Híbridos y Eléctricos

DEPORTIVO DE HIDRÓGENO

El Alpine Alpenglow es un radical deportivo conceptual que alimenta su motor con hidrógeno

El Alpenglow esboza los rasgos e ideas de los modelos Alpine del futuro, tanto de carretera como de competición. Un coche radical y muy aerodinámico que se alimenta de hidrógeno.

FORMAT 16-9
Alpine Alpenglow.

Alpine ha presentado un concept car que ha definido como "la madre de todos los futuros Alpine" por su diseño, tecnología e innovaciones, al tiempo que respeta la historia de la marca. Ahí es nada. El Alpine Alpenglow, además de tener un nombre que evoca a un espectacular fenómeno natural, anuncia una nueva era en la cual el motorsport y el desarrollo sostenible son perfectamente compatibles.

El Alpenglow está diseñado pensando en la competición, de ahí que utilice alerones traseros muy grandes para conseguir mayor agarre, además de unas formas, en general, pensadas para mejorar la aerodinámica. Mide más de 5 metros de longitud, con una anchura de más de 2 metros y una altura inferior a 1 metro, unas proporciones que resultan espectaculares a la vista. La mayor parte del coche está fabricada en fibra de carbono, y en algunas zonas se utiliza fibra de carbono reciclada.

Alpine Alpenglow
Alpine Alpenglow

Dice Alpine que su carrocería exterior está inspirada en los trajes aéreos utilizados en los deportes de montaña más extremos. Dos triángulos se entrecruzan, creando una forma afilada para lograr sensaciones excepcionales. Su silueta se ha diseñado en torno a dos depósitos de hidrógeno, que envuelven el habitáculo.

El Alpenglow es un monoplaza en el que el conductor va sentado en una posición central, como no podía ser de otra manera. A ambos lados del conductor van colocados los dos tanques de hidrógeno que sirven como alimentación para el motor. Por cierto, Alpine habla de motor y no de pila de combustible, así que el coche tiene (o tendría) un motor de combustión de hidrógeno.

Alpenglow concept
Alpine Alpenglow

Desde la vista cenital se puede diferenciar claramente el habitáculo en forma de lágrima, los dos triángulos superpuestos que mencionábamos antes, así como una luz roja que atraviesa toda la longitud del coche.

La luz juega un papel protagonista en este concept, que estrena una firma lumínica de lo más espectacular. La firma se lee desde la parte delantera hasta la parte trasera, donde una gradación luminosa de diferentes tonos de azul representa el uso de hidrógeno y las bajas emisiones de Alpenglow. En el frontal es más espectacular si cabe, con una lluvia de estrellas simbolizada por triángulos luminosos que surgen de los cuatro faros, recordando la firma Alpine. 

Volante del Alpine Alpenglow
Volante del Alpine Alpenglow

En el habitáculo se ha buscado la conexión con los coches de Fórmula 1 y LMP1 (Resistencia), dos categorías en las que está presente Alpine. El volante tiene levas de cambio transparentes y retroiluminadas, y la parte inferior del volante cuenta con dos selectores con varias funciones integradas que recuerdan a los volantes de los bólidos de competición. En el volante también hay un botón para aumentar la potencia de manera momentánea y conseguir un plus de velocidad para adelantar. 

¿Por qué Alpenglow? El Alpenglow es un fenómeno luminoso en el que una raya horizontal de luz teñida de rojo aparece en el horizonte antes del amanecer y después del atardecer, cuando el disco solar está justo debajo del horizonte. Un fenómeno que deja un auténtico espectáculo de luces y tonalidades.

Alpenglow concept (3)
Alpine Alpenglow

Aunque el Alpenglow es un concept car que sirve como escaparate tecnológico y de diseño, sienta algunas bases sobre el futuro de la marca. Y es que la próxima generación de coches de Alpine será totalmente eléctrica. La marca francesa lanzará en los próximos años tres modelos totalmente eléctricos: un compacto deportivo del segmento B, un crossover GT del segmento C y el sustituto eléctrico del A110. 

Conversaciones: