Híbridos y Eléctricos

INVERSIÓN CONJUNTA

Volvo y Northvolt crearán más de 3.000 empleos en su nueva fábrica de baterías para coches eléctricos

Volvo Cars y Northvolt llevarán a cabo la construcción de una nueva planta de baterías para coches eléctricos en las inmediaciones de Gotemburgo, Suecia. Su capacidad productiva será de más de 50 GWh anuales.

Northvolt y Volvo construirán una nueva fábrica para baterías de coches eléctricos
Northvolt y Volvo construirán una nueva fábrica para baterías de coches eléctricos

Las alianzas estratégicas están siendo clave en el nuevo sector que se abre ante las diferentes corporaciones, tanto tecnológicas como los propios fabricantes. Northvolt y Volvo han sellado una de estas alianzas al firmar el acuerdo por el que levantarán su primera planta de fabricación de baterías en 2025, creando un total de 3.000 puestos de trabajo alrededor de la misma. Esta es parte de la inversión total de más de 30.000 millones de coronas suecas (unos 2.800 millones de euros) planificada por ambas compañías. 

Gracias a este lanzamiento cooperativo, ambas compañías estrecharán sus lazos y se fortalecerán la una a la otra. Por una parte, Northvolt ha encontrado un aliado estratégico realmente fuerte y con una visión a futuro de modelos totalmente eléctricos; mientras que Volvo afianza así un suministro clave para sus vehículos, las baterías que los alimentarán cuando estos vean la luz. El inicio de construcción de la fábrica se llevará a cabo a partir del próximo año 2023, mientras que su finalización y posterior puesta en marcha se realizará un par de años más tarde, en el 2025. 

La capacidad productiva de esta será de hasta 50 GWh al año; una cantidad suficiente para alimentar a más de medio millón de coches eléctricos anualmente. Recordemos que Volvo Cars espera que el 50% de sus matriculaciones totales sean coches eléctricos a mediados de esta misma década, mientras que para el año 2030 toda su gama estará compuesta por este tipo de vehículos “cero emisiones”. 

Esta planta fabricará baterías en exclusiva para su uso en vehículos eléctricos producidos por Volvo y Polestar. Su ubicación ha sido seleccionada concisamente, ya que se levantará en Torslanda, Gotemburgo, una ubicación que ofrece a la firma una ruta directa hasta la fábrica de vehículos más grande de Volvo, acceso a infraestructura de transporte, suministro de energía renovable, así como una gran proximidad a las instalaciones de I+D de Volvo y Northvolt. 

Esta fábrica se moverá a través del principio de eficiencia de ambas compañías, pues funcionará con energía libre de combustibles fósiles y se centrará en llevar a cabo su labor mediante el uso exclusivo de energía renovable adquirida en la propia región de Suecia. También acogerá novedades tecnológicas que prioricen la circularidad de su energía y la eficiencia de los recursos. Este especial interés se debe a que la fabricación de baterías para coches eléctricos suele protagonizar una gran parte de las emisiones de carbono de los modelos, por ello, Volvo Cars espera disminuir sus emisiones medias totales gracias a la integración de Northvolt y su tecnología de eficiencia. 

Paralelamente se está llevando la construcción de un centro de I+D, el cual comenzará a operar este mismo año 2022 creando una centena de puestos de trabajo en Gotemburgo. Este será una pieza fundamental en el plan de Volvo Cars de acoger la fabricación de sus dispositivos, los cuales serán producidos de extremo a extremo; desde el primer boceto de ingeniería hasta que finalmente salen de la fábrica ya instalados sobre su coche eléctrico. 

Volvo Cars y Northvolt han decidido llevar a cabo la instalación en dicha ubicación debido a la cercanía presente con todas las factorías de Volvo. Esto no es la primera vez que lo vemos, pues otras muchas marcas están llevando a cabo unos planes similares, lo que nos da qué pensar en cuanto a una posible ubicación de una planta de baterías en España, junto a las fábricas de Seat en Martorell, por ejemplo. 

El vehículo eléctrico en Suecia posee un enorme protagonismo de ventas y demanda del público general ya que el 45% de todos los coches vendidos se englobaban dentro del sector de eléctricos o electrificados.

Conversaciones: