Híbridos y Eléctricos

FASE BETA DEL SISTEMA FSD

La versión más avanzada del Autopilot de Tesla demuestra su eficacia en una complicada intersección

La fase Beta del sistema de conducción autónoma "total" ('Full Self-Driving') de Tesla sigue avanzando su desarrollo, y uno de los usuarios que ya la prueba nos muestra cómo se comporta ante un peatón cruzando a lo lejos.

Así se comporta la conducción autónoma "total" de Tesla cediendo el paso a peatones
Así se comporta la conducción autónoma "total" de Tesla cediendo el paso a peatones

Tesla fue una de las pioneras, si no la primera, en ir mejorando las capacidades de sus coches gracias a las actualizaciones de software. Un método que sirve también para mejorar los sistemas de conducción autónoma y hacerlos cada vez más eficaces, más inteligentes y, en definitiva, más seguros. Y en este sentido, uno de los usuarios que ya está probando la fase Beta del sistema 'Full Self-Driving' ha enseñado en vídeo como se comporta el coche ante un peatón cruzando a lo lejos.

El sistema de conducción semiautónoma de Tesla es uno de los más avanzados del mercado actualmente, una posición relativamente privilegiada que no es óbice para que la firma estadounidense siga constantemente mejorándolo.

Tesla está puliendo los flecos del 'Full Self-Driving' en su fase Beta, que ya están probando algunos usuarios en condiciones reales del día a día (lo que permite a Tesla recabar datos muy importantes más allá de los suyos propios). El mes pasado, Tesla comenzó a lanzar su primera versión del software de 'Full Self-Driving Beta' a un grupo limitado de propietarios y durante las últimas semanas, el fabricante ha estado lanzando actualizaciones para corregir errores y/o añadir nuevas funcionalidades. 

Uno de esos propietarios es Chuck Cook, que ha publicado un vídeo en su canal de YouTube enseñando el funcionamiento actual del sistema y su respuesta en un cruce ante el paso de peatones, incluso estando estos a muy larga distancia. En el vídeo, el coche llega a una intersección un tanto extraña, con una señal de stop y un ceda el paso unos pocos metros más adelante. El coche se para al reconocer la señal de stop, y casi al mismo tiempo aparece en la distancia un peatón cruzando la calzada. Pese a estar a una distancia notable, el coche permanece parado en el stop hasta que el peatón ha casi cruzado al otro lado.

Una situación a priori compleja por las diferentes variables que se encuentran en la intersección y en la que el sistema de "conducción autónoma total" del Tesla Model 3 responde con sobrada eficacia. No obstante, cabe mencionar también que no había otros vehículos, lo que habría aumentando notablemente la complejidad para el sistema.

Está previsto que esta evolución del Autopilot permita la conducción totalmente autónoma por ciudad, siempre bajo supervisión del conductor, a partir del próximo diciembre. Además de Estados Unidos, Elon Musk ya ha anunciado que lanzarán la próxima actualización del sistema FSD también en Canadá y Noruega, uno de los mercados con mayor número de Teslas per cápita.

Conversaciones: