Híbridos y Eléctricos

SE ACABA UN PROYECTO CON MUCHAS SOMBRAS

Adiós a la electrolinera solar de La Granja, el ayuntamiento solicita su desmantelamiento

Dos años y medio después de su puesta en marcha, y tras varios meses de inactividad, la electrolinera solar  de La Granja será desmantelada a petición del actual consistorio municipal.

La elecrolienra de La Granja en su fase de construcción.
La elecrolienra de La Granja en su fase de construcción.

La electrolinera de La Granja, inaugurada en junio de 2017 como la primera de 200 instalaciones de recarga rápida en toda España, será desmantelada en las próximas semanas ante el requerimiento del ayuntamiento de la localidad segoviana. Tras unos meses de funcionamiento en los que la recarga se podía realizar de forma gratuita, la estación dejó de funcionar hace ya algún tiempo sin que se sepa realmente el motivo. Ahora su último destino es desaparecer, convirtiéndose en uno de esos proyectos tan ambicioso como oscuro desde su nacimiento y hasta su cierre definitivo.

La instalación situada en la localidad segoviana de La Granja se inauguró el 28 de junio de 2017 en un acto en el que estuvieron presentes el alcalde de la localidad en ese momento y el presidente de la Diputación de Segovia. Además, al ser propiedad de la empresa Estaciones Sostenibles, S.L. representada por el empresario Agustín Muñoz León, cuyos equipos de carga se fabricaban en Linares, también estuvo presente el alcalde de esta localidad andaluza.

Bajo una estructura de acero de 12 toneladas cubierta por placas fotovoltaicas se situaban el inversor y dos equipos de carga rápida en los que era posible recargar hasta ocho vehículos (aunque no de forma simultánea). Los puestos de carga estaban formados por dos puntos rápidos multiformato de 50 kW y corriente continua bajo los protocolos CCS y CHAdeMO y corriente alterna hasta 43 kW. La alimentación procedía en parte de la energía solar y en parte de la recibida de la red eléctrica con la garantía de que se trata de energía generada cien por cien por fuentes renovables.

Además, el plan de su diseñador planeaba convertir la instalación en un sistema modular, de forma es posible ampliarla en función de las necesidades de cada ubicación . Porque la intención de Electrolineras Sostenibles era precisamente poner en marcha 200 instalaciones en total marcando una serie de corredores, siendo el primero el norte-sur que permitiría viajar de Vizcaya a Cádiz haciendo uso de ellas. Siendo el fin de la empresa la venta de coches eléctricos multimarca , la intención de la empresa era que la red de recarga fuese gratuita para sus clientes. Su objetivo era vender 1.000 coches eléctricos durante su primer año de vida, creciendo de mil en mil en los años siguientes.

Electrolienra de La Granja

El proyecto llega a su fin

Su privilegiada situación en el aparcamiento situada frente a la Puerta de la Reina y del Parador Nacional de Turismo de La Granja, la convertían en una instalación muy visible a ojos de ciudadanos y turistas. Pero esta ubicación parece que ha sido la última gota para que el ayuntamiento de La Granja haya requerido a su propietario su desmantelamiento. Si bien es cierto que desde el punto de vista técnico la instalación puede ser considerada muy interesante, estéticamente parece chocar con su entorno.

Este, por ahora, es el último destino de un proyecto que desde su nacimiento ha presentado bastantes incertidumbres. En un comunicado, Izquierda Unida, que forma parte de la corporación municipal con un concejal, manifestó su desacuerdo con su situación por lo que obligaba a su propietario a desmantelarla y a pagar las tasas de ocupación de todo este tiempo. Según informa eldiasegovia.es, tanto el propietario como las empresas administradas por él aparecen en varios boletines oficiales, ya que no había sido posible contactar con él por otros medios. IU argumenta que el proyecto es “una apuesta personal del anterior alcalde, José Luis Vázquez” poco transparente a efectos económicos para de los ciudadanos de La Granja.

Pero además de estos problemas con la ubicación, lo cierto es que hace ya varios meses que la electrolinera dejó de funcionar, después y de que realmente nunca se conformase como una instalación que pudiera asegurar a los usuarios de un vehículo eléctrico su funcionamiento. En muchas ocasiones, quien ha confiado en que podría recargar en ella ha acabado abandonando el municipio en grúa por no haber podido recargar en ella.

Conversaciones: