Híbridos y Eléctricos

TODOS ELECTRIFICADOS EN 2026

En cuatro años, todos los deportivos de Aston Martin serán híbridos o eléctricos

Aston Martin ha anunciado que electrificará toda su gama a partir de 2026, abandonando los coches con únicamente un motor de combustión. En sólo cuatro años, todos los deportivos de Aston Martin serán híbridos o eléctricos.

Aston Martin DBS_Superleggera_Volante-2020_03
A partir de 2026, los deportivos de Aston Martin serán híbridos o eléctricos

Cada vez son más los fabricantes de coches que han definido una hoja de ruta para su electrificación total, cada cual con una estrategia y horizonte diferentes. El último en hacerlo ha sido Aston Martin, cuyo presidente, Lawrence Stroll, ha anunciado que la marca planea vender únicamente deportivos híbridos o totalmente eléctricos en un plazo de cuatro años.

En declaraciones a Financial Times, Lawrence Stroll, presidente de Aston Martin, ha asegurado que para el año 2026 ofrecerán una gama enteramente electrificada. Es decir, solamente venderán coches híbridos o totalmente eléctricos. La firma británica eliminará progresivamente los modelos que dependen únicamente del motor de gasolina y adoptará sistemas electrificados parcial o totalmente.

Aston Martin lanzará su primer híbrido enchufable en un plazo de dos años, hacia 2024. Dos años después, en 2026, toda la gama estará compuesta por híbridos enchufables. Los primeros Aston Martin eléctricos llegarán en la segunda mitad de esta década, si bien Stroll no ha sido más concreto a la hora de anunciar una fecha exacta. El año pasado, Tobias Moers, dijo que el primer eléctrico de Aston Martin llegaría en el año 2026 como sustituto del actual Aston Martin DB11. Un auténtico GT de dos puertas con una autonomía eléctrica superior a 600 kilómetros, según Moers, al que seguirá un SUV eléctrico.

No obstante, los clientes seguirán teniendo la opción de un motor de combustión en sus coches híbridos. Lawrence Stroll ha dicho que el fabricante está «en un viaje» moviéndose «al ritmo que nuestros clientes», al tiempo que ha reconocido que no puede decir que el 100% de los clientes de Aston Martin quieran un vehículo eléctrico. «La gente sigue queriendo el olor y el ruido [de los coches con motor de combustión]. Vamos a llegar poco a poco al vehículo eléctrico completo, pero seguiremos ofreciendo ambos [eléctricos e híbridos]». Aunque habrá un componente bastante alto de electrificación, «si alguien quiere un motor de combustión interna en 2028, lo tendrá», según Stroll.

Como todos los demás fabricantes, y especialmente aquellos que venden superdeportivos de altas prestaciones (con gran apetito de gasolina), Aston Martin necesita descarbonizar su gama de productos de cara al futuro. Recordemos que, a partir de 2030, cualquier Aston Martin que no sea híbrido o eléctrico no se podrá comercializar en Reino Unido, su país de origen. No obstante, y a diferencia de otras marcas de lujo como Bentley o Rolls-Royce, Aston Martin no ha definido una fecha concreta para vender únicamente coches eléctricos.

Hasta entonces, la estrategia de la marca pasa por ampliar la oferta del Aston Martin DBX, el SUV de la compañía que recientemente ha añadido la versión DBX 707, y ejecutar los lanzamientos de los modelos de motor central trasero. «Para 2025 o 2026, aunque tengamos todos los modelos electrificados -con motor delantero, motor central y SUV-, seguiremos poniendo a la venta versiones híbridas mientras haya demanda de los clientes»

Aston Martin, que a diferencia de marcas como Bentley o Lamborghini (pertenecientes al Grupo Volkswagen) no es propiedad de un fabricante o grupo más grande, tiene por delante un reto de suma importancia. La firma británica ha creado un equipo de ingeniería especializado en vehículos eléctricos para desarrollar equipos internamente y reducir la dependencia tecnológica de terceros (como Rimac o Mercedes-Benz). No obstante, Aston Martin tiene un acuerdo firmado con Mercedes-AMG para asegurarse el suministro de propulsores eléctricos para modelos híbridos y eléctricos hasta el año 2027 (recordemos que actualmente Mercedes suministra los motores de combustión que utiliza Aston en sus coches).

Conversaciones: