Híbridos y Eléctricos

HÍBRIDOS, HÍBRIDOS ENCHUFABLES Y ELÉCTRICOS PUROS

¡Motores eléctricos en las pinzas de los frenos! Así electrifica Motordisc cualquier vehículo

La empresa española Motordisc ha desarrollado un sistema de electrificación basado en un kit de discos y pinzas de freno que incluyen un motor eléctrico en cada rueda, capaz de crear coches híbridos, híbridos enchufables y cien por cien eléctricos.

Esquema de electrificación de Motordisc.
Esquema de electrificación de Motordisc.

Motordisc es una empresa española que ha creado un nuevo sistema para hibridar o electrificar completamente cualquier coche de gasolina o diésel permitiéndole acceder a las etiquetas “ECO” o “0” de la DGT. El resultado de la instalación de este kit es un híbrido convencional, enchufable (con 50 kilómetros de autonomía) o completamente eléctrico. El secreto está en la sustitución de los discos y las pinzas de freno por otras propietarias de Motordisc que integran un motor eléctrico capaz de ofrecer tracción al vehículo y regenerar energía para devolverla a una batería que también se añade al sistema. Además, Motordisc propone la creación de un nuevo vehículo de pequeño tamaño y peso, completamente eléctrico, dedicado al carsharing urbano.

El sistema que propone Motordisc es extremadamente sencillo desde el punto de vista de la tecnología y de la instalación en el vehículo. Bajo el nombre de Motordisc Electric Transmisión, el kit de hibridación eléctrica es diferente dependiendo de si se opta por un sistema de hibridación leve, completa o de un vehículo cien por cien eléctrico, aunque hay una serie de elementos que son comunes a todos. El proyecto ha sido desarrollado con la participación de la Universidad Francisco de Vitoria y la colaboración de MSI Motor & Sport Institute, un espacio destinados a la formación, al deporte y a la tecnología donde se ha desarrollado toda la parte técnica.

Discos, pinzas de freno y motor eléctrico de Motordisc

Discos, pinzas de freno y motor eléctrico de Motordisc.

Los discos de freno, con medidas y anclajes estándar, cuentan en su perímetro con una corona dentada. Las pinzas de freno integran un conjunto de motores eléctricos que al girar mueven un engranaje intermedio que es solidario con la corona dentada exterior de los discos. El sistema hidráulico de frenado se mantiene coexistiendo con este mecanismo.

El engranaje o engranajes intermedios pueden girar movidos por el motor eléctrico, transmitiendo movimiento a las ruedas y por lo tanto moviendo el vehículo. Pero también pueden recibir el giro de los discos y mover el motor eléctrico que, transformado en un generador, revierte la energía a la batería.

La batería, que no es necesaria en el caso de la hibridación leve, suministra energía a los motores eléctricos. Puede ser recargada conectándola a la red eléctrica mediante un cargador embarcado que se conecta a la red eléctrica o recibir la energía recuperada de la frenada.

En cualquier caso, precisa de una unidad que maneje la electrónica de potencia de todo el conjunto que manejar la dirección y los parámetros físicos de la corriente que llega a cada componente en función de las órdenes que recibe de conductor.

Los coches híbridos de Motordisc: hibridación leve

En la hibridación leve de Motordisc, el vehículo utilizará siempre la potencia interna del motor de explosión para la tracción del vehículo. En este caso, el kit no precisa de una batería adicional. Los motores eléctricos de las pinzas refuerzan el sistema de tracción tradicional, disminuyendo el consumo de combustible. Este primer sistema es el menos complejo y asequible y permite que el vehículo acceda a la etiqueta ECO con la que se eliminan las restricciones de acceso al centro de las ciudades.

Los coches híbridos enchufables de Motordisc: hibridación completa

En segundo lugar existe la posibilidad de realizar una hibridación completa que lo convierte en un híbrido enchufable con más de 50 kilómetros de autonomía eléctrica, que lleva al vehículo a obtener la etiqueta 0. En este caso el sistema es más costoso y conlleva una mayor complejidad de instalación ya que es necesaria la inclusión de una batería y de la electrónica de potencia. Mientras se circule por carretera o autopista será el motor de combustión el que se encargue de la tracción. Sin embargo, en la ciudad, se activa el modo eléctrico completo siendo los motores de las pinzas de freno los que se encargan de propulsarlo. La velocidad máxima que permite este modo es de 50 km/h.

El coche eléctrico compartido de Motordisc

Como último desarrollo del proyecto, Motordisc puede instalarse en un coche o una moto de pequeño tamaño y peso, movidos exclusivamente por los motores eléctricos situados en las pinzas de los frenos. Estos formarían parte de las flotas de vehículos compartidos que sirven a la movilidad de los ciudadanos como alternativa al vehículo privado. La velocidad máxima a la que se podrán mover estos vehículos es de 45 km/h con una autonomía suficiente para este propósito.

Por ahora, la patente ya ha sido reconocida por la oficina española (ES2597203), mientras que la europea, la china y la estadounidense se encuentra en proceso de valoración (patente internacional de referencia WO 2017/009512 A1).

El coche eléctrico compartido de Motordisc

El coche eléctrico compartido de Motordisc.

Conversaciones: