SUPRESIÓN DEL IVA Y MÁS AYUDAS

Anfac pide 150 millones en ayudas para el coche eléctrico y alternativo

José Vicente de los Mozos, presidente de Anfac, ha presentado los nuevos objetivos de la organización, que contemplan la puesta en marcha por parte

De los Mozos, presidente de Anfac, con Mariano Rajoy, presidente del Gobierno. (Foto: EFE)
De los Mozos, presidente de Anfac, con Mariano Rajoy, presidente del Gobierno. (Foto: EFE)

El presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), José Vicente de los Mozos, ha presentado los nuevos objetivos de la organización, que contemplan la puesta en marcha por parte del Gobierno de un plan estructural para el vehículo alternativo, con una dotación para ayudas de 150 millones de euros anuales.

En un encuentro con la prensa, De los Mozos ha señalado que esta medida ayudaría a que el vehículo alternativo alcanzara una cuota del 15% sobre el total del mercado, a lo que también contribuiría la supresión del IVA para este tipo de automóviles.

Desde Anfac apuestan, a su vez, por establecer una nueva fiscalidad que, junto con el nuevo IVA, permitiría evitar la caída del mercado de entre el 7% y el 10% que provocaría la entrada en vigor de la norma de homologación WLTP, en caso de que no se tomaran medidas correctoras.

Durante la presentación del plan, el máximo responsable de Anfac resaltó la importancia del sector del automóvil para el conjunto de la economía española, al representar un 10% del PIB. Además, aseguró que hay que tomar medidas para que siga manteniendo la competitividad en los próximos "cinco o diez años".

"Hay que hablar menos y trabajar más. La velocidad a la que nos movemos actualmente no es suficiente en comparación con la de otros países. Si no se mete mano en diferentes temas estratégicos se perderá competitividad", subrayó, al tiempo que abogó por "copiar" lo que están haciendo otros países y que está dando resultado.

Plan estratégico

El plan estratégico de Anfac para el sector del automóvil presentado este lunes se divide en cinco puntos clave como son la fiscalidad, la competitividad industrial, las inversiones productivas, la movilidad sostenible e inteligente y la Green City.

En materia de fiscalidad, la organización apuesta por implementar un nuevo marco fiscal para el automóvil "que no penalice a los coches que contaminan menos", eliminando el impuesto de matriculación y penalizando el uso y no la compra del vehículo.

Asimismo, apuesta por la implementación de un IVA reducido para el vehículo alternativo, lo que, junto con la nueva fiscalidad, permitiría evitar la caída que se producirá en caso de que no se tomen medidas ante la llegada del WLTP, que motivaría una pérdida de ventas de hasta el 10%.

Por otro lado, este programa recoge medidas para fomentar el empleo y la formación en el sector del automóvil, especialmente en lo relativo al contrato de relevo y al de duración limitada, así como en lo vinculado a la formación dual.

Anfac propone, a su vez, medidas para mejorar la logística que servirían para ahorrar hasta 100 millones de euros, entre las que destacan algunas como aumentar la capacidad de los camiones o la reducción de las tasas portuarias.

Otras medidas energéticas, como la subvención para compensar los costes de las renovables y la compensación para sectores en riesgo de fuga de carbono, posibilitarían una reducción de los costes energéticos de entre uno y tres millones de euros para el sector.

La asociación pide también ayudas a la inversión, con una dotación específica para el sector, con el fin de impulsar un entorno industrial favorable y atractivo para las inversiones por parte de las grandes multinacionales del sector.

150 millones en ayudas

Las medidas que propone Anfac en materia de movilidad sostenible contemplan una partida anual de 150 millones de euros para un plan estructural único para el vehículo alternativo, con dos años de duración. Este programa también se incluye la petición de la bonificación del 100% del impuesto de circulación para los vehículos eléctricos y también del IBI para el desarrollo de la infraestructura de recarga.

Asimismo, la organización reclama una mayor homogeneidad en los planes de calidad del aire de las diferentes ciudades o una regulación favorable para los vehículos eléctricos y conectados. Todas estas iniciativas posibilitarían que el vehículo alternativo pase a representar el 15% del mercado en 2025 y que se evite la discriminación a los vehículos de cero y de bajas emisiones.

El proyecto de la asociación de fabricantes también recoge un apartado dedicado a la Green City para potenciar las grandes ciudades como referencia en movilidad sostenible, logrando multiplicar por cuarto la penetración del mercado alternativo en las grandes ciudades y favorecer el despliegue de la infraestructura de carga para 2022.

Durante la presentación del plan, el vicepresidente ejecutivo de Anfac, Mario Armero, apuntó que han mantenido reuniones con partidos políticos, con agentes sociales, con la CEOE y con todos los actores involucrados para proponer diferentes medidas a la hora de mantener la competitividad del sector del automóvil.

"La batalla del CO2 se está librando en Europa. Esta semana una Comisión de Anfac visitará a parlamentarios europeos para hablar de fiscalidad y movilidad", aseguró el vicepresidente ejecutivo de la organización.

Conversaciones: