Coches Eléctricos

Estas son las ayudas y subvenciones en la compra de un coche eléctrico en 2023

Estas son todas las ayudas y ventajas fiscales que puedes conseguir en España por la compra de un coche eléctrico.

Seas particular o profesional, en España puedes recibir ayudas para la compra de un vehículo eléctrico.
Seas particular o profesional, en España puedes recibir ayudas para la compra de un vehículo eléctrico.
24/11/2023 10:00
Actualizado a 24/11/2023 13:27

Plan Prever, 2000E, PIVE... España tiene un buen historial de planes de ayuda para la compra de vehículos. Las subvenciones a la compra de vehículos nuevos buscan retirar de la circulación los coches más antiguos y contaminantes, para renovar el parque con otros modelos más modernos y sostenibles.

En la actualidad, los coches eléctricos -y los híbridos- son los que menos impacto ambiental generan de forma directa por su uso. Por tanto, las ayudas gubernamentales se centran casi exclusivamente en este tipo de vehículos.

¿Estás pensando en comprar un coche eléctrico y no sabes si te puedes beneficiar de alguna ayuda? En este artículo vamos a detallarte todo lo que necesitas saber tanto de planes nacionales, como de otros más específicos que se aplican a determinadas Comunidades Autónomas.

Ayuda a la compra de coches eléctricos en España: Plan MOVES III

ayuda enchufables
Cualquier vehículo enchufable puede aprovecharse de las ayudas, siempre y cuando no supere un presupuesto máximo.

El Plan MOVES III se puso en funcionamiento a mediados del año 2021. Es un proyecto del IDAE financiado por la Unión Europea. Su objetivo es incentivar la compra de vehículos eléctricos, así como acelerar el despliegue de la infraestructura necesaria para que más personas puedan utilizar estos vehículos sin trabas.

El MOVES III tenía un presupuesto inicial de 400 millones de euros. Sin embargo, visto el éxito del proyecto, se amplió a 1.200 millones. El plan, según lo publicado en el BOE, finalizará el 31 de diciembre de 2023 o cuando se acaben los fondos. No obstante, aunque el proyecto tiene un planteamiento nacional, cada Comunidad Autónoma tiene su partida presupuestaria, tal y como veremos un poco más adelante.

¿Qué coches se benefician?

Los vehículos que pueden recibir estas subvenciones no se limitan únicamente a los 100% eléctricos. También son elegibles los híbridos enchufables y los de pila de combustible de hidrógeno (FCEV). Eso sí, deben tener una autonomía eléctrica de al menos 30 kilómetros.

Existe otra limitación importante para los particulares, que es el precio del vehículo. El tope está puesto en 45.000 euros sin IVA (54.450 euros con IVA).

Existe una excepción para los coches eléctricos de más de 8 plazas, en cuyo caso el precio límite asciende a 53.000 euros (64.130 euros con IVA).

¿De cuánto es la ayuda?

El monto de la ayuda dependerá del tipo de vehículo que compremos. Del mismo modo, la subvención será superior si entregamos un coche viejo al concesionario, que, obviamente, será dado de baja y desguazado. Te dejamos una tabla con los datos para que puedas visualizarlos de una forma más clara:

Tipo de vehículo Autonomía Con achatarramiento Sin achatarramiento
Híbrido enchufable (PHEV) 30 - 90 km 5.000 € 2.500 €
Híbrido enchufable (PHEV) Más de 90 km 7.000 € 4.500 €
Eléctrico puro (EV) Más de 90 km 7.000 € 4.500 €
Pila de combustible (FCEV / FCHV) Más de 90 km 7.000 € 4.500 €

A todo esto ha de sumarse una ayuda extra de 1.000 euros por parte del fabricante que se suma a la propia ayuda del Estado.

Ayudas del MOVES III para profesionales: Autónomos y Empresas

Empresas y autónomos también pueden beneficiarse de estas ayudas.

Ayudas para Autónomos

La ayuda en estos casos es idéntica a la otorgada a los particulares. Sin embargo, los conductores profesionales, como taxistas y VTC, tienen una ventaja adicional: pueden recibir un incentivo extra del 10% y, además, tienen la posibilidad de deducir el IVA correspondiente.

Ayudas para PYMEs

Tipo de vehículo Autonomía Con achatarramiento Sin achatarramiento
Híbrido enchufable (PHEV) Entre 30 y 90 km 2.300 € 1.700 €
Híbrido enchufable (PHEV) Más de 90 km 4.000 € 2.900 €
Eléctrico puro (EV) Entre 30 y 90 km 2.300 € 1.700 €
Eléctrico puro (EV) Más de 90 km 4.000 € 2.900 €
Furgonetas híbridas Más de 30 km 5.000 € 3.600 €
Furgonetas eléctricas (EV) Más de 30 km 5.000 € 3.600 €
Pila de combustible (FCV/FCHV) Cualquiera 4.000 € 2.900 €

Ayudas para grandes empresas

Tipo de vehículo Autonomía Con achatarramiento Sin achatarramiento
Híbrido enchufable (PHEV) Entre 30 y 90 km 2.200 € 1.600 €
Híbrido enchufable (PHEV) Más de 90 km 3.000 € 2.200 €
Eléctrico puro (EV) Entre 30 y 90 km 2.200 € 1.600 €
Eléctrico puro (EV) Más de 90 km 3.000 € 2.200 €
Furgonetas híbridas Más de 30 km 4.000 € 2.900 €
Furgonetas eléctricas (EV) Más de 30 km 4.000 € 2.900 €
Pila de combustible (FCV/FCHV) - 3.000 € 2.200 €

Ayudas para instalar puntos de carga

 Inglaterra obligará a instalar un punto de carga en todas las viviendas de nueva construcción
El otro objetivo del MOVES III es ampliar la red de cargadores en España

Como dijimos al principio, la otra cara del MOVES III es acelerar el despliegue de los propios cargadores para coches eléctricos. En función del solicitante y de la población del municipio, esta subvención se aplica de distinta forma:

Ayudas según solicitante y ubicación

Con el fin de evitar desigualdades entre las zonas más y menos pobladas -eso que llamamos la España vaciada-, el MOVES III aplica con distintas directrices en función del tipo de solicitante y la localización:

Solicitante Municipios <5.000 habitantes Resto de municipios
Particulares 80% del coste 70% del coste
Comunidades de vecinos 80% del coste 70% del coste
Autónomos 80% del coste 70% del coste
Administración pública 80% del coste 70% del coste

Ayudas para empresas que instalen puntos de carga públicos ≥50 kW:

Del mismo modo, las empresas más pequeñas se verán más subvencionadas que las grandes cuando traten de instalar puntos públicos de carga rápida:

Tipo de empresa Municipios <5.000 habitantes Resto de municipios
Pequeña 60% del coste 55% del coste
Mediana 50% del coste 45% del coste
Grande 40% del coste 35% del coste

Ayudas para empresas que instalen puntos de carga públicos o privados <50 kW:

En este otro caso, la ayuda se reparte de la siguiente forma:

  • Las empresas que pongan estos puntos en municipios con una población menor de 5.000 habitantes se beneficiarán de una subvención del 40%.
  • En el resto de municipios, la ayuda será del 30%.

Límites máximos de ayuda para la instalación de cargadores

También se establecen unos parámetros máximos para la instalación de cargadores, con estos topes:

  • Particulares: 5.000€.
  • Autónomos/PYMES: 200.000€.
  • Grandes empresas: 800.000€.

Ayudas a la compra de coches eléctricos en las Comunidades Autónomas

fiat 500e
Aunque todo se centra en el MOVES, hay pequeñas diferencias entre Comunidades Autónomas

Para evitar problemas y trabas con estas ayudas, la implementación de las subvenciones a los coches eléctricos se ha centrado a nivel estatal. El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico es el que ha establecido el marco de las ayudas. La ejecución es trabajo del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, es decir, el IDAE, una institución adscrita al propio Ministerio.

No obstante, sí que hay pequeñas ayudas y facilidades para las personas que compran coches eléctricos en determinadas Comunidades Autónomas. Las incluimos como una categoría aparte del Plan MOVES III general para facilitar su comprensión.

Presupuesto del MOVES III por Autonomías

No todas las CC. AA. españolas tienen la misma población. Por tanto, es coherente pensar que las ayudas no tienen el mismo presupuesto en todos los territorios.

El MOVES III establecía un presupuesto inicial para cada territorio. Desde 4,5 millones de euros en Cantabria, hasta 61 millones en Cataluña. Una vez agotado el presupuesto, cada Comunidad Autónoma puede solicitar una ampliación dentro del plazo establecido por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

El presupuesto inicial se ha agotado en prácticamente todos los territorios. No obstante, gracias a las ampliaciones, en casi todas es posible todavía aprovecharse del MOVES III. Si vas a comprar un coche nuevo y quieres beneficiarte de la subvención, asegúrate de que los fondos no se hayan agotado recientemente. Para ello, puedes consultar la prensa local o comentarlo directamente con los comerciales.

Deducción en el IRPF

Aquellos que adquieran un vehículo eléctrico podrán deducir de su declaración de la Renta el 15% del valor del vehículo, hasta una base máxima deducible de 20.000 euros. Es decir, la ayuda en este caso es de 3.000 euros como máximo.

Incluye el valor de adquisición del vehículo y descontará las cuantías que hayan sido subvencionadas a través de un programa de ayudas públicas, como el Plan MOVES III, con el que es compatible la deducción. Esta ayuda estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2024, con opción de prorrogarse un año más.

También existe una deducción del 15% del coste de la instalación de cargadores para vehículos eléctricos en un inmueble propiedad del usuario. En este caso, la cantidad máxima deducible es de 4.000 euros anuales y se formalizará cuando se finalice la instalación, que no podrá ser posterior al fin del plazo.

Otras ventajas fiscales

Ya fuera del MOVES, otra ventaja que tienen los vehículos sostenibles es que están exentos de pagar ciertos impuestos. En el caso del Impuesto de Matriculación, se calcula con base en las emisiones, por lo que los coches 100% eléctricos no tienen que pagarlo, a excepción de la Comunidad de Madrid (donde se abona un 0,75%) y Asturias, que grava un 2% a los coches eléctricos que valen más de 35.000 euros. Esto significa que vamos a ahorrar más de 700 euros en impuestos, que es la media que suele costar la matriculación en la mayoría de las Comunidades Autónomas españolas.

Por último, todos los propietarios de vehículos deben abonar un Impuesto de Circulación en el municipio en el que se está empadronado. Una vez más, tener un coche eléctrico supone una pequeña ayuda, pues podemos reducir hasta el 75% del monto en determinadas localidades por el simple hecho de disponer de un vehículo menos contaminante.