Híbridos y Eléctricos

INFORME DE TRANSPORT & ENVIRONMENT

Un informe pone al descubierto el problema de los "vehículos eléctricos falsos"

Un informe de Transport & Environment pone al descubierto las lagunas legislativas de la nueva reglamentación que establece los límites de emisiones de la Unión Europea que permite a los fabricantes promover la venta de “vehículos eléctricos falsos”.

Transport & Environment advierte sobre las lagunas de la legislación de emisiones de la Unión Europea.
Transport & Environment advierte sobre las lagunas de la legislación de emisiones de la Unión Europea.

La nueva legislación sobre los nuevos límites de emisiones de CO2 que el Parlamente Europeo aprueba estos días, exige a los fabricantes un mayor esfuerzo en la electrificación de su flota, pero deja algunos vacíos legales que pueden aprovechar para impulsar las ventas de híbridos enchufables con muy poca autonomía eléctrica que pueden considerarse “vehículos eléctricos falsos”.

Un informe publicado por Transport & Environment (T&E) denuncia esta situación advirtiendo que los fabricantes de automóviles pueden suministrar la mitad de los modelos cero y bajas emisiones necesarios para cumplir con los nuevos límites de emisiones de CO2 con grandes SUV híbridos enchufables con muy poca autonomía eléctrica y que pueden llegar contaminar en carretera más que los modelos de combustión.

El transporte es el mayor problema climático de Europa. Los automóviles y furgonetas representan casi dos tercios de todas las emisiones de transporte en la Unión Europea. El año pasado, el Parlamento Europeo y los jefes de estado de los países de la Unión Europea acordaron reducir las emisiones de los automóviles y las furgonetas nuevos en un 15% en 2025 y en un 37,5% en 2030 sobre la base de los niveles de 2021

Junto al WLTP se realizará la  prueba RDE-Real Driving Emissions o, Emisiones en Conducción Real-, que medirá principalmente las emisiones de óxidos de nitrógeno NOx

Junto al WLTP se realizará la prueba RDE-Real Driving Emissions o, Emisiones en Conducción Real-, que medirá principalmente las emisiones de óxidos de nitrógeno NOx.

Sin embargo, la nueva regulación incluye algunos condicionantes que permiten a los fabricantes encontrar lagunas legislativas. Por ejemplo, lo fabricantes que vendan más de 15/35% de vehículos con cero emisiones y bajas emisiones en 2025/2030 puedan acortar sus objetivos de reducción de CO2 hasta en un 5%, es decir al 10,8% en 2025 y al 34,4% en 2030.

Además, la legislación permite que los híbridos enchufables se contabilicen como parte de los objetivos de ventas, lo que facilita a los fabricantes acceder a esta reducción de CO2 que ofrece la superación de los objetivos.

Para favorecer la introducción de vehículos eléctricos en los mercados menos maduros, los fabricantes pueden registrar sus automóviles eléctricos en 14 mercados europeos, pero no en todos cuentan por igual. Así, por ejemplo, en Polonia cada vehículo eléctrico nuevo matriculado cuenta como 1,85 vehículos eléctricos vendidos.

Esta última condición abre la puerta a los fabricantes a explotar el registro de sus automóviles eléctricos en los mercados con conteo doble, y posteriormente revenderlos en los mercados de vehículos eléctricos más consolidados. T&E plantea un ejemplo de esta trampa legislativa. “Un fabricante de automóviles puede registrar 100.000 vehículos eléctricos nuevos en Varsovia, reclamar los créditos de CO2, y seguir vendiendo allí SUV con motores de combustión muy contaminantes y luego revender los modelos eléctricos como nuevos a sus clientes de Berlín el mes siguiente. Esta maniobra da lugar a que se contabilice la reducción del CO2 en la flota del fabricante con una cantidad menor de vehículos eléctricos fabricados y unas mayores emisiones reales.

El análisis de T&E concluye que los fabricantes de automóviles pueden cumplir con las nuevas reglas vendiendo cada año casi 1,7 millones de estos “vehículos eléctricos falsos" cada año desde 2025 y cuatro millones en 2030.

Colaboración para la introducción  del Vehículo Híbrido Enchufable

Estas no son las únicas debilidades expuestas por T&E respecto a la nueva legislación de emisiones. El hecho de que la reducción se contabilice como un porcentaje de las emisiones de 2021, hace que algunos fabricantes estén manipulando la línea de base inflando ahora los valores de emisiones CO2 según el nuevo protocolo WLTP, de modo que el porcentaje de reducción sea mayor.

Las soluciones

La responsable de Vehículos Limpios de T&E, Julia Poliscanova, ha advertido que “los reguladores aún tienen mucho trabajo por hacer”. La solución viene de la mano de los gobiernos nacionales que pueden, mediante sus propias normativas, excluyendo estos vehículos de sus planes de ayudas y promoviendo la compra de modelos 100% eléctricos “limitando los incentivos a los vehículos híbridos enchufables para los de largo alcance”, ha añadido. El ministro de Asuntos Económicos y Energía alemán, Peter Altmaier, sugirió recientemente que los híbridos enchufables deberían tener un alcance mínimo de 80 kilómetros.

Según Poliscanova, Europa también tiene que tomar medidas, “si la Comisión no detiene esta trampa los beneficios climáticos de esta regulación se reducirán considerablemente”.

Los “vehículos eléctricos falsos”

T&E califica como vehículos eléctricos falsos a los híbridos enchufables diseñados para cumplir las condiciones necesarias para recibir los incentivos de los planes de ayudas de los diferentes mercados, en lugar de reducir las emisiones en el mundo real a través de una tecnología mejorada. Son, en muchos casos, grandes vehículos SUV que rara vez se cargan debido a su limitada autonomía eléctrica, y que emiten en carretera por encima de 100 g/km, tanto o más CO2 que los diésel o gasolina. Inicialmente no iban a ser incluidos para los incentivos, pero se incluyeron a petición de los países fabricantes de automóviles durante las negociaciones finales.

Conversaciones: