Híbridos y Eléctricos

HASTA 615 KILÓMETROS DE AUTONOMÍA

Nio presenta una baterías de 100 kWh sin módulos y compatible con sus anteriores coches eléctricos

La nueva batería de 100 kWh será capaz de ofrecer hasta 615 kilómetros de autonomía gracias a un aumento de la densidad de energía de un 37%, que se logra optimizando el espacio disponible para el material activo en un 19,8%.

Nueva batería de 100 kWh de capacidad de Nio prescinde de los módulos para permitir optimizar el espacio y aumentar el material activo
Nueva batería de 100 kWh de capacidad de Nio prescinde de los módulos para permitir optimizar el espacio y aumentar el material activo

Nio ha presentado un nuevo paquete de baterías que alcanza una capacidad de 100 kWh, que cuenta con una arquitectura que elimina los módulos en los que se agrupan habitualmente las celdas. La ampliación del espacio disponible para colocar el material activo ha permitido aumentar la densidad energética del conjunto. Además de esta novedad técnica, el fabricante chino permitirá a los propietarios de sus coches eléctricos actuales actualizar su batería por la nueva, algo que no suele ser muy habitual en la industria del automóvil.

La batería de cualquier coche eléctrico del mercado está formada por un número variable de celdas formadas por los electrodos (cátodo y ánodo), el separador que evita que se toquen, y el electrolito, en el que están sumergidos y por el que viajan los iones. Cuando está en proceso de descarga los iones se liberan del ánodo o electrodo negativo y viajan hasta el cátodo o electrodo positivo. Estas celdas, que son la base química de la batería, se reúnen en módulos y a su vez los módulos se conectan para formar el paquete de batería completo.

La eliminación de los módulos como parte de una arquitectura más racional, fue planteada por Tesla hace ya algún tiempo, y ahora está empezando a convertirse en una solución que muchos fabricantes están tomando en consideración. De hecho, el propio Elon Musk anunció que será una de las claves de la futura batería formada por celdas 4680 del fabricante californiano.

nio-power-cambio-baterias-02

Intercambio de baterías de Nio.

La mayor ventaja que ofrece esta nueva configuración es que aprovecha mejor el espacio y permite aumentar el material activo ya que el empaquetamiento de la batería se hace directamente, pasando desde las celdas que conforman el núcleo funcional más pequeño de una batería hasta el embalaje final.

El nuevo paquete de baterías de 100 kWh de capacidad ofrecerá una autonomía de 615 kilómetros, según anuncia el fabricante chino, aunque no dice en cuál de sus modelos eléctricos. Según indica en su comunicado su compromiso con el I+D lo demuestran sus 300 patentes, de las que se aprovecha una batería que cuenta con la tecnología cell to pack (CTP), con la que la densidad de energía se eleva un 37%.

La base para lograr este importante incremento en el rendimiento de la batería se basa en cuatro mejoras tecnológicas. Nio ha mejorado la gestión térmica, gracias a un diseño que evita que cuando se eleva la temperatura en una de las celdas se produzca una propagación del efecto a las celdas colindantes. Este sistema mejora el rendimiento de la batería y extiende su vida útil. La integración que se produce al eliminar los módulos permite una optimización del espacio del 19,8% y agiliza la fabricación en un 40%.

Actualmente, los coches eléctricos de Nio cuentan con dos baterías de diferente tamaño: 70 kWh y 84 kWh. En el caso del SUV eléctrico ES6, cada una de ellas ofrece 410 y 510 kilómetros de autonomía respectivamente, según la homologación del antiguo ciclo europeo NEDC, cuyos resultados suelen ser excesivamente optimistas.

Entregadas las primeras unidades del Nio ES6

Nio ES6.

Además de la novedad tecnológica que supone esta nueva arquitectura de batería, a ella se une una novedad comercial poco habitual en esta industria. Nio no solo ofrecerá el paquete en sus coches eléctricos nuevos, que pueden reservarse por adelantada a partir del 7 de noviembre. También los propietarios actuales de uno de sus coches eléctricos con baterías de 70 kWh podrán actualizarla e instalar la nueva.

Nio no ha hecho oficial por ahora cual es el coste que supone esta actualización, aunque sí ha anunciado que esta nueva batería estará disponible mediante un ‘servicio de suscripción flexible’ cuyo cuota es de 880 RMB mensuales (unos 110 euros) o 7.980 RMB anuales (unos 1.000 euros). Esta segunda opción es compatible con el sistema de intercambio de baterías que Nio ofrece en China para sus clientes.

Conversaciones: