Híbridos y Eléctricos

CON LA UNIVERSIDAD DE STUTTGART

Esta es la última idea de Porsche para mejorar la aerodinámica de sus coches eléctricos

Porsche está estudiando la manera de mejorar la aerodinámica de sus coches eléctricos, un parámetro que es clave a la hora de aumentar la autonomía, sobre todo cuando se trata de vehículos de altas prestaciones.

vibraciones porsche coches electricos mejorar aerodinamica-portada
Porsche estudia reducir la resistencia aerodinámica de sus coches eléctricos con una tecnología sorprendente e innovadora, basada en la vibración de la carrocería mediante altavoces.

La eficiencia de cualquier vehículo depende de su rendimiento aerodinámico. Y este es aún más importante en el caso de los coches eléctricos, en los que el consumo es un aspecto fundamental, en algunas ocasiones más importante que sus prestaciones. Por lo tanto, los fabricantes están ocupados en encontrar soluciones que permitan una simbiosis perfecta entre forma y función. Porsche es uno de ellos y ahora presenta una solución asombrosa a la que está dando forma en asociación con la Universidad de Stuttgart.

Porsche está desarrollando un completo plan de electrificación para toda su gama. En los próximos años llegarán variantes “cero emisiones” de sus vehículos actuales, entre los que se encuentra un nuevo Cayenne, el Macan, un 718 (tanto Boxster como Cayman), el Panamera eléctrico más lujoso y un SUV eléctrico posicionado como el escaparate tecnológico de la compañía. Adicionalmente, los otros planes serán confirmados más adelante, como el ansiado 911 eléctrico, del cual se desconocen gran parte de sus posibles especificaciones.

Para una marca que fabrica coches de gran calidad y de los que se esperan muy altas prestaciones, la eficiencia es un concepto que toma una importancia crucial. Si con los combustibles fósiles los grandes consumos se compensan con depósitos de gasolina más grandes, a la hora propulsarse con electricidad, una mayor batería va en contra de las prestaciones. Por eso Porsche se ve obligada a desplegar tecnologías que estén relacionadas con la eficiencia y los bajos consumos.

Es precisamente la colaboración con la Universidad alemana de Stuttgart la que ha llevado al fabricante al origen de un hallazgo que podría aumentar la eficiencia aerodinámica. Porsche está estudiando la posibilidad de hacer vibrar el automóvil para mejorar su huella aerodinámica. Según Andreas Wagner, director del programa de ingeniería automotriz de la universidad, los equipos planean modular la resistencia aerodinámica emitiendo pulsos de presión de aire.

vibraciones porsche coches electricos mejorar aerodinamica-interior1
Implementar esta solución para hacerla real y práctica en los coches eléctricos de la marca presentan una serie de desafíos porque la cantidad de altavoces debería multiplicarse alrededor de toda la carrocería de sus coches eléctricos.

Desde el punto de vista de la ingeniería la teoría no parece descabellada: “Es posible variar el valor del coeficiente aerodinámico (Cd) de un coche en determinados puntos de la carrocería introduciendo sistemáticamente vibraciones. Si introduce un pulso definido en el flujo alrededor del automóvil mediante altavoces, se puede influir en su comportamiento”, explica Wagner.

Sin embargo, implementar esta solución para hacerla real y práctica en los coches eléctricos de la marca presentan una serie de desafíos porque la cantidad de altavoces debería multiplicarse alrededor de toda la carrocería. Los ingenieros deberán encontrar la manera de no perturbar los flujos de aire para no generar una contaminación acústica audible desde el habitáculo.

Por ahora, el planteamiento de Porsche es una tecnología experimental que no vería la luz de una manera inminente en los coches de producción de la marca. Por ahora, lo que Porsche si ha implementado es un silbido electrónico que se escucha dentro de la cabina. Según aumenta o disminuye la velocidad, la nota cambia de tono o, en algunos casos, cambia de volumen.

Hacer vibrar los vehículos no es una idea exclusiva de Porsche. Hace unos meses fue Hyundai la que presentaba una patente que proponía que los coches eléctricos contasen con un sistema de vibración para que las sensaciones que transmiten a los ocupantes se parezcan a las de un motor de combustión.

Conversaciones: