Híbridos y Eléctricos

REDUCCIÓN DE RUIDO Y PESO

Ford utilizará grafeno para aumentar el confort en sus coches

Ford empleará pequeñas cantidades de grafeno mezcladas con espuma, en algunos de los componentes y piezas de sus vehículos, para reducir su sonoridad interior, su durabilidad y su peso.

Ford empleará pequeñas catidades de grafeno en sus vehículos.
Ford empleará pequeñas catidades de grafeno en sus vehículos.

Ford, en colaboración con Eagle Industries y XG Sciences ha desarrollado una forma de emplear pequeñas cantidades de grafeno en algunas de las piezas y componentes para mejorar la sonoridad, la durabilidad y reducir el peso de los vehículos. Ford espera que el grafeno pase a sus líneas de producción a finales de este mismo año, formando parte de las piezas del Ford F-150 y del Mustang, para posteriormente extenderse a otros vehículos de su catálogo.

El grafeno es un material que no se encuentra como tal en la naturaleza, sino que es necesario un proceso previo para generarlo, por lo que económicamente no es viable para muchas aplicaciones. La dificultad de su producción está en obtenerlo de forma pura, para que cuente con las propiedades que lo caracterizan. El grafeno tiene el espesor de un átomo, es flexible, transparente, termoconductor, 200 veces más resistente que el acero y duro como el diamante.

Según Debbie Mielewski, jefa técnica senior de sostenibilidad y materiales emergentes de Ford, "el gran avance aquí no está en el material, sino en cómo lo estamos usando". Con tan solo una pequeña cantidad de este material, menos del 0,5% del total, empleado en cubiertas de conducciones de combustible, cubiertas de bombas y cubiertas delanteras de motor, se logran “mejoras significativas en la durabilidad, la resistencia al sonido y la reducción de peso, aplicaciones en las que otros fabricantes no se han centrado”, ha añadido.

Ford lleva desde 2014 trabajando con sus proveedores para poder utilizar este material entre los componentes de sus vehículos y logar reducir el ruido en el interior del habitáculo. Habitualmente, para logar esta reducción, es necesario añadir más material aislante, lo que aumenta el peso del vehículo. Usando estas pequeñas cantidades de grafeno se logra el efecto contrario, disminuyendo el peso del vehículo. "Una pequeña cantidad de grafeno tiene un efecto significativo en las cualidades de absorción de sonido", asegura John Bull, presidente de Eagle Industries.

Las primeras pruebas realizadas por Ford al mezclar grafeno con espuma logran una reducción del ruido del 17% en el interior y una mejora del 20% en las propiedades mecánicas, así como del 30% en las propiedades de resistencia al calor.

Ford y XG Science han demostrado las posibilidades que otorga el grafeno en muchas aplicaciones de la industria automotriz. “Esperamos ampliar nuestra colaboración a otros materiales y permitir nuevas mejoras de rendimiento", ha dicho Philip Rose, director ejecutivo de XG Sciences.

Conversaciones: