Híbridos y Eléctricos

UN COEFICIENTE CX DE 0,29

El Opel Corsa-e eléctrico tendrá aerodinámica activa y será uno de los utilitarios más eficientes

La aerodinámica juega un papel decisivo en la eficiencia energética del nuevo Opel Corsa-e eléctrico, que equipa inteligentes soluciones para conseguir un coeficiente Cx de solamente 0,29, incluyendo inclusoaerodinámica activa.

El Opel Corsa-e presume de eficiencia con la mejor aerodinámica de su categoría
El Opel Corsa-e presume de eficiencia con la mejor aerodinámica de su categoría

La nueva generación del Opel Corsa está a la vuelta de la esquina, esperando su presentación oficial en vivo en el próximo Salón del Automóvil de Frankfurt. Con esta generación, la sexta ya, será la primera vez que el utilitario alemán tenga una versión eléctrica, el Opel Corsa-e del que os hemos hablado en detalle en este artículo, pero todavía había más detalles por conocer sobre el nuevo Corsa. Hablamos de la eficiencia aerodinámica, de la cual Opel presume con su nuevo Corsa eléctrico y asegura que estamos ante uno de los modelos más eficientes aerodinámicamente de su categoría.

Bajos completamente carenados y Cx de sólo 0,29

Desarrollada y optimizada en el túnel de viento de la Universidad de Stuttgart, la aerodinámica del Corsa eléctrico (que comparte con la versión de combustión) le convierte en uno de los coches más aerodinámicos de su categoría. Tiene un coeficiente aerodinámico de solo 0,29, que junto a una superficie frontal de solo 2,13 m2 resulta en un factor de penetración de 0,6177. Si bien hay modelos con un coeficiente menor, es una cifra muy buena para un coche con carrocería tipo hatchback.

Para conseguir el Cx de 0,29, los ingenieros de Opel han carenado completamente los bajos del coche con unos paneles de plástico, desde la parte debajo del motor hasta el eje trasero, que mejoran el flujo de aire por debajo del coche. El nuevo Corsa cuenta también con un spoiler en la zona posterior del techo que mejora el flujo de aire y reduce las turbulencias que causan la resistencia a dicho aire y, al mismo tiempo, ayuda a sustentar el eje trasero, mejorando la estabilidad en línea recta. 

2019 Opel Corsa

El Opel Corsa-e tiene un coeficiente aerodinámico Cx de 0,29

Aerodinámica activa con una parrilla inteligente

Además de lo anterior, el nuevo Corsa equipa también una persiana activa en la parrilla, que reduce la penetración aerodinámica y mejora la eficiencia en el consumo al cerrar automáticamente la abertura frontal cuando menos aire de refrigeración se necesita. Una tecnología que, hasta ahora, estaba reservada a coches de segmentos superiores. Cuando está cerrada, la persiana activa mejora la eficiencia aerodinámica al redireccionar el flujo de aire alrededor de la parte delantera del vehículo y hacia los lados, en lugar de a través del compartimiento del motor. Cuando se necesita refrigerar los componentes internos del coche, y en función de la velocidad, la persiana se abre para dejar pasar el aire frío.

Según Opel, la aerodinámica es una de las áreas donde más está aumentando la eficiencia de sus automóviles, y es que una baja penetración aerodinámica significa menos energía necesaria para mover el coche, lo que a su vez redunda en un consumo energético menor. De hecho, una reducción del diez por ciento en el coeficiente de penetración aerodinámica permite rebajar el consumo de combustible en hasta un cinco por ciento circulando a un crucero de 130 km/h.

El nuevo Opel Corsa tiene, curiosamente, el mismo Cx que el Corsa ECO3 del año 1995. Conocido como el "Corsa de los 3 litros", era un concept que presumía de una aerodinámica muy optimizada que le permitía un consumo medio de sólo 3,5 litros/100 km, y cuyo coeficiente aerodinámico era notablemente bajo para un utilitario de tres puertas. Ahora, veinticuatro años después, el Corsa tiene versión eléctrica y ha conseguido ese nivel de eficiencia aerodinámica en una modelo de producción.

Conversaciones: