero según su página web ya hay 4 ubicaciones en construcción.

Honest Charging. Fundada por la empresa Blaudrive, Honest Charging se define a sí misma como una empresa de chargepooling. A través de su plataforma, cualquier empresa, administración o incluso usuario particular que disponga de un punto de recarga puede añadirlo a la red para ponerlo al servicio de cualquier usuario. Por el momento, en su app están ya integrados todos los puntos de recarga de los concesionarios Nissan de España, además de algunos de ayuntamientos y hoteles, entre otros.

Tesla. No se puede terminar este análisis sin hablar de Tesla. La red de recarga rápida de la empresa californiana merece mención aparte. Se trata sin duda de otra de las pioneras, que ofrecía recarga superiores a 100 kilovatios cuando otros no tenían nada que ofrecer. Actualmente, tiene prácticamente cubierta toda la península con sus Superchargers, aunque se trata de una red privada y que solo puede ser utilizada por los propios clientes de la marca.

1_HYE_ionity2

Ionity.

Sin duda, la mejor noticia para el consumidor es que haya muchos agentes implicados compitiendo entre sí para buscar las mejores ubicaciones y atraer el máximo número de clientes. Y por supuesto, para conseguir precios más atractivos.


Este artículo aparece en la edición impresa de Octubre de 2019.

Conversaciones: