Híbridos y Eléctricos

PLAN DE SOSTENIBILIDAD

El Audi TT será reemplazado por un deportivo completamente eléctrico

El Audi TT será reemplazado por un modelo completamente eléctrico que será la guinda del plan de sostenibilidad de la marca alemana y que afectará a toda la cadena de producción.

El Audi TT será reemplazado por un deportivo completamente eléctrico.
El Audi TT será reemplazado por un deportivo completamente eléctrico.

Audi dejará de fabricar su cupé deportivo de dos puertas, el Audi TT, que será reemplazado en unos años por un modelo totalmente eléctrico, como parte de su plan de electrificación y de alcanzar el liderato en el mercado de los coches eléctricos Premium. La sostenibilidad afectará a toda la cadena de producción del fabricante, no solo en sus propias fábricas sino también en toda la línea de suministros.

El Audi TT es un deportivo biplaza fue lanzado al mercado en 1998, que se diferenciaba de la competencia sobre todo por su diseño, frente al rendimiento y las sensaciones de conducción que transmiten los modelos más deportivos de BMW o el lujo y la comodidad de Mercedes. Las siguientes generaciones le aportaron más dinamismo y potencia y un diseño menos llamativo. Esta estrategia le permitió mantener, durante los ocho años siguientes, unas ventas acordes con su estatus.

A partir de la tercera generación, que llegó al mercado en 2014, su continuidad ha sido puesta en duda, al no ser un vehículo rentable en un mercado como el de los deportivos de dos puertas cada vez más reducido. La industria del automóvil está en un punto de cambio y no retorno hacia la electrificación. La estrategia de sostenibilidad de Audi le llevará a contar en 2025 con un catálogo que incluirá 30 vehículos electrificados, de los que 20 serán completamente eléctricos y el resto híbridos enchufables. Su objetivo es poner en el mercado un millón de vehículos electrificados que supondrán el 40% de sus ventas.

audi-etron-gt

Bram Schot, CEO de Audi, ya ha anunciado que esta estrategia basada en la sostenibilidad tendrá como consecuencia la eliminación de una serie de modelos que no tienen sentido en relación con la viabilidad económica, entre los que se incluye el Audi TT. En unos años, será reemplazado por un modelo que se moverá en el mismo rango de precios pero con propulsión totalmente eléctrica. La llegada en marzo de este año de las primeras unidades del Audi e-tron a manos de sus propietarios europeos ha marcado el inicio de esta nueva etapa.

Pero antes de que el TT abandone el escenario, Audi lanzará al menos una edición especial, denominada Quantum Grey como modelo piloto de una nueva iniciativa de ventas a través de de Internet el próximo mes.

Audi tiene tiempo ahora para decidir cómo será el sucesor eléctrico “espiritual” del TT, lo que podría desembocar en un diseño muy atractivo. Otros modelos que se enfrentan a una reevaluación completa son el R8, que se actualizó por última vez el año pasado, y el A8, cuya última generación es de 2017 y que probablemente se convierta en un modelo completamente eléctrico en 2025.

audi-pb18-concept

Créditos medioambientales

Desde el punto de vista económico, a pesar de que los vehículos eléctricos generan menos márgenes de beneficio y diluyen la rentabilidad, Alexander Seitz, Director Financiero de Audi, afirmó estar de acuerdo con la nueva estrategia. Cada vehículo eléctrico vendido generará beneficios en forma de créditos medioambientales. “Los créditos de CO2 son dinero en efectivo en el mundo de hoy”, afirmó en la reunión anual de accionistas. Aunque su rentabilidad no alcance la de los vehículos de combustión son necesarios para poder mantenerse en mercados como el de California o China, muy estrictos a la hora de obligar a los fabricantes a mantener una cuota de mercado de vehículos limpios en su gama.

Audi también reducirá, reutilizará y reciclará sus recursos de forma que sus plantas de fabricación en Alemania, Hungría y México operarán sin emisiones de CO2 en 2025, cinco años antes de lo previsto. Esto también significa que toda su cadena de valor será más sostenible lo que también afecta a los proveedores que también colaborarán a reducir la huella de carbono gracias al establecimiento de acuerdos clave con ellos.

Conversaciones: